La UE acepta una rebaja del 50% en las vacunas previstas hasta marzo y da por terminada la guerra con AstraZeneca

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen

Bruselas acepta una rebaja de alrededor del 50% de las vacunas de AstraZeneca para el primer trimestre del año –febrero y marzo– y da por terminada una guerra que duraba diez días. La última oferta, aceptada por la Comisión Europea, consiste en pasar de 31 millones de dosis, que el viernes 22 de enero la farmacéutica dijo que tenía disponibles, a 40 millones para el primer trimestre del año, y adelantar una semana la entrega de las vacunas. Lo que no han explicado ni AstraZeneca ni la Comisión Europea es de qué plantas llegará ese extra, si de dentro de la UE o de fuera, incluido Reino Unido.

La cifra prevista en diciembre por la Comisión Europea, en todo caso, era de al menos 80 millones de dosis en el primer trimestre de 2021, cifra rebajada de los 120 millones de dosis que se apalabró en verano.

"Paso adelante con las vacunas", ha tuiteado este domingo por la tarde la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen: "AstraZeneca entregará 9 millones de dosis adicionales en el primer trimestre (40 millones en total) en comparación con la oferta de la semana pasada y comenzará las entregas una semana antes de lo programado. La empresa también ampliará su capacidad de fabricación en Europa".

Con este acuerdo, la Comisión Europea quiere dar por terminada la guerra de las vacunas con AstraZeneca, que llegó a desatar un conflicto diplomático con Reino Unido el viernes por la noche, cuando Bruselas llegó a anunciar que establecería controles a las exportaciones en la frontera de las Irlandas para evitar una fuga de vacunas de la UE a Reino Unido por ese paso fronterizo invisible en virtud de los Acuerdos de Viernes Santo, tal y como reconoce el acuerdo del Brexit.

Pero que el Ejecutivo comunitario quiera pasar página no quiere decir que el Parlamento Europeo vaya a ser fácil de convencer, muy críticos con la estrategia de la Comisión y la opacidad con los contratos. "Solo la plena transparencia en los contratos con las farmacéuticas garantiza la responsabilidad de ambas partes y la confianza de la ciudadanía", ha afirmado la presidenta de los socialistas europeos en la Eurocámara, Iratxe García: "Al menos algunos miembros del Parlamento Europeo deberían acceder a la información sobre dosis y plazos, bajo confidencialidad".

"Que la Comisión Europea llame a esto 'publicar el contrato con AstraZeneca' no es una nueva tomadura de pelo, sino que directamente pasa a la categoría de falta de respeto", ha afirmado la portavoz de IU en la Eurocámara, Sira Rego: "Desde la Izquierda en el Parlamento Europeo vamos a pedir explicaciones y exigimos que se publiquen todos los contratos sin censurar". La copresidenta de La Izquierda, Manon Aubry, ha insistido: "Exigimos transparencia en todos los contratos anteriores y exigimos que las vacunas se conviertan en bienes comunes globales".

El presidente de los liberales en la Eurocámara, Dacian Ciolos (Renew Europe), ha pedido cuentas a Von der Leyen este domingo: "La Comisión Europea es responsable ante el Parlamento Europeo. He invitado a Von der Leyen venir al Parlamento para discutir la estrategia de vacunas de la UE y también para entender los hechos del viernes del viernes. Renew Europe solicita un debate plenario y una resolución del PE sobre vacunas".

Von der Leyen, miembro del PP europeo, tendrá difícil eludir la rendición de cuentas ante presión de socialistas, liberales, La Izquierda y Verdes del Parlamento Europeo,

El horizonte pasa por autorizar más vacunas y, también, por agilizar los ritmos de vacunación de los países. La Comisión Europea marcó el objetivo de tener vacunada al 70% de la población adulta en verano, algo que se antoja inviable salvo que se resuelvan rápidamente los actuales inconvenientes.

La Comisión Europea cuenta con 2 300 millones potenciales de dosis tras sellar acuerdos con seis empresas diferentes: BioNTech-Pfizer (hasta 600 millones de dosis); AstraZeneca (hasta 400 millones de dosis); Sanofi-GSK (hasta 300 millones de dosis); Johnson and Johnson (hasta 400 millones de dosis); CureVac (hasta 405 millones de dosis); Moderna (hasta 160 millones de dosis).

Además, la Comisión Europea ha mantenido conversaciones con Novavax y Valneva sobre la adquisición de hasta 200 y 60 millones de dosis, respectivamente. El Ejecutivo comunitario ha autorizado y comercializado las vacunas producidas por tres de estas empresas: BioNTech-Pfizer (21 de diciembre de 2020), Moderna (6 de enero de 2021) y AstraZeneca (29 de enero).

Es decir, quedan aún vacunas por autorizar y negociaciones por concluir con laboratorios que, como en el caso de Novavax, están siendo examinadas en Reino Unido para ser utilizarlas.

Este lunes, Biontech y la Comisión Europea han anunciado a bombo y platillo algo que ya estaba previsto: que el laboratorio suministrará a los países de la Unión Europea (UE) 75 millones de dosis de su vacuna en el segundo trimestre tras optimizar sus procesos de producción. "Seguimos trabajando para aumentar los suministros a partir del 15 de febrero para alcanzar el número de dosis fijado en los contratos", dijo el director financiero de la compañía, Sierk Poetting en un comunicado. "Además, en el segundo trimestre podremos suministrar 75 millones de dosis más a la UE", agregó.

Ese suministro forma parte del segundo pedido de la UE, de 200 millones de dosis, que se esperaba para la segunda mitad del año. El anuncio de Biontech se produce casi inmediatamente antes de una cumbre de vacunación convocada por el Gobierno alemán, con representantes de las farmacéuticas y de la UE. "Estamos trabajando con empresas farmacéuticas para garantizar que las vacunas se entreguen a los europeos", ha tuiteado Ursula von der Leyen, "BioNTech/Pfizer  entregará 75 millones de dosis adicionales en el segundo trimestre del año, y hasta 600 millones en total en 2021".

600 millones de dosis para 2021 es la cifra que, desde hace un mes, espera el Ejecutivo comunitario de Pfizer.

AstraZeneca, la más barata

Debajo de los tachones del contrato difundido el viernes por la Comisión Europea, se ha podido descubrir una cifra: 870 millones de euros para 300 millones de dosis, incluyendo todos los costes. Así, si se descuentan los 336 millones de euros que adelantó la Comisión Europea, quedarían 534 millones pendientes. Si se dividen esos 534 millones entre las 300 millones de dosis, salen a pagar 1,78 euros por dosis. La cifra más barata, como publicó (y borró) en Twitter una dirigente del Gobierno belga, Eva de Bleeker.

Etiquetas
Publicado el
31 de enero de 2021 - 20:17 h

Descubre nuestras apps

stats