La portada de mañana
Acceder
La alcaldesa de Marbella adjudicó otras dos obras al “testaferro” de su hijastro
Médicos residentes que trabajan más de 30 horas: “Se viven situaciones extremas”
OPINIÓN | 'Un par de principios', por Antón Losada

Siete restaurantes chinos imprescindibles en Madrid: de tallarines, nostálgico, olla caliente y el heredero del submundo

Tres de los lugares que recomendamos

En la capital es bastante fácil toparse con restaurantes chinos en muchas esquina, lo difícil es encontrar uno bueno. Difícil, pero posible. Para comer comida china de la verdadera, de la tradicional, de la que comería un chino, lo primero que hay que hacer es despojarse del tópico infundado de que la variedad de estos restaurantes se basa en rollitos de primavera, arroz tres delicias y poco más. En Madrid este menú inventado en el Chinatown de Nueva York al gusto occidental se ha quedado muy obsoleto. Pero alternativas hay muchas.

Los dim sums, los malatang y los hot pots han destronado a los típicos restaurantes que pusieron de moda la gastronomía china en España, convirtiéndola en una de las tres comidas que más piden a domicilio los españoles actualmente, junto a la americana y la italiana, según el Gastrómetro 2022 de la compañía de delivery Just Eat. A pesar de que los tres platos más recurrentes que se piden siguen siendo el arroz tres delicias, el pollo con almendras y el cerdo agridulce, la comida china auténtica tiene mucho que ofrecer.

Con motivo de la celebración del Año Nuevo chino, en Hoy Se Sale hemos recopilado siete restaurantes buenos, bonitos y, en su mayoría, baratos que hay que probar si lo que buscas es comer comida china real en Madrid. Desde el centro hasta el Chinatown madrileño en Usera, esta es la selección (con recomendaciones para todos los gustos) de los locales chinos imprescindibles en la capital: 

El de los tallarines caseros: Lanzhou

Escondido en una pequeña calle situada en las traseras de Gran Vía, a un paso del Primark, se encuentra un pequeño restaurante que desde hace poco tiempo ofrece una carta basada en mien (面, tallarines) y con los tallarines caseros con ternera de Lanzhou como su plato estrella. Una opción contundente con la que solventar una comida a precio muy competitivo (7,50 €). Hay opción de comerlos sin sopa, aunque el caldo que preparan merece la pena probarlo.

El resto de la carta se compone de otras opciones de tallarines con diferentes carnes, un menú que incluye un huevo duro y varios entrantes a base de platos fríos como oreja de cerdo, manitas, patas de pollo o un mix que los junta todos. Si quieres probar algo no muy habitual en España pero muy popular en China (el local está lleno de asiáticos y de jóvenes), esta es tu opción.

  • Dónde: Lanzhou beef noodles (Travesía del Horno de la Mata 5). Metro Gran Vía
  • Más info: sus reseñas en Google

El moderno viejuno: Hong Kong 70 in Chinatown

Usera se ha convertido en el epicentro de la comunidad china de la capital, por lo que no es de extrañar que haya restaurantes chinos por todo el distrito, pero el Hong Kong 70 in Chinatown es especial. Abrió sus puertas en 2021 y desde entonces se ha ganado el puesto como uno de los mejores restaurantes para degustar la verdadera y tradicional cocina cantonesa en la capital. 

Hong Kong 70 se podría definir en una sola palabra como auténtico, tanto su comida como su decoración consiguen teletransportarte a China, fluctuando entre lo moderno y lo viejuno. Su cocina abierta permite ver a los cocineros, todos de origen cantonés, preparando la comida, algo que hace la experiencia más cercana. Los letreros de luces led del local consiguen crear una ambiente similar al de un puesto de comida callejera en cualquier rincón de Hong Kong, una esencia que su dueña, Paloma Fang, quiso conseguir desde que se planteó abrir el restaurante.

Mantienen un estilo tradicional y utilizan ingredientes autóctonos y de proximidad para elaborar sus recetas, la mayoría comprados en los supermercados chinos del barrio, una de las razones por las que se han convertido en un lugar de obligada visita en el Chinatown madrileño. El restaurante forma parte de un concepto poco extendido en la zona en la que se ubica, donde hay muchos sitios en los que comer comida china dirigidos a un público chino, no español. En Hong Kong 70 es posible disfrutar de una comida igual de tradicional pero en un ambiente mucho más amable para alguien que no sabe hablar chino.

La especialidad son los dim sums de colores. Sí, de colores. Los maestros obradores del restaurante preparan a diario la masa con tintes vegetales y la rellenan de todo tipo de cosas. Los más aclamados son los de cerdo caramelizado, setas fungi y langostinos con espárragos. Su pato laqueado y sus asados también son de los platos más famosos y deliciosos que se pueden degustar en Hong Kong 70. El restaurante, por lo general, está enfocado en ofrecer un servicio de comida para recoger en el local y disfrutar en casa, pero también es posible comer allí y deleitarse bajo la atenta mirada de su Maneki-neko (gato de la fortuna).

  • Dónde: Hong Kong 70 in Chinatown (C/ Nicolás Sánchez, 11). Metro Usera
  • Más info y reservas: en su página web

El que te montas tú mismo: Comida para jóvenes

Una de las últimas tendencias en los restaurantes chinos de Madrid son los malatang (麻辣烫), un tipo de comida originaria de Sichuan -y extendida hasta Beijing- en la que el comensal escoge sus propios ingredientes entre decenas de bandejas autoservicio y luego elige cómo se prepara (en sopa o a la plancha) y el grado de picor (desde la nada al humo por las orejas).

En el de Comida para jóvenes se paga al peso y el plato resulta bastante contundente, así que recomendamos que la bandeja no pese más de un kilo. Las combinaciones posibles tienden al infinito debido a las decenas de opciones disponibles, que van desde patas de calamar, callos de ternera, verduras que no sabías que existían o un simple huevo. A gusto del consumidor.

Para los amantes de este género de restaurantes chinos hay otro malatang cercano, el Nan Nan, en la Costanilla de los Ángeles.

El de la comida “de la abuela”: Shangrila Dimsum Bar

En las callejuelas que se esconden detrás de Gran Vía se encuentra un pequeño tesoro de la cocina china especializado en el dim sum. Cantidad, buen precio y una decoración selvática. La primera bebida es gratis y su carta está compuesta de 40 platos entre los que triunfan los dim sums, el pato asado y los tallarines chinos con salsa de la casa. 

El secreto de sus tres dueños es hacer una comida tradicional china siguiendo las recetas de sus abuelas, cumpliendo con la manía de todas las abuelas del mundo de llenar los platos hasta rebosar. Curiosamente, Shangrila se ubica en el local donde hace casi 60 años se abrió el primer restaurante chino de Madrid, que tenía el mismo nombre del actual. 

Todos los platos de la carta son comida típica de la región china de Qingtian, por lo que tienen un toque diferente que los hace especiales. Un sitio muy recomendable para esos días en los que apetece comer rico y barato sin complicarse demasiado. No hacen reservas, por lo que es aconsejable ir temprano para no tener que esperar mucho. 

Este restaurante ha sido identificado por muchos clientes como un digno sucesor del submundo de Plaza España (también conocido como el chino de Blade Runner), ese local de comida para tomar y llevar que permaneció abierto en el aparcamiento subterráneo durante décadas. En su carta se repiten mucho de sus platos estrella: empanadillas, pasta de arroz, costillas de cerdo, sopa de tallarines caseros... y se repiten las colas en su puerta. Aunque ha perdido el punto de la ubicación bajo tierra, claro.

El más sofisticado (y caro): El Bund

Cerca de la embajada de China en Madrid, en la zona de Arturo Soria, se encuentra uno de los restaurantes de comida china de mayor nivel en la capital. Con el nombre de uno de los barrios más exclusivos de Shanghai, el Bund, ofrece una colección de platos exquisitos en un amplio local decorado con motivos tradicionales, que además cuenta con una enorme terraza ideal para visitar en verano.

La lista de manjares que puedes probar allí es amplia, siempre que vayas con buena cartera, porque sus precios son elevados. Como buen restaurante de comida junto al mar, recomendamos la lubina al vapor, el bacalao ahumado, la anguila a la plancha y los diferentes mariscos. También sus dim sum, la panceta al estilo de la abuela y la berenjena yuxiang, un plato que puedes encontrar en casi cualquier restaurante de esta lista pero que aquí se cocina con primor.

  • Dónde: El Bund (C/ Arturo Baldasano, 22). Metro Arturo Soria
  • Más info y reservas: en su página web

El barato y sencillo: Restaurante Xiongzai (Winnie The Pooh)

Los alrededores de Plaza España están repletos de restaurantes asiáticos que por poco dinero ofrecen buenas cantidades, pero el experto en eso es el Xiongzai, más conocido como Winnie The Pooh. Detrás de su logo con la imagen de este personaje de Disney hay una historia curiosa con el parecido del máximo mandatario chino y este oso amarillo que lo ha hecho famoso.

La decoración del local es modesta y puede que en un primer vistazo no atrape a los comensales, pero su verdadero encanto está en los precios de su carta. Sus platos de auténtica comida china no suelen sobrepasar los cinco o seis euros y está todo buenísimo, no es necesario pagar 15 euros por un plato de fideos para que sean increíbles. De hecho, su gran aceptación les ha llevado a abrir un segundo local en la calle Salud, 8.

Del Winnie también destaca su amplia variedad de platos veganos y vegetarianos, además del uso de picante en sus comidas, soportables aunque no aptas para todos los estómagos. Ramen, baos, dim sums, pato, tallarines... La carta es infinita y hasta tienen sus propias bebidas caseras.

  • Dónde: Restaurante Xiongzai (C/ San Leonardo, 3). Metro Plaza España
  • Más info y reservas: en su página web

El de la olla caliente: Chaotianmen

Mitad de picante y mitad de olla caliente es el siguiente grupo de restaurantes, los que sirven Huo Guo (火锅) o Hot Pot, una comida perfecta para el invierno que consiste en una gran olla con caldo (a veces picante, a veces no o mitad y mitad) a la que se le van echando todo tipo de alimentos, desde verduras, empanadillas, bolas de carne y pescado... hasta tiras de ternera congeladas.

Esta entretenida comida la sirven en muchos lugares como el lujoso Casa Lafu (C/ Flor Baja 1), el más asequible Buenaventura (C/ Silva 25) o el cercano Ni Hao (C/ Silva 20). También en Usera hay opciones como el Chaotianmen (C/ Gabino Jimeno 8) o el Mr. Doulao (C/ Olvido 46). Ideal para compartir entre varios y que cada uno elija el punto de cocción que prefiere en su bocado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats