La portada de mañana
Acceder
El PP rebaja sus exigencias del Poder Judicial y alimenta el optimismo del Gobierno
Bruselas obliga a España a recuperar de la degradación el 75% de sus hábitats
Opinión - Los fiscales que no querían aplicar la ley. Por Joaquín Urías

El cine de verano del Museo Reina Sofía apuesta por embrujar al público con películas a lo bestia

'La bruja del amor' (2016), de Anna Biller, se verá en agosto en el cine de verano del Museo Reina Sofía.

Somos Lavapiés

0

Vuele el cine de verano al Museo Reina Sofía, en esta ocasión con Bestiario. Vampiros, brujas y otros inadaptados. Un repaso a los monstruos que pueblan el imaginario colectivo y suelen ser la representación del mal, pero también de lo raro, marginal e inadaptado. Se dan cita hombres lobo pequeños y confundidos; cuerpos inanimados que han recibido el don de la vida; vampiros capitalistas y también anticapitalistas; brujas empoderadas y feministas; monstruos nucleares de las profundidades del mar; espíritus de mujeres condenadas que buscan venganza mientras asumen la psicosis de un tiempo histórico catastrófico; y, sobre todo, inadaptados condenados a ser monstruos contra una normalidad más tirana de lo que parece.

Organizadas en diferentes programas temáticos, la programación reúne películas de épocas y latitudes diversas: cine de terror clásico, moderno o contemporáneo procedente de Latinoamérica, Asia y Europa, cada tiempo y cada lugar con sus códigos, ansiedades y miserias. Una oportunidad para pensar tanto en la otredad como en lo que nos acerca y aleja de un mal ubicuo y cambiante, también para aproximarnos a los orígenes del cine como un medio-monstruo, un artefacto dador de vida a través del movimiento y devorador del tiempo. En última instancia, el ciclo, con su galería de descartes y desviados, formula un hechizo para repensar lo natural y la norma, el miedo y el tabú.

Este bestiario se articula en ocho programas dobles, uno por cada semana. Del nacimiento del monstruo a su cuestionamiento (¿y si es la etiqueta para referirnos a los inadaptados?), pasando por vampirismos tropicales o conjuros de enamoramiento. El Reina Sofía se dejará encantar por películas tan únicas y dispares como El doctor Frankenstein, Häxan. La brujería a través de los tiempos, Irma Vep, ¡Vampiros en La Habana!, Pura sangre, Cerdita, La bruja del amor, Kuroneko, La parada de los monstruos Donde viven los monstruos.

Con la proyección gratuita de todas estas piezas, programadas por Chema González y Lucía Salas, criaturas de diversa índole tomarán en las noches veraniegas el jardín del Edificio Sabatini, uno de los centros neurálgicos del museo. Nada da tanto miedo como perdérselo.

Etiquetas
stats