La Xunta defiende bajar impuestos a los patrimonios altos porque a las familias “les cuesta llegar a final de mes”

Alfonso Rueda junto a Diego Calvo durante su toma de posesión como presidente de la Xunta.

El vicepresidente segundo de la Xunta, Diego Calvo, defiende la bajada del impuesto sobre el patrimonio anunciada por Alfonso Rueda porque el actual es un momento en el que a las familias “les cuesta llegar a fin de mes” y esto facilitará, en su opinión, que sean los hogares los que decidan “en qué gastar” los fondos que tienen: “Es mejor que tengan más dinero ellos y no el Gobierno”.

La guerra del PP contra el impuesto de Patrimonio amenaza 1.200 millones que pagan los más ricos

La guerra del PP contra el impuesto de Patrimonio amenaza 1.200 millones que pagan los más ricos

Esta defensa de una medida que sigue la senda de la que aplicará el gobierno del PP en Andalucía y la que ya aplica en la Comunidad de Madrid -aunque en estos casos la bonificación es del 100% y en el gallego será del 50%-, la hizo Calvo en una entrevista en la Radio Galega en respuesta a las críticas que la nueva rebaja fiscal ha generado entre los grupos de la oposición en Galicia. Ana Pontón, líder del BNG, reclamó este sábado al Gobierno gallego que retire la propuesta, que califica de “pelotazo fiscal para los millonarios”. El viceportavoz parlamentario del PSdeG Julio Torrado acusó a la Xunta de hacer “seguidismo” de lo que Alberto Núñez Feijóo dicta desde el PP español y de beneficiar a “los amigos” con su política en materia tributaria.

Calvo ha insistido en la línea argumental del presidente gallego y ha sostenido que Galicia tiene un camino “propio” y toma sus decisiones de forma independiente. El pasado jueves Rueda aseguró que no recibe “instrucciones” de Feijóo. A pesar de que ese día el jefe del Gobierno gallego no quiso aclarar ante los periodistas si bonificaría el impuesto de patrimonio, hizo el anuncio al día siguiente en un foro organizado por el diario La Voz de Galicia y Abanca. En los últimos presupuestos gallegos con Feijóo en la Presidencia de la Xunta la bonificación fue del 25%, pero en 2023 se elevará hasta el 50%.

Quienes se verán beneficiados por la rebaja son los contribuyentes con un patrimonio que supere los dos millones de euros. En Galicia el impuesto tiene un mínimo exento de 700.000 euros, además de la vivienda habitual hasta 300.000 euros. De acuerdo con los últimos datos disponibles de la Agencia Tributaria, los referidos a 2020, en Galicia había ese año 8.242 personas que tenían que presentar una declaración por este impuesto, con un patrimonio medio de algo más de seis millones de euros. De estos contribuyentes, 7.646 tuvieron que pagar cuota. Ese año la recaudación fue de casi 67 millones de euros, de modo que una rebaja a la mitad implicará que las arcas públicas gallegas dejarán de ingresar en torno a 34 millones de euros.

Diego Calvo ha atribuido las críticas de la oposición a que estas formaciones están “muy movilizadas contra las políticas del PP a nivel nacional” y a que se ponen “nerviosas” por una medida que, en la opinión del vicepresidente segundo de la Xunta, tiene “bastante aceptación” entre los ciudadanos. Al hilo de ello ha cargado contra el impuesto a las grandes fortunas anunciado por el Gobierno central. “Quiere inviabilizar la propuesta del PP diciendo que solo se pueden subir los impuestos”, manifestó.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats