El despliegue de soldados y los cortes de acceso a internet aumentan la tensión en Myanmar

Manifestantes en Myanmar sujetan carteles contra el golpe de estado militar

La junta militar que ha tomado el poder en Myanmar ha cortado esta madrugada internet por segunda noche consecutiva. Con la restricción de su acceso a la web y los tanques en las calles, la tensión aumenta en el país, que ha visto manifestaciones multitudinarias en los últimos días en protesta contra el golpe de Estado perpetrado hace dos semanas por los uniformados.

Según el observatorio NetBlocks, el tráfico de internet en Myanmar cayó hasta el 15% de lo habitual a partir de la una de la madrugada de este martes. Este es el cuarto bloqueo, segundo consecutivo, que sufren las comunicaciones del país desde el levantamiento.

La escalada de tensión entre militares y el movimiento de desobediencia civil va en aumento desde el pasado 1 de febrero, día de la asonada. Un total de 426 personas han sido arrestadas desde entonces, de las cuales 391 siguen detenidas. Entre ellas la líder electa Aung Sang Suu Kyi, cuya liberación exigen los manifestantes. 

Los militares también bloquearon redes sociales como Facebook o Twitter días después del golpe para evitar la organización de movilizaciones y han reformado las leyes para restar derechos fundamentales y permitir más detenciones. Concretamente los artículos 5, 7 y 8 de la Ley de Protección de la Seguridad y la Privacidad de los Ciudadanos, que exige una orden para poder arrestar a alguien y retenerlo más de 24 horas, entre otras garantías legales.

Nuevos cargos contra Aung San Suu Kyi

Pese a todas las revueltas por su puesta en libertad, la Policía ha presentado este martes nuevos cargos contra la líder electa, Aung San Suu Kyi, a quien los militares acusan de un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre donde su partido, la Liga Nacional para la Democracia, volvió a ganar como ya lo hizo en 2015.

La nobel de la paz y consejera de Estado, que se encuentra en arresto domiciliario desde el golpe, fue acusada el 3 de febrero por importación ilegal de un dispositivo telefónico y se espera que comparezca mañana ante el juez.

Según ha confirmado el abogado Khin Maung Zaw, la mandataria ha sido acusada también de un delito relacionado con la ley de desastres naturales. El mismo cargo que se ha presentado contra el presidente, Win Myint, quien se encuentra también bajo arresto. Myint ha sido acusado también de quebrantar las medidas de distanciamiento social impuestas por la pandemia tras organizar un acto electoral al que asistieron más de 30 personas.

El desafío de los manifestantes a los militares no cesa

Las represalias que las fuerzas militares están tomando contra los manifestantes no han logrado silenciar las movilizaciones y paros en buena parte del país. Según vídeos difundidos en las redes, a pesar del despliegue de tanques, cientos de personas salieron este lunes a las calles coreando gritos de protesta y con pancartas donde se podía leer: "Acabad con la dictadura".

La represión en las calles y el despliegue de tanques en varias zonas de Rangún provocó que un grupo de embajadas, incluidas la de la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido y otros 12 países, publicaran un comunicado en la noche del domingo en el que condenaron de forma "inequívoca" la detención de líderes políticos, activistas y funcionarios, así como el acoso a periodistas.

Etiquetas
Publicado el
16 de febrero de 2021 - 13:06 h

Descubre nuestras apps

stats