La portada de mañana
Acceder
Almeida adjudicó un contrato a la empresa donde trabaja el hermano de su concejal
Cuatro editoriales cobran 170 millones en cuatro años a las universidades por publicar
OPINIÓN | 'El buen demonizador', por Antón Losada
Sobre este blog

El blog personal del director de elDiario.es, Ignacio Escolar. Está activo desde el año 2003.

Puedes contactar con Escolar de forma segura a través del correo electrónico, PGP. También es posible mandar información y documentos a elDiario.es desde nuestro buzón seguro y encriptado en Fíltrala.

Las mentiras del PP sobre los buenos datos de empleo de 2022

Alberto Núñez Feijóo, con la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, en una imagen de archivo

109

Cuca Gamarra, portavoz del PP en el Congreso: “Hoy hemos conocido las cifras del paro. Están muy contentos los miembros del Gobierno, pero no son buenos datos”.

Los datos: España ha cerrado 2022 con las cifras del paro más bajas de los últimos 15 años. Por primera vez en la historia se han superado los 20 millones de afiliados a la Seguridad Social. En un año, se han creado medio millón de puestos de trabajo.

Desde la moción de censura que echó a Mariano Rajoy de La Moncloa la evolución ha sido esta. A pesar de la pandemia, de los confinamientos y de la guerra de Ucrania. A pesar de los pronósticos catastrofistas.



Hay más empleo y es también mejor: más estable. Gracias a la reforma laboral, el mercado laboral español ha dejado el porcentaje de puestos de trabajo temporales en mínimos históricos: casi dos millones menos. Todo esto, mientras se generaban medio millón de nuevos empleos netos. 

Es el mayor cambio en el mercado laboral español en décadas.



Cuca Gamarra: “Las cifras de hoy lo que demuestran es una desaceleración. Ya no se crea empleo como se hacía antes”.

Es curioso que el PP ahora hable de “desaceleración” cuando jamás reconoció la “aceleración”. Está por llegar un mes en el que la valoración de los datos de empleo que da el PP desde la oposición le otorgue al Gobierno un mínimo aprobado, a pesar de los récords de empleo de esta legislatura.

Es cierto que la tasa interanual en el último mes, diciembre, ha sido más baja que otros: un 2,4%, cuando antes fue del 5%. Pero en parte esto puede ser consecuencia de otra de las novedades de la reciente reforma laboral: que hay menos trabajadores temporales y por tanto el empleo oscila menos, tanto los meses en los que antes subía como en los que bajaba. Nunca antes el porcentaje de temporalidad del mercado laboral español había bajado hasta el 15%.

Juan Bravo, vicesecretario de Economía del PP: “La reforma laboral ha convertido trabajo temporal en fijo discontinuo. Le hemos cambiado el nombre, pero la situación de esas personas no ha cambiado”. 

Falso. De los 2,2 millones nuevos puestos de trabajo fijos, la inmensa mayoría (1,2 millones) son indefinidos a tiempo completo. Hay también 600.000 nuevos indefinidos a tiempo parcial y solo 451.000 del total son fijos discontinuos. 

 



Además, los trabajadores que han pasado de encadenar contratos temporales a ser fijos discontinuos no solo han cambiado de nombre: también han ganado derechos. Generan antigüedad, y por tanto pueden cobrar una indemnización mayor si les despiden. Tienen la seguridad de que su puesto sigue ahí, para cuando vuelva la temporada, y mientras tanto pueden cobrar una prestación por desempleo. Sin duda alguna, su situación ha mejorado.

Cuca Gamarra: “Regeneración es transparencia en los datos: que los datos sean ciertos. Y aquí es donde entra en acción Pedro Sánchez: ese político trilero que cambia las reglas del juego para ver si así no nos damos cuenta de cuál es la realidad”.

Falso. Las reglas no han cambiado: la estadística del paro sigue hoy exactamente el mismo método que se viene aplicando desde hace casi cuatro décadas: desde 1985. Tampoco son novedad los contratos fijos discontinuos: ya existían desde 1995 y entonces se medían igual, aunque es cierto que su número se ha duplicado con la reforma laboral. Pero el Gobierno no ha modificado la forma de contar cuántas personas están trabajando, cuántas buscando empleo y cuántas dadas de alta en la Seguridad Social. Es la misma de siempre. La misma que estaba en vigor cuando Aznar o Rajoy eran presidentes. La misma que, por otra parte, aplican todos los países de la Unión Europea. 

Cuca Gamarra: “No hay nada peor que convertir por imperativo legal un contrato temporal en un fijo discontinuo para que las estadísticas desaparezcan”.

Falso. La reforma laboral se pactó con la patronal, con los principales sindicatos y con varios partidos más en el Parlamento, después de una larga negociación. Si para el PP este cambio fue “por imperativo legal”, ¿cómo calificar la reforma laboral que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012 con la oposición de los agentes sociales y sin apenas respaldo de otros partidos -solo CiU- en el Parlamento?

Cuca Gamarra: “Hay una vicepresidenta a la que siempre le escucháis decir: ‘Os voy a dar un dato’. Pero no le van a escuchar que os dé el dato de fijos discontinuos, porque lo ocultan”. 

Falso. La estadística de cuántos fijos discontinuos hay en España es pública. El mes de diciembre, por ejemplo, había un total de 833.648 personas con esta modalidad laboral.

La duda que sí preocupa a algunos economistas, una crítica legítima que el PP después utiliza con demagogia, es que no hay datos desagregados de cuántas de esas personas están cada día trabajando y cuántas se encuentran ‘discontinuadas’: cobrando prestación por desempleo, pero en su casa.

En aras de una mayor transparencia, estaría bien saber el dato de la situación concreta de los fijos discontinuos en cada momento, que seguro ayudará a una mejor evaluación del mercado laboral en España. Pero es falso que este tipo de contrato –que ya existía desde hace casi tres décadas y siempre se contabilizó así– esté sirviendo para maquillar los datos. Porque el dato más claro de la evolución del empleo en España es el de las personas que están cotizando cada día en la Seguridad Social (el primer gráfico de este artículo). Y ahí no hay confusión posible: en los periodos ‘discontinuos’ estas personas no figuran como afiliados. 

Cuca Gamarra:  “No sé cómo hubieran sido estos datos si no llega a ser porque las comunidades autónomas donde gobierna el Partido Popular se crea más empleo que en el resto. Y esto es la demostración de que las cosas se pueden hacer de otra manera”.

Falso. Las comunidades autónomas donde más empleo se ha creado este año han sido Canarias y Baleares, y en ambas gobierna la izquierda.

Y si se miran los datos por provincias, la correlación con el empleo es otra que no tiene nada que ver con quién gobierna en ellas: aquellas con más peso del turismo son las que más crecen. 



Pero la principal trampa de este argumento es otra. ¿No había quedado el PP en que los buenos datos de empleo son “un truco de trilero” y que están “maquillados”? De ser cierta esa premisa ¿de qué alardean? 

Cuca Gamarra: “Hay 52.000 empresas menos en nuestro país de las que había en febrero del año 2020. Por tanto algo está pasando, y algo está fallando. Pero nos lo ocultan, con este maquillaje de las cifras”

Falso. El número de empresas en España está hoy a un nivel similar al que había antes de la pandemia. Un dato que es por sí mismo irrelevante para medir el empleo, porque hay empresas que contratan a miles de personas y otras que no dan trabajo a nadie. 



La rebuscada cifra a la que se agarra Cuca Gamarra –y que no es la de número empresas– es la del código de cuentas de empresas inscritas en la Seguridad Social. Un dato que aporta menos información aún, porque una misma empresa puede tener varios códigos (uno por cada provincia o centro de trabajo). Sacar a relucir esta estadística como prueba del nueve de un supuesto maquillaje en las cifras solo sirve para demostrar la poca solvencia de estas acusaciones. 

Cuca Gamarra: “Y ni con el negacionismo, tapando las cifras, ni con la propaganda van a poder tapar y ocultar la realidad de la calle que todos conocemos”.

La “realidad de la calle” –como la llama Gamarra– solo demuestra una de las mayores paradojas del último año. El empleo ha logrado unas cifras espectaculares. La recaudación fiscal está también en récord histórico. Y la inflación en España, siendo mala, es hoy de las más bajas de toda Europa, por medidas como ese tope al precio del gas que Feijóo calificaba de “timo ibérico”. La economía española ha tenido, comparativamente, un buen 2022 y será también el país de Europa que más crezca en 2023

A pesar de todos estos datos, objetivamente positivos, hay muchos que creen que España está inmersa en una crisis económica terrible. Por “la propaganda”, como dice Cuca Gamarra. Pero en sentido inverso al que señala la portavoz del PP.

La derecha y buena parte de los centros de estudios se han afanado durante meses en pronosticar para 2022 un apocalipsis económico que finalmente no ha llegado. Ha sido un error de cálculo estrepitoso. Pero que sí ha logrado –con la ayuda de muchos medios– uno de sus objetivos: sembrar en la opinión pública una percepción de catástrofe inminente.  

A pesar de todos los agoreros, España ha crecido más del 5% en 2022. Sin estos malos presagios, sin su efecto perverso en las decisiones de consumo e inversión, ¿cuánto habríamos crecido? ¿Cuánto empleo extra se habría generado?

–––––––––––––––––––––

Antes de que dejes de leer, una última cuestión

elDiario.es se financia con las cuotas de 60.000 socios y socias que nos apoyan. Gracias a ellos, podemos escribir artículos como éste y que todos los lectores –también quienes no pueden pagar– accedan a nuestra información. Pero te pedimos que pienses por un momento en nuestra situación. A diferencia de otros medios, nosotros no cerramos nuestro periodismo. Y eso hace que nos cueste mucho más que a otros medios convencer a los lectores de la necesidad de pagar.

Que pagar por elDiario.es sea opcional también nos provoca otro problema: que algunos de nuestros socios se enfaden porque no les gusta algo de lo que hacemos, y nos castiguen dándose de baja (pero sigan informándose con elDiario.es). Y es probable que elDiario.es no te guste al 100%. Nadie es perfecto, tampoco nosotros. Pero, honestamente, creemos que pesan más nuestros aciertos que nuestros errores. Y que la prueba de ello está en que la inmensa mayoría de nuestros exsocios, después de darse de baja, sigan informándose por nosotros.

Si te informas por elDiario.es y crees que nuestro periodismo es importante, y que merece la pena que exista y llegue al mayor número posible de personas, apóyanos. Porque nuestro trabajo es necesario, y porque elDiario.es lo necesita. Hazte socio, hazte socia, de elDiario.es

Sobre este blog

El blog personal del director de elDiario.es, Ignacio Escolar. Está activo desde el año 2003.

Puedes contactar con Escolar de forma segura a través del correo electrónico, PGP. También es posible mandar información y documentos a elDiario.es desde nuestro buzón seguro y encriptado en Fíltrala.

Descubre nuestras apps

stats