La portada de mañana
Acceder
El Estado presupuesta más en Andalucía y Catalunya pero ejecuta más en Madrid
Los iconos de la pandemia pasan a la segunda fila
Opinión – Emociones, por Rosa María Artal

"Sin solidaridad no es posible la libertad ni la igualdad"

La catedrática de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Barcelona, Victoria Camps.

Para Victoria Camps, sostener la equidad y mejorarla debería resultar irrenunciable para un Estado de Derecho. Sin embargo, la crisis económica ha acrecentado las desigualdades, haciendo que los "ricos sean cada vez más ricos y que, paulatinamente, vaya desapareciendo la clase media. El modelo es frágil y no podrá sostenerse si no existe voluntad de preservarlo por encima de todo". La catedrática de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Barcelona ha advertido durante una conferencia en Vitoria que la crisis económica también ha puesto al descubierto una crisis de valores, destapando las carencias de un espíritu cívico. Camps ha intervenido en los actos del 25 aniversario de la creación de la Institución del Ararteko, una organización cuya función es velar porque se cumplen los derechos de los ciudadanos.

Camps ha recordado que junto a los derechos, también existen deberes. "Si los ciudadanos no asumen que tienen una serie de deberes que cumplir es muy difícil garantizar la libertad". "Vivimos en una sociedad posmodernista del deber que repudia la retórica del deber. La ética está bien, piensa la sociedad, pero que no me cueste esfuerzo". La potenciación de la libertad individual, ha deparado según Camps, "un déficit en una serie de valores cívicos y del compromiso de las personas en torno al bien común".

Desde que comenzó la crisis han fallado "valores como la prudencia, la justicia y la templanza, entendida como el autodominio de una mismo. Algunos se preguntan: ¿Para que hablar de valores cívicos si ya existen las leyes? Pero es que la ley no puede regularlo todo".

Movimientos sociales

La irrupción de los movimientos sociales ha supuesto una correción en ese déficit de valores ciudadanos, según Camps. "Los poderes públicos han demostrado su incapacidad para combatir la crisis defendiendo al ciudadano. Esos movimientos van a obligar a los grandes partidos a reformarse. Ya que esas reformas nunca vienen desde dentro, tendrán que hacerlas obligados desde fuera".

La libertad, igualdad y la fraternidad o solidaridad son algunos de los valores a preservar en estos momentos de convulsión. "Sin solidaridad no hay libertad ni igualdad". En esta lista de valores a cultivar, Victoria Camps también añade el respeto mutuo y la razonabilidad (entendida como la capacidad de ponerse en el lugar del otro y aceptar sus puntos de vista).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats