El Paseo de las Estrellas de Madrid vuelve a brillar y añade dos actores a su firmamento

La estrella de Penélope Cruz en el Paseo de la Fama de Madrid cuando fue vandalizada en junio y después de las obras de rehabilitación.

El Paseo de la Fama de Madrid recupera algo de luz. Este recorrido por los nombres más destacados del cine español en la calle de Martín de los Heros, a pocos metros de Plaza de España, cuenta con nuevas estrellas que sustituyen a las placas que se encontraban dañadas o directamente sustraídas. Además, dos actores se incorporan a una lista que asciende ya a 27 nombres: Adolfo Marsillach y Enrique San Francisco.

Vandalizada la estrella de Penélope Cruz del Paseo de la Fama de Madrid

Vandalizada la estrella de Penélope Cruz del Paseo de la Fama de Madrid

Las peticiones para adecentar el espacio se acrecentaron el pasado junio, cuando la estrella de Penélope Cruz fue brutalmente vandalizada poco después de que a la actriz de Alcobendas se le concediera el Premio Nacional de Cinematografía 2022. Para entonces, ya sufrían importantes desperfectos otras baldosas como las de Javier Bardem o Luis García Berlanga. La de Carmen Maura directamente desapareció hace seis años, tiempo en el que no se tomó ninguna medida para su reposición.

Los trabajos han sido efectuados por el distrito de Moncloa-Aravaca. La concejala Loreto Sordo comunicó en el último pleno del distrito que se han arreglado cuatro de las 25 estrellas que ya existían, las peor conservadas (Cruz, Berlanga, Bardem y Maura). No se ha actuado sobre otras que presentan daños menores, como el piquete que puede observarse en la de Luis Buñuel. La obra permanece todavía vallada, dificultando algo el paso en la vía, a la espera de la recepción de la obra por parte del Ayuntamiento.

Negocios y viandantes celebran la renovación, pero lamentan la tardanza

Los establecimientos de Martín de los Heros, en su gran mayoría vinculados al cine, festejan los arreglos. En la cafebrería Ocho y Medio creen que toda mejora en la calle contribuye a potenciar los locales de alrededor, sobre todo con una iniciativa tan vistosa. Precisamente su antiguo propietario, Jesús Robles (fallecido en 2013), fue uno de sus grandes impulsores junto a la Academia de Cine, en un intento por emular el histórico Paseo de la Fama de Hollywood. El diseño corrió a cargo de Óscar Mariné.

“Ya era hora”, apostillan desde Ocho y Medio con tono de reproche en conversación con Somos Madrid. Cuando la placa de Penélope Cruz sufrió los destrozos confiaron en la palabra del Ayuntamiento, que “se había comprometido” a repararla sin demasiada demora. Han pasado casi siete meses. Ahora esperan que “retiren pronto las vallas” para facilitar el tránsito por la vía y que el Paseo por fin brille como merece, ya que actualmente algunas están tiradas encima de las estrellas.

En la misma línea se expresa un grupo de cuatro señoras que observa con curiosidad las ilustres baldosas y el vallado que las cerca o incluso las cubre. “A ver cuándo retiran esto y por fin queda bonito del todo que falta hacía”, dice una de ellas. Otra de sus compañeras cree que al espacio se le podría sacar “mucho más partido todavía” si se ampliase el número de nombres, se diese más “color” a la calle o se potenciase la promoción: “Casi todo el mundo lo descubre cuando viene al cine, a tomar algo o simplemente pasa por aquí. Y claro, se sorprenden”.

Dos nuevos actores para un Paseo muy masculino

Con las de Adolfo Marsillach y Enrique San Francisco el número de estrellas alcanza las 27. Son las dos primeras adiciones al listado original desde su inauguración en 2011 y las únicas que no están distribuidas por orden alfabético en función del apellido, sino que aparecen al final del Paseo (a la altura de los cines Renoir Plaza de España).

El de Quique San Francisco (Madrid, 1955 - 2021) ha sido durante décadas uno de los rostros más reconocibles en las pequeñas y grandes pantallas de España. Los primeros compases de su carrera quedan marcados por los grandes títulos del cine quinqui dirigidos por Eloy de la Iglesia: Navajeros (1980), Colegas (1982) y El pico (1983). Posteriormente, desarrolla su talento innato para el humor en Amanece que no es poco (1988), Orquesta Club Virginia (1992) o París-Tombuctú (1999). Y se deja ver en televisión, con su mítico papel de Tinín en Cuéntame, al que da vida entre 2001 y 2008.

Marsillach (Barcelona, 1928 - Madrid, 2002) es un nombre esencial en el teatro español de la segunda mitad del siglo XX, donde destacó como actor, director y gestor. Fundó el Centro Dramático Nacional en 1978 y la Compañía Nacional de Teatro Clásico en 1985. Fue además director del Instituto Nacional de las Artes Escenas y la Música entre 1989 y 1990, así como responsable de la división de actividades culturales en la Exposición Universal de Sevilla de 1992. En cine destacan sus papeles en la comedia Maribel y la extraña familia (1960) o el drama de época Esquilache (1989), que la valió un Goya a la mejor interpretación masculina de reparto.

Pese a la incuestionable trayectoria de ambas figuras, llama la atención la ausencia de alguna incorporación femenina a este destacado plantel. De las 27 estrellas, solo nueve corresponden a mujeres. Son ocho actrices (Imperio Argentina, Penélope Cruz, Carmen Maura, Sara Montiel, Emma Penella, Amparo Rivelles, Carmen Sevilla y Concha Velasco) y una única directora: Pilar Miró.

Precisamente otro elemento común del Paseo es la aparición tan solo de intérpretes o cineastas. No hay rastro de guionistas como el legendario Rafael Azcona; compositores como el cuatro veces nominado al Oscar Alberto Iglesias; productoras como Esther García (ganadora de seis Goyas y Premio Nacional de Cinematografía en 2018); o grandes referentes técnicos como el director de fotografía Néstor Almendros, ganador de una estatuilla de la Academia de Hollywood.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats