La portada de mañana
Acceder
El incremento de la transmisión asoma a España a una segunda ola
Las 'amistades peligrosas' de Juan Carlos I
Análisis - ¿Un buque de carga abandonado en Beirut? Más frecuente de lo que parece

La Xunta presenta un plan sin inversión financiera para defender Alcoa

Los trabajadores de Alcoa iniciaron el miércoles una huelga para demandar una solución

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, presentó este jueves después del Consello de la Xunta un plan para la industria electrointensiva sin inversión económica con el que resolver la situación en la planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo). La medida consiste en darle al sector la consideración de prioritario en la comunidad, aunque no especifica cuáles serían los beneficios administrativos para el complejo de A Mariña. Feijóo también instó al Gobierno central a regular el precio de la electricidad, ya que, según dijo, le consta que existen “conversaciones informales” con empresas que estarían interesadas en comprar la industria si el coste de la energía fuera “viable”.

A poco más de una semana para las elecciones del 12 de julio, el candidato del Partido Popular a la Xunta anunció que su Ejecutivo lucharía “dentro de sus competencias” por evitar el despido de más de 500 trabajadores. La medida implica declarar al sector como “esencial y estratégico”, con lo que “se agilizarán proyectos de ampliación, modernización o transformación” de estas fábricas. A su vez, propone al Ejecutivo central que elabore un Plan nacional de recuperación para reclamar financiación de la Unión Europea.

“Si el Gobierno de España quiere nacionalizar Alcoa, que lo haga hoy mejor que mañana”, respondió Feijóo a la pregunta de si estaba a favor de la intervención de la fábrica. Para el presidente de la Xunta esta no sería la mejor solución para el conflicto. Regular el precio de la energía, en cambio, consistiría en “el primer paso para alcanzar un acuerdo con Alcoa o con otras empresas”.

“Me parece una broma de mal gusto que la industria no esté ya dentro de la subasta de interrumpibilidad. El Gobierno primero buscó excusas y ahora persigue culpables, en lugar de ofrecer soluciones viables”, indicó Núñez Feijóo. Dentro del contexto de presión que la Xunta está ejerciendo contra la gestión estatal, el líder gallego desveló que varias empresas, en conversaciones informales, mostraron su disposición de invertir capital en la planta de San Cibrao de existir un precio regulado de la energía, “algo que le corresponde al Gobierno de Pedro Sánchez”.

Las competencias de una y otra administración fueron hace unos días objeto de discusión en el Senado entre la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el senador del PP Xosé Manuel Barreiro. Ante la pregunta de Barreiro sobre si la ministra seguía manteniendo su palabra de defender los puestos de trabajo en la fábrica, Díaz contestó que era una pena que “se siga sin saber quién tiene las competencias en materia industrial” después de 33 años de gobierno del PP en Galicia.

Huelga en A Mariña

Los trabajadores de la factoría lucense iniciaron el pasado miércoles una huelga para reclamar una solución para el conflicto que podría dejar en la calle a 534 empleados. El complejo supone un tercio del producto interior bruto de la provincia de Lugo y da trabajo de forma directa -entre las dos plantas que tiene- a más de un millar de personas.

La negociación y finalización del ERE en el que se encuentran estos trabajadores es otra de las peticiones de la Xunta de Galicia al Gobierno central. “Retirar el Expediente de Regulación de Empleo y luego buscar un comprador, en caso de que Alcoa se quiera ir, sería lo más sensato”, concluyó el presidente autonómico.

Etiquetas
Publicado el
2 de julio de 2020 - 16:11 h

Descubre nuestras apps

stats