Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Los líderes del G7 apoyan el plan de Biden para un alto el fuego en Gaza sin avances
Análisis - El bulo de Miguel Ángel Rodríguez, la última bala contra el fiscal general
Opinión - Ayuso, azote de la corrupción (ajena). Por Esther Palomera

La Radio Galega manipula la intervención de Feijóo para que sus oyentes no escuchen su lapsus en el Congreso

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante el pleno del Congreso

Luís Pardo

18

Fue un lapsus de Feijóo. Un simple lapsus. Uno más de esos que empezaron a visualizarse en los medios generalistas cuando abandonó la presidencia de la Xunta para irse a Madrid, como si la calle Génova provocase alguna alteración en el lenguaje de los políticos gallegos que acaban liderando el PP. Pero estos despistes ya eran habituales en el Feijóo que gobernaba Galicia. Simplemente, se ocultaban detrás de un manto de silencio. Justo lo que acaba de volver a hacer la Radio Galega. La emisora pública que controló durante sus trece años al frente del ejecutivo autonómico ha manipulado sus palabras para hurtar a su audiencia un error que provocó la risa general en las bancadas del PSOE.

Sucedió en la mañana de este miércoles en el pleno del Congreso, en la réplica de Núñez Feijóo a la intervención del presidente del Gobierno. El jefe de la oposición se refería a la crisis diplomática abierta con Argentina. En el que estaba llamado a ser uno de los momentos fuerza de su discurso, proclamó: “Es imperativo que cese a su ministro de Exteriores por haber puesto los intereses de España por encima de los intereses del partido socialista”.

Feijóo no tardó ni un segundo en darse cuenta del error, y mientras la cámara de televisión mostraba el regocijo de José Manuel Albares -casi antes de que las risas y aplausos aflorasen en los escaños de la izquierda-, él mismo se corrigió: “Por haber puesto los intereses de España al servicio del partido socialista”.

Tras diez segundos de aplausos y carcajadas cruzadas, Feijóo intentó salir del paso: “Fíjense, fíjense, ¡con cuánto alborozo se lo han creído!”. Después, repitió otra vez -correctamente- su tesis, ya sin poder evitar él mismo una sonrisa. “Por haber puesto los intereses de España al servicio de los intereses del partido socialista”.

Sin embargo, ese momento -uno de los más comentados de la sesión- no existió para los espectadores de los medios públicos gallegos. En el Telexornal Mediodía, el informativo central de la TVG, simplemente lo obviaron. Que el portavoz del primer partido de la oposición pida la cabeza de un ministro del Gobierno no mereció mención en un noticiero que sí dio espacio al debate sobre el reconocimiento del Estado Palestino y la situación de la mujer de Pedro Sánchez. Sin embargo, todo lo que tuvo que ver con Argentina lo contó sin pasar por el Congreso. Eso sí, no faltaron las palabras de Javier Milei sobre “Pedrito” ni las valoraciones del presidente de la Xunta, el antiguo número dos y hoy sucesor de Feijóo, Alfonso Rueda.

En A Crónica, el informativo de las 14:00 horas de la radio autonómica, sí vieron potencial periodístico en ese momento; tanto, que lo llevaron a los titulares. “Alberto Núñez Feijóo se refería a la retirada del embajador en Argentina, algo por lo que solicitaba la dimisión del ministro de Exteriores, José Manuel Albares”, decía el editor dando paso al corte de voz: “Es imperativo que cese a su ministro de Exteriores por haber puesto los intereses de España al servicio de los intereses del partido socialista”.

Así, aunque en una versión extendida, volvió a sonar minutos después en el desarrollo. Ese fragmento se completaba así: “Lo que están haciendo no tiene nombre, perjudican a los españoles que viven en Argentina, medio millón, a las empresas, a la imagen del país. Exija responsabilidades y déjelo ya”. Pero ni rastro del lapsus.

Un oyente que no supiese lo que había pasado en el hemiciclo tal vez se sorprendiese del griterío de fondo que brota en la segunda parte de la declaración, seguramente excesivo para responder a la petición de dimisión de un miembro del Gobierno, algo que casi forma parte del día a día de las Cortes. Si sólo lo escucha en la Radio Galega, nunca sabrá cuál era el motivo real.

En el siguiente player puedes escuchar las palabras íntegras y de Feijóo y, a continuación, la versión editada que la radio controlada políticamente por el Partido Popular de Galicia.

stats