El Parlamento vasco destituye a su jefe de Seguridad y comunica a la Fiscalía un posible uso indebido de fondos

Una furgoneta de la Ertzaintza, junto al Parlamento Vasco

La presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, acordó este martes, previa deliberación de la Mesa de la Cámara, la destitución del responsable de seguridad de la institución. Fuentes parlamentarias explican que el motivo de la pérdida de la confianza en el agente, que ocupaba desde hace más de una década este cargo de libre designación, se debe a una investigación interna que ha hallado indicios de un posible uso indebido de las tarjetas de crédito adscritas a su oficina y vinculadas al parque móvil del Parlamento.

Estas mismas fuentes indican que el Parlamento, al tratarse de fondos públicos, ha decidido remitir por precaución el expediente a la Fiscalía para que solicite las responsabilidades oportunas en caso de que acredite los hechos tras la práctica de mayores indagaciones. En principio, se trataría de irregularidades menores en el abono de repostajes y las cantidades no serían excesivamente abultadas. No hay en todo caso ningún dato oficial porque la Presidencia no ha hecho pública esta decisión a pesar de las demandas de varios miembros de la Mesa. Los ertzainas a su cargo, que se encargan de la vigilancia y custodia del edificio parlamentario, tampoco han recibido instrucciones ante los cambios en su unidad.

El destituido responsable de Seguridad de la Cámara, consultado por este periódico, niega el uso irregular tanto de los vehículos como de las tarjetas asociadas a su oficina y puntualiza que su salida ha sido exclusivamente por “pérdida de confianza” de la presidenta. Explica también que, por la especial naturaleza de sus funciones, su puesto exige una dedicación plena durante 365 días del año lo que implica determinadas necesidades de movilidad en momentos puntuales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats