La portada de mañana
Acceder
La UE entra en crisis ante los retrasos y la incertidumbre sobre la vacunación
Sánchez prescinde de Illa en plena tercera ola y se volcará en la campaña catalana
Opinión - Las personas importantes, primero, por Rosa María Artal

Sobre este blog

Espacio para la reflexión y el análisis a cargo de parlamentarios europeos españoles.

Del Grexit al Brexit

Las condiciones que esgrime el Reino Unido para continuar dentro de la Unión Europea pueden resumirse con un simple "menos Europa".

Durante las negociaciones con Grecia se repitió continuamente que era Europa lo que estaba en juego, no solo Grecia. Si la respuesta de Europa a un estado miembro con problemas es el castigo o la salida, ¿qué tipo de compromiso con Europa puede esperarse de cualquiera de los países miembro? Hoy podemos decir de nuevo: "No es el Brexit, es Europa estúpido!"

¿Cuánta menos Europa es aceptable para conservar al Reino Unido, cuando lo que es necesario es más y mejor Europa?

La historia nos juzgará; por el momento, no está claro si en este periodo veremos el principio o el fin de la UE, o de hecho, un punto de inflexión.

Pero esa historia todavía se está escribiendo y nosotros aún podemos influenciar en lo que contará. Déjenme sugerir el que podría ser un párrafo de un libro sobre la historia reciente de Europa en un futuro próximo.

"... mientras la idea de que una divisa común podía funcionar como motor de la integración, la inexistencia de una política fiscal y económica común dividió Europa entre deudores y acreedores. Los acreedores impusieron sus normas a los deudores, como si cualquier deuda pudiera existir sin un crédito paralelo, y llevaron a toda la economía de la Unión a la recesión.

Con la pobreza y el desempleo arruinando la UE, cualquier nuevo inmigrante era observado con sospecha, fuera refugiado de un conflicto o no. Los migrantes, llegados en un número inferior al 1% de la población de la Unión, llamando a las puertas de Europa propiciaron la reaparición de las fronteras interiores, mientras la UE desaparecía".

Con la pobreza y el desempleo arruinando la UE, cualquier nuevo inmigrante era observado con sospecha, fuera refugiado de un conflicto o no. Los migrantes, llegados en un número inferior al 1% de la población de la Unión, llamando a las puertas de Europa propiciaron la reaparición de las fronteras interiores, mientras la UE desaparecía”.

Si damos respuesta a la propuesta de Brexit, tal como la UE está haciendo, ¿quiénes serán los próximos titulares de la “tarjeta roja”: Suecia, Finlandia, los Países Bajos, Polonia, Dinamarca...?

La UE debe demostrar su habilidad para solucionar las causas fundamentales de sus problemas, y para empezar a construir una Europa unida y democrática, o simplemente asistir a su desaparición.

Sobre este blog

Espacio para la reflexión y el análisis a cargo de parlamentarios europeos españoles.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
17 de febrero de 2016 - 18:50 h

Descubre nuestras apps

stats