La portada de mañana
Acceder
El PP refuerza su bloqueo de las instituciones tras la decisión del Constitucional
Mapa - Los hospitalizados se multiplican hasta por nueve en la mitad de las provincias
Opinión - Pedro en Wonderland, por Rosa María Artal

PNV y PSE-EE hacen valer su mayoría absoluta en el primer mes de actividad en el Parlamento Vasco y la oposición denuncia ya un "rodillo"

Ander Rodríguez (EH Bildu), en el Parlamento Vasco este jueves

La actividad del Parlamento Vasco va adquiriendo velocidad después del largo parón motivado por la pandemia y los trámites posteriores a las elecciones del 12 de julio. Y en solamente tres plenos ordinarios ya ha quedado claro que el escenario político es totalmente diferente al de la pasada legislatura. PNV y PSE-EE tienen mayoría absoluta y la han empezado a ejercer. Las iniciativas de la oposición se encuentran con un muro y ya han empezado a escucharse las denuncias de "rodillo". El lehendakari, por el contrario, ha insistido en que la mano está tendida. "Voluntad de escuchar", remarcó Iñigo Urkullu en la Cámara, un mensaje que han repetido también la vicelehendakari y titular de Empleo, la socialista Idoia Mendia, y los responsables de Salud y de Educación, Gotzone Sagardui y Jokin Bildarratz.

Casado completa la 'operación Iturgaiz': cómo tomar el control total del PP vasco sin reunirse con la presidenta saliente

Casado completa la 'operación Iturgaiz': cómo tomar el control total del PP vasco sin reunirse con la presidenta saliente

En cifras, en estas tres sesiones, PNV y PSE-EE han rechazado ocho propuestas del resto de formaciones y han aprobado sus propios textos alternativos. Solamente en dos casos han sumado el apoyo de la bancada de PP+Cs. El patrón más habitual es que EH Bildu o Elkarrekin Podemos registren una iniciativa, que lleguen a un acuerdo entre ellos, que ese texto sea rechazado y que PNV y PSE-EE saquen adelante resoluciones más genéricas que ponen en valor el trabajo del Gobierno. Ha ocurrido con varias iniciativas para adoptar medidas adicionales en el control de la pandemia o también cuando se intentó crear una ponencia para analizar el modelo de residuos a la luz de lo ocurrido en Zaldibar.

Este jueves, en un debate sobre la situación de las residencias, esta creciente tensión entre Gobierno y oposición se hizo patente. "Había preparado este debate con la mayor de las diligencias, con el mayor de los celos. He dedicado muchas horas a preparar este debate, lo he preparado a conciencia. Había preparado un sinfín de datos que, por ejemplo, demostraban que esas palabras grandilocuentes no tenían su reflejo presupuestario y, por lo tanto, su reflejo en la realidad. [...] Llevo 15 años luchando en el ámbito de los servicios sociales [...]. Sólo siento frustración y desesperanza. Es lo único que siento: frustración y desesperanza. No quiero participar en esto. No quiero participar. No quiero convertir este debate en un puré de reproches con sordina. No cuenten conmigo, no voy a participar", protestó Ander Rodríguez (EH Bildu) cuando vio que el resultado de ese punto en el orden del día iba a seguir el esquema habitual. Rodríguez llegó a romper los papeles que le acompañaban en el estrado y se volvió al escaño.

Así valoró este episodio en Radio Euskadi Andoni Ortuzar, presidente del PNV: "Vamos a ver. Yo creo que en democracia la imposición no cabe. La mayoría no tiene legitimidad 'per se' para imponer nada. Pero, si la mayoría no la tiene, menos legitimidad tiene la minoría.Lo que nos está sucediendo en Euskadi es que la minoría -y además refrendada hace dos meses en las urnas- quiere imponerse a la mayoría. O haces lo que ellos dicen... Pero no un poquito. O haces el 100% de lo que ellos dicen o te acusan de pasar el rodillo [...]. Ayer vimos un pequeño espectáculo -creo que no muy constructivo- de un parlamentario que va y rompe allí los papeles. ¿Por qué? Porque no se salió con la suya. Dice que estaba frustrado. ¿Y los demás no estamos frustrados de soportar ese tipo de comportamientos? ¿Alguien en democracia entiende que es normal salir a tribuna y romper los papeles? A mí me da la sensación de que algunos no han aprendido la lección. Parece como si se hubiera cambiado la 'kale borroka' por la 'erakunde borroka'. Hemos cambiado los métodos pero no el fondo". Rodríguez llegó a EH Bildu no desde la izquierda abertzale sino desde Alternatiba, una escisión de IU.

Ortuzar no se quedó ahí y dijo que en Elkarrekin Podemos-IU están "empanados". Mientras, el PP ha vivido su enésima crisis interna esta semana. Por el contrario, las fuentes consultadas indican que PNV y PSE-EE viven una suerte de "luna de miel" tras haber reeditado su acuerdo político este verano. Ambos socios ya han ido de la mano en la presentación del plan de reactivación económica y en la elección de un nuevo director general para EiTB, Andoni Aldekoa. Esta semana el nuevo Gobierno empezará ya a presentar en el Parlamento las líneas maestras de su programa. Abrirá la ronda de todos los consejeros Mendia.

Etiquetas
Publicado el
11 de octubre de 2020 - 20:53 h

Descubre nuestras apps

stats