Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

La jueza del 'caso Pokémon' detiene a un concejal de Santiago y registra la casa del ex alcalde

El Servicio de Vigilancia Aduanera registra la vivienda de Gerardo Conde Roa en Compostela

David Lombao / David Lombao

Enésimo terremoto político en Galicia a cuenta de la operación Pokémon. Este jueves amaneció con la noticia de que la jueza de Lugo Pilar de Lara acababa de iniciar una nueva fase de la operación Pokémon, denominada Manga, ordenando nove detenciones, cuatro de ellas en territorio gallego, otras tantas en Catalunya y una más en Asturias, así como diversos registros, el más llamativo en la casa del ex alcalde de la capital de Galicia, Gerardo Conde Roa, quien abandonó el cargo apenas nueve meses después de acceder a él la causa de su imputación por presunto fraude fiscal -no pagó el IVA que le habían acercado los clientes de su constructora para abonar deudas propias-.

Ejecutadas a través del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) -empleado por De Lara como cuerpo policial-, las nuevas actuaciones judiciales implicaron una detención que viene a desestabilizar aun más al gobierno local de Compostela, agitado desde hace meses por un cóctel de imputaciones judiciales y enfrentamientos internos del PP local. El edil de Seguridad de la ciudad, Albino Vázquez fue detenido por el SVA igual que Ángel Espadas, antiguo jefe de gabinete del ex alcalde Conde Roa, apartado de las listas de los conservadores en 2011 por ser sorprendido al volante de su coche dormido y bajo los efectos del alcohol.

La nómina de personas detenidas en Galicia se completa, según las informaciones del Juzgado de Instrucción nº1 de Lugo, con Jesús Fuentes, “asesor cultural y organizador de eventos” considerado en la ciudad como próximo al PP y bajo cuya responsabilidad estuvo el caótico concierto que Bruce Springsteen ofreció en Compostela en el año 2009, y con José Luis Míguez, gerente compostelano de la empresa Aquagest. Por la vertiente catalana del operativo han sido detenidos el alcalde de Sant Hilari Sacalm, Robert Fauria (CiU), el responsable de Servicios a la Ciudadanía del Consell Comarcal de La Selva y el administrador y el apoderado de la empresa GRS. En Asturias el detenido es Joaquín Fernández, propietario de una empresa de consultoría e ingeniería y miembro del PP.

Las últimas previsiones del juzgado señalan que los nueve detenidos comenzarán a pasar a la disposición de la jueza a partir de las nueve de la mañana del viernes, comenzando por las personas detenidas en Galicia y terminando por las de Catalunya. Aunque por el momento no son conocidos “los cargos que se imputan a cada uno de ellos”, desde los juzgados lucenses señalan que “en casi todos los casos los delitos serían los mismos: soborno, tráfico de influencias, revelación de secretos o uso de información privilegiada y prevaricación -en el caso de los funcionarios públicos-. ”Alguno“ de ellos además es investigado por ”falsedad documental y blanqueo de capitales“.

Feijóo: “Lo que pasa en Santiago no es normal”

Casi al mismo tiempo que lo SVA salía con cajas de documentos de la casa de Conde Roa y hacía lo propio en los departamentos de contratación, tráfico e informática y en la secretaría del Ayuntamiento de Santiago a Alberto Núñez Feijóo le tocaba comparecer ante la prensa tras la reunión semanal del Consello da Xunta. Visiblemente contrariado por los acontecimientos y en un contexto en el que el presidente de la Xunta está intentando desligarse de las diversas sombras de corrupción que le afectan a su partido, Feijóo dejaba caer que en este caso no tendrá tanta condescendencia como tras la imputación del alcalde santiagués, Ángel Currás, en la propia operación Pokémon. “Lo que está aconteciendo en Santiago no es normal”, reiteró hasta en cuatro ocasiones el jefe del Ejecutivo.

Feijóo, que asegura que fue informado “de que puede haber actuaciones en otra ciudad de Galicia” por el mismo caso, afirma estar “muy atento” para “tomar las medidas que proceda” con sus compañeros de filas en Santiago. Ahora toca que se realicen las “declaraciones”, la Justicia “estará actuando y serán necesarias explicaciones y disculpas”, porque “lo que está ocurriendo a ningún ciudadano de Compostela ni de Galicia le parece normal”. “Lo que le puedo asegurar es que entiendo que tiene que haber explicaciones amplias y disculpas concretas”, reiteró, cuando fue cuestionado sobre si este caso le “repugna” de igual manera que los apaños contables de Luis Bárcenas, tal y como aseguró en la reciente sesión de control del Parlamento.

Esta nueva ola de detenciones y registros se produce en un momento en que el número de personas presuntamente implicadas y llamadas a declarar en calidad de imputadas supera ya la treintena en el caso. El último en añadirse la esta lista fue el alcalde de O Carballiño, Argimiro Marnotes (PP), pero en la misma relación están sus homólogos de Santiago, Ángel Currás (PP) y Lugo, Xosé Clemente López Orozco (PSdeG). El propio caso Pokémon les costó ya el cargo a otros dos regidores, los de Ourense, Francisco Rodríguez (PSdeG) y Boqueixón, Adolfo Gacio (PP) y dio lugar a la dimisión de un concejal del BNG en Ourense.

Etiquetas
stats