Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La matanza de palestinos hambrientos abre los ojos del mundo ante la crisis en Gaza
Ábalos: “El aforamiento, por lo que pueda pasar, también es una forma de defenderme”
Opinión - De un tiempo, de un país. Por Rosa María Artal

Entra en vigor la ley turca que castiga con cárcel la difusión de “información falsa”

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan durante la Reunión de la Comunidad Política Europea en Praga, República Checa, el pasado 6 de octubre.

EFE

8

Una nueva ley que permite castigar con penas de entre uno y tres años de cárcel a cualquiera que difunda “información falsa” en internet “con motivo de crear miedo” ha entrado este martes en vigor en Turquía pese a las fuertes protestas que ha desatado dentro y fuera del país.

Apodada como “ley de la censura” por sus críticos, la nueva “Ley de Modificación de la Ley de Prensa y de Algunas Leyes de Turquía”, se ha publicado este martes en el Boletín Oficial, lo que implica su entrada en vigor.

“Quien difunda públicamente información falsa sobre la seguridad interior y exterior, el orden público y la salud general del país de forma que pueda perturbar la paz pública” con el objetivo de “crear ansiedad, miedo o pánico”, será condenado a penas de prisión de un año a tres años“, reza el texto de la nueva legislación

Can Guleryuzlu, presidente de la Asociación de Periodistas Progresistas (CGD), ha dicho a EFE que la ley no solo afectará a los escritores, periodistas y usuarios de las redes sociales, sino también a toda la sociedad. “El verdadero objetivo es silenciar todas las voces críticas, ya que el país se dirige a unas elecciones muy importantes”, añadió en alusión a los comicios generales del próximo año.

Tal y como está redactada la controvertida ley, que dotará a las autoridades de más poder para perseguir y castigar a la prensa crítica, solo el Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan “decidirá si un contenido compartido se corresponde con la verdad o no”, denuncia el representante de los periodistas.

Inconstitucional

La preparación y aprobación, el pasado día 13, de esta nueva ley desencadenó una oleada de amplias protestas dentro y fuera del país, y se espera que el principal partido de la oposición turca, el CHP, presente un recurso de constitucionalidad. Sin embargo, es posible que los jueces de la alta corte no traten el caso hasta después de las elecciones.

El Colegio de Abogados de Turquía ha resaltado que la ley es contraria a la Carta Magna del país: “Esta normativa, que restringe la libertad de expresión y de prensa, es claramente contraria al Convenio Europeo de Derechos Humanos y a la Constitución”, señala.

“Va en contra de los principios de ser predecible y específica, todo el mundo está bajo la amenaza de ser el autor del delito. En este caso, no se puede hablar de la existencia de seguridad jurídica en el país”, añade el organismo.

“Somos conscientes de que se está obstaculizando la libertad de comunicación y de expresión entre las personas y se ha inventado una tapadera para ocultar la verdad”, señala por su parte la Asociación de Escritores de PEN Turquía, tras denunciar que la ley busca “confiscar los derechos y libertades fundamentales”.

Incluso antes de esta ley, la represión de la libertad digital en Turquía y la frecuente persecución y encarcelamiento de periodistas han llevado al país a ser clasificado como “No libre” por Freedom House y a Turquía a ocupar el puesto 153, de los 180 países de la lista sobre la situación de la libertad de prensa de Reporteros sin Fronteras.

Etiquetas
stats