La incidencia de la COVID-19 sigue en aumento en Galicia, pero provoca menos de la mitad de ingresos que hace un año

Una persona muestra su certificado de vacunación contra el Covid-19, a 27 de noviembre de 2021, en Pamplona, Navarra (España). El pasaporte Covid se convierte en requisito para entrar a determinados y eventos en Navarra desde este sábado. La medida estará

La sexta ola continúa expandiéndose en Galicia, que ha detectado 958 contagios en las últimas 24 horas, una cifra que no se registraba desde principios del pasado mes de agosto. Hay 8.204 personas pasando la infección en la actualidad. La cifra se ha multiplicado por más de dos en nueve días. Sin embargo, los datos de pacientes hospitalizados ilustran las diferencias con las olas del otoño y el invierno pasados, cuando aún no se habían empezado a administrar las vacunas o apenas había llegado la primera dosis a una pequeña parte de la población. Hay menos de la mitad de ingresos en esta sexta ola que en la segunda o la tercera.

Cuando los casos empezaron a subir tras el verano del año pasado, Galicia llegó a una cifra de casos activos similar a la actual a finales de octubre. El día 30 de aquel mes, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) informaba de que constaban 8.363 personas infectadas. De ellas, 69 estaban en unidades de cuidados intensivos (UCI) y 407, en planta. En total, eran 476 las personas con positivo en una PCR que necesitaban hospitalización. En el ascenso de la tercera ola, el 11 de enero de 2021 eran 8.250 los casos activos. En críticos estaban 71 personas y en otras unidades, 397. En total, 486 personas ingresadas por el coronavirus. En ambos casos se comunicaban a diario varios fallecimientos, incluso por encima de 20 en algunas jornadas cercanas.

De acuerdo con los datos más recientes del Sergas, publicados este domingo, hay 35 personas en la UCI -una menos que hace 24 horas- y 188 en otras unidades de hospitalización -19 más que el día anterior-. En las últimas dos semanas se han notificado 16 fallecimientos con COVID-19 en total. El último de ellos se comunicó a última hora del sábado, aunque la muerte fue el viernes. Es un hombre de 69 años que estaba ingresado en un hospital de Ourense y tenía patologías previas. El total de fallecimientos desde que empezó la pandemia se sitúa en 2.678.

Por áreas sanitarias, la presión hospitalaria aumenta en tres de las siete en las que se divide Galicia, mientras se mantiene sin cambios en la de A Coruña y desciende en otras tres. De este modo, el área de Vigo continúa con 14 pacientes con COVID-19 en la UCI y aumentan a 47 los ingresados en otras unidades -dos más-, mientras que en la de Pontevedra suben los casos hospitalizados en unidades convencionales, donde hay 31 -ocho más-, pero los ingresados en UCI no registran cambios y continúan con tres.

En el distrito de Ourense no registran cambios en la UCI, donde continúan con siete hospitalizados, pero aumentan los pacientes en planta hasta los 57 -once más-. En A Coruña las cifras no han cambiado en las últimas 24 horas -21 personas en unidades convencionales y cuatro en la UCI- y son las de Ferrol, Santiago y Lugo las que comunican ligeros descensos en la presión hospitalaria.

En cuanto a las infecciones activas, aumentan de nuevo en las siete áreas sanitarias gallegas, con la de Vigo a la cabeza (+268), seguida de la de Ourense (+115); Pontevedra (+88); A Coruña y Cee (+84); Ferrol (+40); Lugo (+26) y Santiago y Barbanza (+22).

Así, con más casos activos continúa el área de Vigo, con 2.449; seguida de la de Ourense, con 2.041; A Coruña y Cee, con 1.137; Pontevedra y O Salnés, con 954; Lugo, con 645; Santiago y Barbanza, con 595; y a la cola sigue la de Ferrol, con 383.

Galicia ha superado esta semana por segunda vez en lo que va de pandemia la incidencia acumulada media de España. El último dato disponible, del viernes, indica que, a 14 días, la incidencia gallega es de 262,60 casos por 100.000 habitantes, frente a la media estatal de 248,18. La tasa de positividad se ha incrementado este domingo y es del 11,2%, por encima del 5% que la Organización Mundial de la Salud (OMS) fija como referencia para considerar que la pandemia está controlada.

En este contexto, la Xunta ha intensificado las llamadas a la prudencia durante el puente de la Constitución. El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, insistió el sábado en un mensaje que ya había lanzado días antes: "O nos cuidamos o tendremos dificultades para las Navidades". Ha apuntado a las áreas de Ourense y Vigo como la más preocupantes.

La Consellería de Sanidade ha recuperado la apelación al "sentidiño" que ha venido usando desde que empezó la pandemia y ha recomendado a los gallegos sean cuidadosos en el uso de mascarilla, en la ventilación y en la distancia social: "Nos jugamos mucho este puente". También ha difundido vídeos a través de su cuenta de Twitter en los que gerentes de varias áreas sanitarias y otros profesionales médicos repiten mensajes en el mismo sentido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats