Pablo Iglesias reclama para Galicia el Gobierno progresista y el "cambio" alcanzado en el Estado

Pablo Iglesias, Antón Gómez-Reino y Yolanda Díaz, en el mitin celebrado en el Palexco de A Coruña

Pablo Iglesias regresaba este sábado a un de sus escenarios fetiche en Galicia, el Palacio de Exposiciones de A Coruña. El mismo en el que en 2015 cientos de personas se quedaron fuera en el mitin que catapultó la candidatura de la Marea Atlántica a la alcaldía de la ciudad. Y también el auditorio que llenó en la campaña electoral de las elecciones generales del 10N. Esta vez el acto sirvió para lanzar la candidatura de Galicia en Común (la lista conjunta de Unidas Podemos, Anova y las mareas municipalistas) y de Antón Gómez-Reino a la Xunta y para lanzar igualmente el mensaje de que el cambio político en Galicia es posible.

"Que no os digan que 'no se puede'. Llevan seis años diciéndolo", dijo Iglesias en un momento de su discurso. "Decían que no era posible un gobierno de coalición en el Estado. Y lo hicimos. Decían que no se podía subir el salario mínimo. Y lo hicimos. Ahora dicen que no se puede derrotar a Feijóo. Y también lo haremos", subrayó Yolanda Díaz. Tanto ellos dos como el propio Gómez-Reino repitieron una y otra vez el mensaje de que hace falta conseguir en Galicia el mismo cambio que ya se produjo en el Gobierno del Estado, a través de una coalición de izquierdas.

Las elecciones al Parlamento gallego del 5 de abril serán -junto con los comicios vascos del mismo día- la primera cita en la que se medirá el Gobierno progresista. En el mitin hubo constantes referencias a las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo en las últimas semanas, desde la subida del salario mínimo a la supresión del despido por enfermedad, pasando por la declaración de emergencia climática o el impuesto a las multinacionales tecnológicas.

"Vamos a derogar la reforma laboral del Partido Popular. Sobre el trabajo indecente se crean sociedades indecentes", dijo la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Mientras, el vicepresidente Pablo Iglesias hizo énfasis en la capacidad de gestión de la formación de izquierdas: "No solo demostramos que podíamos estar en el gobierno, sino que demostramos que gobernamos mejor". 

Ambos destacaron además, con la mirada puesta en el 8M, la inminente aprobación de la Ley de Libertad Sexual que garantizará por ley que "solo sí es sí". "Las mujeres no necesitamos que nos protejan, lo que necesitamos son leyes y recursos públicos para que dejen de asesinarnos", subrayó Díaz.

En su intervención, Antón Gómez-Reino atacó a Núñez Feijóo: "Frente a la fama de buen gestor de Feijóo, hay que recordar que desde que gobierna la deuda de la Xunta se ha multiplicado por cinco". "Esta campaña va de desmontar la maquinaria de propaganda del PP", dijo el candidato de Galicia en Común, que subrayó que "Feijóo estuvo muy callado en los siete años de Gobierno de Rajoy".

Un silencio de Núñez Feijóo que también fue destacado por Pablo Iglesias: "Siempre dije que Feijoo es un tío muy listo, el más listo del Partido Popular. Tan listo que ahora dice que no es del PP. Pero una cosa es ser listo es otra pensar que la gente es tonta", dijo el líder de Unidas Podemos, que atacó el discurso de "estabilidad" lanzando por el candidato popular. "¿Estabilidad es que el 10% de las camas de hospital de Galicia? ¿Estabilidad es que Galicia pierda población? ¿Estabilidad es querer cerrar el paritorio de Verín, que si sigue abierto es por la movilización de los vecinos y vecinas?", se preguntó Iglesias.

Pablo Iglesias atacó también a Núñez Feijóo a través de la conocida fotografía del presidente de la Xunta con Marcial Dorado: "Cuando alguien piensa en la foto más famosa de Antón Gómez-Reino piensa en su foto en las movilizaciones de los trabajadores de Alcoa. Pero cuando se piensa en la foto más famosa de Feijóo, se piensa en su foto con Marcial Dorado", dijo.

Gómez-Reino llamó a la movilización de los votantes de izquierdas, recordando que "en Galicia hay una mayoría progresista", como quedó demostrado “en las municipales del 2015” o en las últimas convocatorias de elecciones generales, en las que las fuerzas progresistas obtuvieron una victoria muy clara. "Cuando la gente de moviliza, claro que se puede ganar", dijo, recordando que "también les decían que no se podía a la gente de Corcoesto, o a la gente que luchaba contra la mina de Touro, o a los vecinos y vecinas que han consiguido evitar el cierre del paritorio de Verín".

Hasta el Palexco de A Coruña se acercaron militantes y simpatizantes procedentes de toda Galicia. También representantes de colectivos sociales, que durante el mitin dejaron oír sus reivindicaciones: desde las entidades en defensa de la memoria histórica hasta miembros de la plataforma de víctimas del Alvia, que le entregaron a Pablo Iglesias una petición para que impulse desde el Gobierno una investigación técnica independiente sobre el accidente.

Como anécdota, durante su intervención Pablo Iglesias recordó una ocasión, hace años, en la que se bañó en el río Tambre -en Ponte Maceira- con Antón Gómez-Reino. Este sábado Iglesias se comprometió la que "cuando echéis a Feijoo el 5 de abril, nos bañaremos de nuevo en el Tambre".

Etiquetas
Publicado el
29 de febrero de 2020 - 20:35 h

Descubre nuestras apps

stats