La portada de mañana
Acceder
Moncloa aceptó a Espejel y Arnaldo para tener nueve años de mayoría en el TC
Cena familiar o de empresa: así es el riesgo de contagio durante las fiestas navideñas
Opinión - 'Matan la filosofía, asesinan el futuro', por Elisa Beni

Los médicos rechazan el traslado del opositor ruso Navalni a Alemania y afirman que no han encontrado veneno

Los médicos afirman que no hay rastros de veneno en los análisis de Navalni

Los médicos que han atendido al opositor ruso Alexéi Navalni han rechazado la posibilidad de que el paciente, en coma e ingresado en una unidad de cuidados intensivos, salga del país para recibir tratamiento, alegando que está demasiado enfermo para ser trasladado, según ha explicado el secretario de prensa del crítico de Putin. Además, han afirmado que no han encontrado rastro de veneno en los análisis realizados.

La portavoz del líder opositor ruso Alexéi Navalni afirma que ha sido envenenado

La portavoz del líder opositor ruso Alexéi Navalni afirma que ha sido envenenado

"No se detectaron venenos ni rastros de ellos en los análisis de sangre ni de orina", ha dicho Anatoli Kalinichenko, el subdirector del hospital de Omsk (Siberia), citado por la agencia Interfax. Ha agregado que los médicos consideran que Navalni no fue envenenado. En una sesión informativa de este viernes, el médico ha declarado que el hospital ya tenía un diagnóstico completo sobre Navalny, pero que aún no podía revelarlo.

Los médicos se han negado a permitir que lo saquen del país para recibir tratamiento. El plan era que Navalni fuera trasladado a Alemania en un avión medicalizado para evitar interferencias en su asistencia sanitaria. La decisión del no traslado fue anunciada por los médicos apenas una hora antes de que llegara el avión.

La familia de Navalny ha explicado que los médicos habían indicado que estaban listos para entregar al paciente a su familia, pero luego cambiaron repentinamente de opinión poco antes de que llegara el vuelo, informa The Guardian. "No está en muy buenas condiciones y no podemos confiar en este hospital", ha indicado la esposa de Navalny, Yulia, a los periodistas este viernes por la mañana. "Exigimos que nos lo entreguen para que podamos tratarlo en un hospital independiente con médicos en quienes confiamos".

Un avión despegó de Nuremberg con un equipo médico en la madrugada del viernes y, según medios alemanes, se dirigía a Omsk para recoger al opositor ruso y regresar a Berlín, donde el hospital Charité estaba listo para atenderlo.

Kira Yarmysh, la secretaria de prensa de Navalny, expresó anteriormente temores de que los funcionarios del hospital pudieran impedir el traslado de Navalny al extranjero y desaconsejó confiar en otras fuentes de información sobre la salud del opositor.

"La prohibición de transportar a Navalni es solo para ganar tiempo y esperar el momento cuando ya no se pueda detectar el veneno en su organismo. Cada hora de retraso representa una amenaza crítica para su vida", ha escrito en Twitter Yarmysh.

"Es ilegal mantener a Alexéi en un hospital que no cuenta con los tratamientos, condiciones y equipos necesarios. No nos enseñan los informes", ha denunciado, también en Twitter, Anastasía Vasílieva, doctora que atiende habitualmente a Navalni y líder del sindicato Alianza de Médicos.

Alexei Navalni fue ingresado ayer en el hospital después de sentirse mal a bordo de un avión en un trayecto de Tomsk a Moscú. El vuelo fue interrumpido y, tras aterrizar en Omsk, el opositor fue trasladado al hospital con sospecha de envenenamiento.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats