López Obrador celebra su amistad con Trump en una primera reunión entre ambos sin menciones a la migración

Los presidentes mexicano y estadounidense, Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump, frente a la Casa Blanca

EFE

1

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se ha referido en buenos términos a su homólogo estadounidense, Donald Trump, al que ha llamado "mi amigo" en la primera reunión entre ambos celebrada este miércoles, que se ha centrado en el plano comercial y que no ha tocado los temas más espinosos de la relación, como la inmigración o el muro en la frontera común.

En una semana en la que la administración Trump revisa los términos del programa DACA (aquel que protege a los inmigrantes indocumentados que alcanzaron el país siendo niños), el presidente mexicano afirma que "fallaron los pronósticos: no nos peleamos, somos amigos y vamos a seguir siendo amigos" en relación al presidente estadounidense. Se estima que más de 650.000 inmigrantes indocumentados, de los cuáles el 80% suponen mexicanos, se acogen a dicho programa para permanecer en el país.

El mandatario mexicano se ha pronunciado así poco después de que Trump afirmara que los dos han tenido "una gran relación desde el principio, contra todos los pronósticos". "Han aprendido a no apostar en nuestra contra. Creo que eso en México lo han aprendido", ha asegurado el presidente de EEUU.

Los dos han hablado ante una audiencia compuesta por representantes gubernamentales y empresarios de ambos países, antes de una cena destinada a celebrar la entrada en vigor este mes del tratado comercial renegociado T-MEC entre EE.UU., México y Canadá. "Somos países, somos pueblos vecinos, hermanos, que queremos mantener buenas relaciones en lo económico, en lo comercial, en lo social, en lo cultural. Y ese es el propósito de esta visita. Es el comienzo de una etapa nueva", ha recalcado López Obrador.

Por su parte, Trump ha dicho que la cena cerraba "un día productivo de encuentros y una visita excepcional, en la que se han hecho tremendos avances para los dos países" en materia comercial. "A su gran presidente, quiero decirle que ha sido un profundo privilegio tenerle hoy aquí, y un profundo privilegio tenerle como mi amigo", ha agregado, finalmente, Trump.

Justin Trudeau no ha acudido al encuentro

La reunión, que celebra la entrada en vigor del tratado comercial entre los países de América del Norte conocido como T-MEC, ha quedado marcada por la notable ausencia de representantes de Canadá, cuyo primer ministro, Justin Trudeau, ha decidido no viajar a Washington aparentemente debido a los planes de Estados Unidos de imponer nuevos aranceles a las importaciones de aluminio canadiense.

A la cena han asistido doce empresarios estadounidenses, entre ellos los presidentes de las compañías petroleras Shell y Cabot, directivos de las automovilísticas Ford y General Motors, y los presidentes de empresas tan importantes como Intel, Fedex, UPS, Lockheed Martin y Blackstone. Por el lado de México, han acudido el multimillonario Carlos Slim, Patricia Armendáriz Guerra (Financiera Sustentable), Carlos Bremer Gutiérrez (Grupo Financiero Value), Daniel Chávez Morán (Grupo Vidanta) y Bernardo Gómez Martínez (Grupo Televisa).

El yerno de Trump, Jared Kushner, quien ha ocupado un papel crucial en la relación con México y la renegociación del T-MEC, ha acompañado a la comitiva junto al principal arquitecto de la política migratoria del presidente estadounidense, Stephen Miller, conocido por su línea dura contra los migrantes.

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2020 - 02:08 h

Descubre nuestras apps

stats