El delegado del Gobierno en Galicia pide "tiempo" para aclarar el crimen de Samuel y no descarta ahora la motivación homófoba

El delegado del Gobierno en Galicia, José Manuel Miñones

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, pide "tiempo" para aclarar el homicidio que la madrugada del sábado acabó con la vida de Samuel, un joven de 24 años que se encontraba en el paseo marítimo de A Coruña cuando un grupo de personas le dio una paliza. Según los primeros informes policiales, el ataque se originó por una discusión relacionada con el uso de un teléfono móvil, pero ahora la representación del Gobierno en Galicia se abre a la posibilidad de que se trate de un crimen homófobo tras la difusión de testimonios de testigos que relatan que al menos el principal agresor gritó a Samuel "maricón". "No se descarta ninguna de las vías", ha asegurado Miñones en una breve comparecencia ante los medios de comunicación.

El delegado del Gobierno ha pedido "prudencia" y reclama margen para que la policía haga su trabajo: "Pediría tiempo para que dejemos trabajar a los profesionales".

Además, Miñones ha desmentido la existencia de detenidos, un punto que sobre el que este diario informó en las últimas horas apoyado en el relato de fuentes de la investigación. Tras un fin de semana de silencio, Delegación de Gobierno dice ahora que la toma declaración a 13 personas a las que se relaciona con los hechos forman parte del trabajo normal de una investigación que está en su fase inicial y en la que los agentes están visionando las cámaras que pudieron captar la secuencia en el momento en el que Samuel fue mortalmente agredido.

La investigación relaciona con los hechos a un grupo de personas y trabaja sobre el relato de los testigos que señala que tras los primeros golpes un grupo de personas siguió pateando a Samuel en el suelo hasta que dejó de moverse.

El ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska se ha referido al caso desde País Vasco. En declaraciones a los medios ha calificado el crimen de Samuel como un "asesinato" al tiempo que ha advertido de que "no está excluida ninguna hipótesis". Según el ministro la policía está trabajando "en la identificación de los supuestos autores".

Concentraciones de repulsa

El crimen ha causado reacciones de dolor y para este lunes están convocadas concentraciones en multitud de localidades. Los llamamientos a organizar actos de repulsa empezaron en Galicia, pero se han ido sumando convocatorias en otros puntos de España. La organización Avante LGTB+ informa de que hay actos previstos en medio centenar de ciudades y villas gallegas a partir de las ocho de la tarde, a las que se han sumado convocatorias en todo el país. Con el hashtag #XustizaParaSamuel o #JusticiaparaSamuel fuera de Galicia llaman a concentrarse "en repulsa por el asesinato" del joven y piden que se aclare si la motivación fue homófoba. "Ya basta de LGTBfobia", añaden en el cartel en el que reúnen las convocatorias confirmadas.

El padre de Samuel, Maxsoud Luiz, ha pedido en una entrevista en Antena3 que en las manifestaciones no haya "banderas ni políticos", sino "silencio", y ha animado incluso a hacer una recogida de alimentos para donarlos a Cruz Roja. Ha recordado que el caso está bajo secreto de sumario y ha destacado el carácter "no violento" de Samuel.

Etiquetas

Descubre nuestras apps