Los promotores de la 'ciudad del futuro' de la Siberia extremeña esperan comenzar las obras a principios de 2022

Vista general de Elysium City, la nueva ciudad que una promotora quiere construir en la comarca extremeña de la Siberia

Los números y la ubicación elegida para levantar un gigantesco proyecto residencial y de ocio y entretenimiento en el término municipal de Castilblanco (Badajoz, 972 habitantes), en la comarca de la Siberia y plena Reserva de la Biosfera, generan desconfianza en la sociedad extremeña, pero sus promotores se esfuerzan por hacerlo creíble a pesar de que necesitarán 18.000 millones de euros para que se haga realidad. Este jueves han entregado en la Junta de Extremadura la documentación necesaria que exige la Ley regional de Grandes Instalaciones de Ocio (LEGIO), a la que se acoge este proyecto, tras la prórroga que pidieron a comienzos de verano dada la complejidad del proyecto y las mejoras que han introducido respecto a la propuesta que ya presentaron.

El director técnico, Pedro Choza, acompañado por el secretario del consejo de administración de Castilblanco Elysium Corporation, han presentado el plan de ordenación de Elysium City, o 'ciudad del futuro', como la han denominado, ya que ocupará una superficie de 1.200 hectáreas y contará con una zona residencial de 267.000 metros cuadrados, 29.000 plazas hoteleras, parques temáticos, zona náutica en el embalse de García Sola, un auditorio exterior con capacidad para 80.000 personas, tiendas, centros de enseñanza e incluso un hospital.

En definitiva, la propuesta es crear una ciudad desde cero, "la primera en Europa con estas características", aseguran los promotores, que se muestran convencidos de poder "meter las máquinas para iniciar las obras" a principios del año que viene. Antes, la Junta de Extremadura debe dar el visto bueno al plan que acaban de presentar y tiene que someterse a información pública durante 45 días.

Todo hace indicar que el proyecto no encontrará obstáculos burocráticos y las exigencias medioambientales, al encontrarse en una Reserva de la Biosfera y ocupar buena parte de una Zona de Especial Protección de Aves, están atendidas y han sido subrayadas por los representantes de la empresa. Choza ha explicado, por ejemplo, que han reducido la edificabilidad y no habrá edificios con más de seis plantas, en el interior de Elysium solo podrán circular vehículos eléctricos, la ciudad tendrá su propio plan de gestión de residuos y reciclaje y contará con tres plantas solares fotovoltaicas de 50 megavatios cada una.

La empresa insiste en que el complejo se va a hacer realidad e incluso no observa ningún inconveniente en el aislamiento que sufre esta comarca extremeña que limita con Castilla-La Mancha, ni siquiera ahora cuando el Gobierno ha dejado aparcada la conversión en autovía de la N-430, que atraviesa la Siberia. "Las soluciones que plantea el Ministerio son compatibles con nuestra propuesta", ha asegurado Choza.

Hasta las previsiones de empleo tienen números que en Extremadura son estratosféricos, más en una comarca que no tendrá mano de obra suficiente, se mantienen: 32.000 puestos de trabajo durante la construcción y 26.000 directos durante la explotación.

No obstante, la empresa guarda silencio en cuanto a los inversores y los operadores que construirán y gestionarán todos los equipamientos porque existen "acuerdos de confidencialidad". Este jueves solo han adelantado que los 500 millones de euros necesarios para comenzar con la creación de las infraestructuras necesarias "están garantizados".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats