Doce mujeres asesinadas por la violencia machista en Extremadura desde 2003

"No son muertas son asesinadas" / Foto: Cristina Armunia

Doce mujeres han sido asesinadas por la violencia machista en Extremadura desde enero de 2003, fecha en la que empezaron a contabilizarse las mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas, y hasta el 20 abril de 2019, día en que fue asesinada la víctima número mil en España.

La región extremeña es la comunidad autónoma con la menor tasa de fallecidas, con 1,6 víctimas mortales al año por cada millón de mujeres mayores de 15 años, frente a la media nacional de 3,1, según el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género que ha hecho público este miércoles su informe estadístico en ese periodo.

En 2005, 2007, 2008, 2011, 2014, 2018 y hasta abril de 2019 no hubo que lamentar ninguna muerte por violencia machista en Extremadura. Además, en la región extremeña el vínculo matrimonial entre víctima y agresor es muy superior al promedio, un 83,3 por ciento frente al 51,7 nacional.

Datos nacionales

El estudio indica que durante esos 16 años y 4 meses hubo un asesinato machista cada semana en España y una media de 61,3 víctimas mortales cada año.

En 38 de los casos, un total de 44 personas cercanas a las víctimas fueron asesinadas al mismo tiempo, 23 de ellas menores. La edad media de estas mil mujeres asesinadas es de 42,2 años, siendo el domicilio el escenario del crimen en el 75 por ciento de los casos a nivel nacional.

Tres de cada cuatro eran madres, quedando huérfanos 765 menores, mientras que el 60,5 por ciento mantenía la convivencia con su agresor.

Además, el 26,1 por ciento de las mujeres asesinadas había presentado denuncia con anterioridad y el 12,4 por ciento tenía una medida de protección en vigor.

Datos de expedientes judiciales

El informe se ha elaborado a partir de los datos objetivos contenidos en los expedientes judiciales y ha proporcionado una visión global de los mil asesinatos.

Según ha expuesto el CGPJ en nota de prensa, a partir de estos datos "puede afirmarse que la violencia machista afecta a todos los ámbitos y orígenes, sea cual sea la nacionalidad, clase social, grupo étnico, edad o nivel de estudios".

La mayoría de las mil mujeres asesinadas (655) eran españolas, mientras que las víctimas extranjeras eran originarias de América Latina (46,1 por ciento), seguidas por las procedentes de Europa (35,7), África (14,8) y Asia (3,5).

Sobre el perfil del agresor, sus características más comunes muestran a un varón con una edad media de 46,3 años y nacionalidad española en el 66,4 por ciento de los casos.

En un 46,4 por ciento de los casos el agresor fue detenido y en un 21,2 se entregó o se suicidó. La mayor parte de las detenciones (82 por ciento) tuvieron lugar tras la huida del agresor.

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2020 - 14:53 h

Descubre nuestras apps

stats