El Gobierno holandés ordena adelantar el cierre de restaurantes y tiendas por el repunte de COVID

Gente entrando en el cine en Leidseplein, Ámsterdam.

Países Bajos ha anunciado nuevas restricciones este viernes en un intento de detener el fuerte aumento de los casos de COVID-19, que ha batido récords esta semana y evitar una mayor sobrecarga de los centros hospitalarios. La hostelería y las tiendas no esenciales tendrán que adelantar la hora de cierre a las 20:00 horas y a las 18:00 respectivamente, según ha dicho el primer ministro en funciones, Mark Rutte.

Las medidas, las primeras de este tipo en Europa Occidental desde el verano, entrarán en vigor este sábado por la tarde y durarán tres semanas, hasta al menos el 4 de diciembre.

“La presión sobre el sistema sanitario es otra vez extremadamente alta (...) las cirugías de cadera, rodilla y corazón se están posponiendo nuevamente, a veces por segunda vez”, ha dicho Rutte, quien ha defendido que es necesario actuar con rapidez y firmeza, porque el virus está "en todas partes, en todas las edades y en todos los sectores".

"Las restricciones son inevitables", ha defendido Rutte. Además de la limitación de horarios, no se permitirá la presencia de público durante las próximas tres semanas en los eventos deportivos, tanto profesionales como no profesionales.

El Gobierno ha recomendado trabajar desde casa siempre que sea posible, y limitar las visitas a cuatro personas por casa. De momento se han descartado otras medidas más duras solicitadas por los expertos que asesoran al Gobierno, como el cierre de cines y teatros, que no tendrán limitación de horarios.

Asimismo, se mantendrá el pase COVID para acceder a los negocios hosteleros, cines, teatros, piscinas y gimnasios, así como el uso de las mascarillas en supermercados, tiendas no esenciales, transporte público y edificios oficiales.

El cierre de la hostelería a las 20:00 horas es una concesión del Gobierno al sector, pues las autoridades en un principio tenían previsto adelantar la clausura de bares y restaurantes a las 19:00, según informa EFE. Estos negocios podrán continuar con el servicio de comida a domicilio más allá de las 20:00.

Si alguien da positivo en un test, la cuarentena se aplicará no solo a la persona contagiada, sino también al resto de personas que convivan con el afectado.

Los nuevos contagios por coronavirus en el país, de 17,5 millones de habitantes, han aumentado rápidamente después de que se abandonaran las medidas de distanciamiento social a finales de septiembre.

Estas restricciones suponen un giro drástico en la política del Gobierno holandés, que hasta el mes pasado pensaba que una tasa de vacunación relativamente alta le permitiría suavizar aún más las medidas hacia finales de año, según ha informado Reuters.

El porcentaje de población adulta con la pauta completa es del 85,9% (el 82,4% de las personas mayores de 12). Los no vacunados ocuparon el 56% de las camas en hospitales neerlandeses destinadas para pacientes con COVID-19 el pasado octubre. Este porcentaje subió a un 70% en el caso de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), según datos del Ministerio de Sanidad, informa EFE.

Países Bajos ha registrado 16.287 contagios en las últimas 24 horas, casi los mismos que este jueves, cuando se alcanzó la cifra más alta desde el inicio de la pandemia con 16.364 casos. La incidencia se encuentra en 93,2 contagios por cada 100.000 habitantes. En estos momentos, la incidencia es de 793 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, según los datos de Johns Hopkins analizados por elDiario.es.

Etiquetas
Publicado el
12 de noviembre de 2021 - 12:55 h

Descubre nuestras apps

stats