VÍDEO

La rutina de aplaudir en el balcón a las 20h se extiende por el mundo

Hay algo que une a los habitantes de España, Argentina, Reino Unido, Canadá, Francia o India: el aplauso desde balcones y ventanas a quienes están en primera línea. La rutina comenzó durante los primeros días de confinamiento en España, inspirada probablemente en imágenes de la semana anterior en algunos lugares de Italia. Ahora, la cita más importante del día es, según cada país del mundo, a las ocho o las nueve de la tarde, momento en el que resuenan los aplausos dirigidos a profesionales sociosanitarios, limpiadoras, cajeras, transportistas, fuerzas y cuerpos de seguridad... Un agradecimiento a quienes no pueden quedarse en casa.

Vecinos aplauden desde los balcones de las viviendas situadas enfrente del Hospital St Thomas, en Londres, con una pancarta en apoyo de la sanidad pública. Más de 400.000 voluntarios se inscribieron en solo 24 horas para apoyar al Servicio Público de Salud británico (NHS, por sus siglas en inglés) en tareas para las que no se requiere cualificación. El martes, el ministro de Sanidad, Matt Hancock, hizo un llamamiento a 250.000 ciudadanos, un número que casi fue doblado.  La abrumadora respuesta ha llevado al NHS a ampliar su objetivo de reclutar 750.000 voluntarios en total. 

Varios ciudadanos aplauden desde los balcones de sus casas en Bombay, India. El miércoles comenzaron los 21 días de confinamiento en un país en el que el espacio personal es un lujo. Compartir el espacio es parte fundamental de la cultura de la India, donde suelen vivir juntas hasta tres generaciones de la misma familia y millones de personas se juntan a diario para rezar en sus respectivos templos. Al menos 64 millones de personas viven en barriadas marginales sin medidas higiénicas ni servicios, lo que preocupa mucho a los expertos ante la expansión del coronavirus.

Cantar, bailar, hacer teatro

Tras la adhesión de los 1.300 millones de habitantes de la India, se estima que más de un 20% de la población mundial está confinada. No es lo mismo confinarse en una vivienda con jardín que en un piso de 40 m2, como ya analizamos en este artículo. Tampoco es igual hacerlo en pueblo finlandés que en ciudades tan densamente pobladas como Delhi o Nueva York. Pero, si hay algo que tenemos en común, es la necesidad de interactuar con otros. Así lo evidencian las imágenes en las que personas de todo el mundo charlan con sus vecinos, dan conciertos e incluso organizan obras de teatro.

Una mujer saluda con el símbolo peronista este martes 24 de marzo desde un balcón cercano a la Plaza de Mayo, en Buenos Aires, Argentina. Este año, 44 años después del último Golpe de Estado, la tradicional marcha para conmemorar el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia fue sido sustituida por una iniciativa que llama a colocar pañuelos blancos en los balcones. 

Maria y su perra Pepa salen a su ventana cada día para combatir la soledad del aislamiento decretado por el coronavirus en Italia, uno de los países más golpeados por la pandemia, pues ya supera en muertes y está cerca de igualar en casos a China, que a su vez ha sido superada en contagios por Estados Unidos este viernes. Maria está jubilada y pasa el confinamiento sola con su perra Pepa en su casa del barrio de Esquilino, en Roma. Su hijo se fue hace años a trabajar a México y ella no tiene más familia en la ciudad; pasa los días hablando con sus vecinos por la ventana y aprendiendo idiomas.

Un arcoíris en una ventana de Londres, Reino Unido, este 24 de marzo. Niños de todo el país están colocando arcoíris en las ventanas de sus casas para ayudar a mantener a los demás entretenidos durante el brote, una iniciativa apodada The Rainbow Trail [el sendero de arcoíris]. El primer ministro británico, reacio en un principio a adoptar medidas drásticas,  anunció este lunes el confinamiento obligatorio para toda la población. "Solo se podrá abandonar el domicilio en ciertas ocasiones justificadas: para hacer compras esenciales, para el trayecto hacia el trabajo únicamente cuando no se pueda realizar desde casa y para hacer ejercicio durante una hora al día solo o con miembros de la familia", indicó Boris Johnson.

El tenor Stéphane Sénéchal canta en la ventana para sus vecinos de París, Francia, este 21 de marzo. Sénéchal canta todas las noches desde el comienzo de las medidas de contención en Francia, el cuarto país europeo con más casos de coronavirus. Como precaución, la segunda vuelta de las elecciones municipales de París ha sido aplazada tras una abstención histórica en la primera ronda y las crecientes críticas por su celebración, el pasado 15 de marzo.

Mayka Gómez, vecina de la localidad granadina de Huétor Tájar, organiza cada día dos sesiones de teatro infantil desde el balcón de su casa para "hacer más amena la cuarentena", según cuentan desde el propio Ayuntamiento. Mantener las rutinas, dejar espacio para el juego y la actividad física o transmitirles que tienen una labor importante en la crisis son algunas de las recomendaciones de los expertos para que los niños sobrelleven el confinamiento. Se estima que el cierre de colegios por el coronavirus afecta a un 87% de los estudiantes en el mundo: 1.524 millones en más de 160 países, según la UNESCO.

Etiquetas
Publicado el
27 de marzo de 2020 - 22:13 h

Descubre nuestras apps

stats