Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Gobierno retoma una actividad legislativa que lo enfrenta a sus socios
"Te vamos a joder la vida": las amenazas de una banda de desalojos ilegales
Opinión - Libertad de extorsión. Por Rosa María Artal

Detenido un empresario denunciado por tener a sus empleados con jornadas de 12 horas, casi sin días libres y sin dar de alta

Un agente de la Policía Nacional.

Europa Press

22

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 56 años por varios delitos contra los derechos de los trabajadores en establecimientos de Manacor y el Llevant de Mallorca.

Según ha informado la Jefatura en una nota de prensa, el hombre, presuntamente, ofrecía condiciones beneficiosas con alojamiento y manutención, pero algunos trabajadores se encontraron con grandes cargas de trabajo, impagos de nómina e irregularidades en cuanto a la Seguridad Social.

La investigación comenzó cuando se recibieron varias denuncias contra el ahora arrestado por parte de algunos trabajadores.

Según han relatado los agentes, el hombre, para convencer a los futuros empleados, les ofrecía condiciones laborales muy beneficiosas como sueldos elevados, alojamiento y manutención, alta en la Seguridad Social y los días libres correspondientes.

Sin embargo, al comenzar a trabajar, los trabajadores se encontraron con que nada de lo prometido se cumplía. Así, según han indicado, las jornadas llegaban a alcanzar las 12 horas, casi sin días libres y sin alta en la Seguridad Social.

Los empleados también han relatado a la Policía Nacional que, en caso de negarse a seguir en esas condiciones, eran increpados o despedidos. En algunos casos, no tenían dónde dormir porque se alojaban en el mismo edificio que uno de los restaurantes.

Además, algunos de los trabajadores han asegurado haber sufrido insultos, zarandeos y actitudes violentas.

Según la información policial, una de las trabajadoras llegó a hacer una jornada de 14 horas y tuvo que servir la comida al resto de empleados y limpiar el piso del jefe.

Además, también sufrió acoso por parte del empleador, que la despidió sin haber cobrado ni haber sido dada de alta en la Seguridad Social.

Otro de los trabajadores, ante esta situación, optó un día por no acudir al trabajo. El jefe, entonces, rompió la puerta de su habitación y le obligó por la fuerza a incorporarse a su puesto.

Según los agentes, a otra trabajadora que le reclamó el pago de la nómina le respondió que era ella la que debía dinero ya que había recibido alojamiento y manutención.

Los agentes del Subgrupo Operativo de Extranjeros ha constatado que el ahora arrestado buscaba perfiles de personas en situación vulnerable que no pudieran negarse a las condiciones.

Por otra parte, durante la investigación los agentes averiguaron que el detenido había sido denunciado por parte de una galería de arte por la apropiación indebida de una serie de cuadros cuyo valor ascendía a 10.000 euros.

En este caso, con la apariencia de que los iba a comprar, cuando los tuvo en su poder nunca llegó a efectuar el pago a sus propietarios.

En el registro a los establecimientos regentados por el individuo, además de documentación, lograron recuperar los cuadros.

Etiquetas
stats