Feijóo en el Parlamento gallego: “La política está intoxicando la gestión de la pandemia”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo . EFE/Lavandeira jr/Archivo

Alberto Núñez Feijóo ha convertido la sesión de control del Parlamento de Galicia de este miércoles en un campo de batalla salpicado de minas contra el Gobierno central y los dos partidos de la oposición. Aunque las preguntas concretas trataban sobre el fiasco de las cajas de ahorro y la gestión de la Xunta en las residencias de ancianos, el presidente no desperdició la ocasión de sentar cátedra a nivel estatal. “La política está intoxicando la gestión de la pandemia”, aseguró.

Lo hizo justo después de cargar contra la portavoz del BNG, Ana Pontón, que le había preguntado por los planes de su gabinete para los centros de mayores. No acabó de aclararlos, pero sí aprovechó para reducir las 363 personas que en ellos han fallecido a causa del coronavirus a una serie de porcentajes que atestiguan, dijo, que “la situación es de menor gravedad en las residencias gallegas que en la mayoría de las democracias europeas, incluida la española”. De los muertos por el virus en Galicia, el 43,7% vivía en residencias.

Pero fue en la réplica a la segunda intervención de Pontón cuando Núñez Feijóo se subió al tono emotivo que había utilizado la nacionalista y esgrimió la muerte de su padre en una residencia en 2016 para pedir “más decoro”. También recordó que la Consellería de Política Social ha abierto 35 expedientes a estos centros, aunque, como es habitual en su táctica retórica, no lo contó todo: unas horas antes, su grupo parlamentario se había negado a hacerlos públicos, tal y como solicitaba el propio BNG.

La “politización de la gestión de la pandemia” que denunció uno de los barones del PP que más política ha hecho con ella no fue el único recado que envió a Madrid. Es cierto que en respuesta a la invitación del líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, pero el presidente de la Xunta no dejó de hablar sobre la moción de censura que, al mismo tiempo, se debatía en el Congreso por iniciativa de Vox. Y sobre la que el PP todavía no ha anunciado el sentido de su voto. Fiel a su estilo, Feijóo no la criticó por principios ideológicos o por disentir de los planteamientos de la ultraderecha, sino porque, a su ver, “le va mal a una alternativa a este Gobierno socialcomunista”. “Es un show”, dijo, antes de mencionar “tics antidemocráticos” que no eran de Vox, eran del Ejecutivo de PSOE y Podemos.

Después respondió a la cuestión formulada por Caballero sobre el desastre de la fusión de las cajas de ahorros, en el que negó toda responsabilidad. “Este grupo parlamentario evitó la quiebra de las dos cajas”, llegó a afirmar en una intervención en la que la principal carga de la prueba fue contra el bipartito, coalición de PSdeG y Bloque que perdió las elecciones en 2009, por no haberle avisado de la situación de las entidades financieras. Al auto de la Audiencia Nacional que hace dos semanas atacó con dureza el papel del Gobierno gallego en la operación, le dio la vuelta: solo trata, en su opinión, de una cuestión de competencia judicial sobre hechos anteriores a 2010.

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2020 - 11:37 h

Descubre nuestras apps

stats