eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El Gobierno central rechaza financiar el regadío en Tierra de Barros

La Junta responde que el proyecto se hará "sí o sí, con ayuda del Ministerio o sin él"

Monago dice que la Junta no hace sus tareas y siempre está reclamando a Madrid

Las organizaciones agrarias denuncian que la decisión del Ejecutivo es un nuevo "mazazo" para Extremadura

 

- PUBLICIDAD -
Sistema de regadío circular

El Ministerio de Agricultura ha rechazado declarar de interés general el proyecto de regadíos de Tierra de Barros y, por tanto asumir una tercera parte de su financiación. 

La consejera Begoña García-Bernal ha transmitido que el proyecto se hará "sí o sí, con ayuda del Ministerio o sin él". Según ha explicado, este miércoles recibieron una carta del Ministerio de Agricultura, en la que se les informa de la negativa a participar en este proyecto, que prevé la transformación en regadío de 15.000 hectáreas. 

Frente a esto la responsable regional de la Agricultura ha asegurado que la Junta seguirá "peleando" con el Gobierno central para llevarlo a cabo, tras comunicar éste su falta de apoyo. 

Declarado de interés para Extremadura

La Junta de Extremadura declaró de interés para la comunidad autónoma este proyecto con la aprobación en Consejo de Gobierno el 30 de enero del decreto para ampliar el perímetro de la zona regable de Tierra de Barros y el Plan General de Transformación en Regadío de 15.000 hectáreas de la zona.

En total, 197 millones de euros, con el proyecto, la licitación y dirección de las obras, las expropiaciones y la construcción de la infraestructura necesaria, que correría a partes iguales por la comunidad de regantes, al Ejecutivo extremeño y el Gobierno central.

A su juicio, la negativa de la Administración General del Estado se debe a que, como fue declarado de interés regional, "entienden que no tienen que entrar a nivel general y que es mucho dinero lo que tienen que poner los regantes", unos 65 millones de euros.

"Hay un compromiso de este Gobierno con 1.500 familias, con una comarca entera y con 15.000 hectáreas de regadío", ha aseverado la consejera, quien ha recordado que la comunidad de regantes, que se reunió con el Ministerio en octubre, está "totalmente de acuerdo" con el proyecto de la Junta.

Falta de apoyo

Begoña García ha reprochado al Ejecutivo central su falta de apoyo a la región y se ha preguntado "qué le han hecho los agricultores de Extremadura a Rajoy y a la ministra Tejerina", tras limitar el cava, la financiación de las nuevas plantaciones en la propuesta del Plan Estratégico de la Fruta y ahora al no estar de acuerdo con el regadío de Tierra de Barros. 

¿Qué dice Monago?

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha afirmado que es un proyecto regional y que, por lo tanto, "lo tiene que hacer la Junta". Ha pedido al Ejecutivo extremeño que "se deje de excusas" y ha señalado que "si todo lo que no hace es por culpa de Madrid, si lo hiciera, ¿para qué está el Gobierno regional?".

Ha afirmado que la Junta de Extremadura "no hace sus tareas y siempre está reclamando a Madrid". Ha subrayado que se trata de un proyecto regional, tal como se definió en la legislatura anterior, y que "lo que tiene que hacer la Junta es que si no tiene un duro, decirlo y ser honesta con los extremeños pero engañar más, porque el regadío lo tiene que hacer el Gobierno regional". 

Críticas de las organizaciones agrarias

Las organizaciones agrarias UPA-UCE, Apag-Extremadura-Asaja y COAG consideran un nuevo "mazazo" para la agricultura extremeña el rechazo del Gobierno central a declarar de interés general el proyecto de ampliación de regadíos en Tierra de Barros y, por tanto, a asumir una tercera parte de su financiación.

El secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas, ha dicho que si se confirma esta negativa, "sería un mazazo impresionante para toda la comarca de Tierra de Barros y para Extremadura", porque supondría "un varapalo muy importante que podría incluso imposibilitar el que continuara hacia adelante".

Apunta que desconoce el contenido de la respuesta que el Ministerio de Agricultura ha dado a la Junta, por lo que ha dicho que es necesario actuar con "prudencia" hasta ver qué "noticias tenemos", qué "planteamientos son los que se hacen y qué alternativas puede haber". No obstante, ha recalcado que la "primera reacción es de rechazo total y de sorpresa".

Por su parte el presidente de Apag-Extremadura-Asaja, Juan Metidieri, tras aclarar que su organización no tiene confirmado que el Ministerio se vaya a desmarcar de este proyecto, ha reconocido que de ser así, supondría "ponerse de espaldas a la hora de apostar por la agricultura extremeña".

Ha mostrado su apoyo a la ampliación de los regadíos en Tierra de Barros, un proyecto que ve necesario para la comarca y la región, por lo que cree que el Gobierno central "debe de estar a la altura y abordar este tipo de inversiones" en la comunidad autónoma con una "apuesta firme y decidida".

Para el coordinador de COAG Extremadura, Juan Moreno Campillejo, la negativa a apoyar la viabilidad de la ampliación de estos regadíos supone "un verdadero palo", "un agravio más del Ministerio y del Gobierno central contra la comunidad autónoma y contra sus agricultores".

Por parte de La Unión, Luis Cortés, ha recordado que ellos habían planteado dudas sobre la viabilidad de este proyecto porque cuestionan que el pantano de Alange, de donde se tomará el agua y que está fuera del sistema Guadiana, tenga la capacidad suficiente como para regar 15.000 hectáreas de cultivo permanente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha