La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El PP agota el impulso de la amnistía y cae su ventaja sobre el PSOE
El Gobierno de Ayuso reclama 400.000 euros a familiares de fallecidos en residencias
OPINIÓN | Si el Supremo lo imputa, el fiscal general debería recordar a Oltra

Detenidos por el asesinato de una cajera en Cambrils

Rioja2

0

Cinco personas han sido detenidas en el País Vasco y Cantabria por su presunta integración en una banda que el pasado octubre llevó a cabo un atraco en un banco de la localidad tarraconense de Cambrils y en el que asesinaron a una empleada de la sucursal.

La mayoría de las detenciones se ha efectuado en Bilbao aunque el presunto cabecilla de la banda ha sido arrestado en la localidad cántabra de Castro Urdiales. Las fuerzas de seguridad atribuyen a este grupo una veintena de atracos en distintos puntos del territorio español.

El atraco mortal tuvo lugar a las 8.30 de la mañana del pasado 25 de octubre de 2010 en una sucursal del Banco Santander, ubicada en la calle Roger de Llúria de Cambrils, en una zona comercial, cerca del Paseo Marítimo. La víctima por arma de fuego, Estela Calduch, tenía unos 25 años y los asaltantes huyeron a pie. Los atracadores, que iban armados, entraron en el interior de la sucursal y dispararon en el cuello de la mujer.

Tras el asalto, la policía catalana inició un operativo extraordinario de control de carreteras y de ferrocarriles para hallar a los asaltantes. Tanto la entidad como los comercios de la zona disponían de cámaras de seguridad por lo que los Mossos también procedieron a analizar las imágenes para identificar a los huidos. Los dos hombres, que irrumpieron en el banco con un arma de fuego, no iban encapuchados pero llevaban algún elemento para camuflarse.

La grabación, de casi un minuto de duración, permite ver a los dos individuos frente a la caja. La investigación del caso ha determinado que el disparo mortal, que alcanzó en el cuello de la cajera, se produjo a través de la trampilla del cristal de seguridad, y la víctima no se negó en ningún momento a dar el dinero a los asaltantes, que huyeron precipitadamente sin ningún botín.

Etiquetas
stats