Burocracia e infraestructuras, principales diferencias en los incentivos a la inversión de Galicia y el Norte de Portugal

Puente internacional de Tui entre Galicia y Portugal y documento del Eixo Atlántico

“Los tiempos de respuesta a las cuestiones administrativas y burocráticas son de media más bajos en la región Norte de Portugal debido al cuadro legal nacional” mientras que “Galicia tiene ventaja competitiva en la movilidad por la existencia del tren de alta velocidad conectado con el resto de Europa”. Esas son solo dos de las diversas diferencias detectadas en los incentivos u obstáculos a la inversión existentes en la eurorregión recogidos en un informe del Eixo Atlántico de ciudades de Galicia y el Norte de Portugal. El documento, elaborado por varios expertos investigadores y presentado este lunes en Santiago, en el marco de unas jornadas de intercambio de experiencias, está pensado como una guía para la captación de inversiones dirigida a la treintena de ciudades de la eurorregión socias del Eixo Atlántico, pero al tiempo que ponen sobre la mesa sus potencialidades, también evidencia las deficiencias en ese campo.

“Falta política industrial” por parte de las administraciones supramunicipales competentes en la materia, coincidieron en destacar desde el lado gallego en la presentación del documento el presidente del Eixo Atlántico y de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), Alfredo García, y el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo. Por su parte José María Costa, regidor de Viana do Castelo, municipio portugués que coordinó el informe por ser un ejemplo de captación de inversiones, hizo hincapié en la importancia de que las administraciones no se centren solo en la atracción de las empresas sino que las “acompañen” a lo largo de su presencia en la eurorregión para que sus inversiones se mantengan en el tiempo.

El informe señala que tanto Galicia como el Norte de Portugal destacan por su carácter exportador, especialmente en los sectores textil y de la automoción, por su cobertura sanitaria y educativa o por ser “de las regiones más seguras de Europa y del mundo”, así como por presentar “un buen índice de integración de extranjeros, factor fundamental para la instalación de empresas internacionales” o por la potencialidad de sus idiomas.

Sin embargo, el documento deja en evidencia las disparidades entre las dos regiones en varios aspectos, como la menor conectividad aérea de toda Galicia en comparación con el aeropuerto de Oporto, o a la inversa el mayor atractivo de Galicia en materia ferroviaria por su inminente conexión con la red de alta velocidad. En materia portuaria, el documento destaca la especialización de los puertos gallegos frente al volumen de movimientos de los portugueses.

El informe es especialmente crítico con Galicia en el ámbito administrativo, en el que destaca que así como en Portugal las cámaras municipales (ayuntamientos) tienen importantes competencias en materia de atracción de inversiones, a este lado del río Miño los municipios tienen menos margen de actuación, residiendo la iniciativa en la Xunta o el Estado. En ese ámbito, el documento señala que “las ciudades portuguesas del Eixo Atlántico prsentan una mayor competitividad en términos de incentivos a la inversión sobre todo en las competencias que son responsabilidad de los propios municipios a saber: Acompañamiento individualizado de los potenciales inversores desde primera hora ofreciendo también servicios de apoyo a la instalación de la empresa y de las personas; tasas y beneficios de incentivo fuertemente competitivos; los tiempos de respuesta a las cuestiones administrativas y burocráticas son de media más bajos en la región Norte de Portugal debido al cuadro legal nacional”.

El informe también destaca otras muchas diferencias entre Galicia y el Norte de Portugal a la hora de resultar más o menos atractivas para las empresas extranjeras, como la menor penetración en Galicia de la banda ancha en materia de telecomunicaciones o los mayores costes energéticos. Por el contrario, en materia de lentitud de la justicia el informe refleja disparidad en los dos países en los plazos de resolución de los conflictos comerciales o empresariales en función del tipo de procedimiento pero con importantes demoras en los dos casos que pueden llegar a los 23 meses de media en Portugal para la resolución en los tribunales de reivindicaciones de la propiedad de deudas o los 17 meses de media en el caso gallego para resolver cuestiones mercantiles.

En la presentación del documento, el secretario general del Eixo Atlántico, Xoán Vázquez Mao, destacó que el origen del informe fueron diversas voces, que no identificó, que hace unos meses criticaron que Portugal estaba incentivando la deslocalización de empresas de Galicia. Por el contrario, el responsable del Eixo Atlántico destacó, en línea con lo afirmado por Bugallo y García, que “lo que había era que Portugal tiene política industrial y aquí no la hay”, añadiendo que Viana do Castelo, puesta como ejemplo de actuación desde las administraciones públicas, “va por el cuarto polígono empresarial y la única empresa gallega que hay allí lleva años instalada”. En esa línea, los presentes instaron a una mayor cooperación entre Galicia y el Norte de Portugal para atraer inversiones conjuntamente y destacaron como en los encuentros con posibles empresas candidatas a asentarse en la zona la cámara municipal de Viana do Castelo invita a ingenieros de las universidades portuguesas de Oporto y del Minho pero también de la de Vigo.

Etiquetas
Publicado el
2 de octubre de 2019 - 09:40 h

Descubre nuestras apps

stats