La portada de mañana
Acceder
INVESTIGACIÓN | El Gobierno de Ayuso reformó otros cinco centros sin concurso
OPINIÓN | 'Delinquir troceando', por Marco Schwartz
La causa contra el fiscal general llega al Supremo

Las almazuelas vuelven a colgar de las casas de Pradillo

Las almazuelas vuelven a colgar de las casas de Pradillo

Rioja2

0

La Asociación de turismo rural 'Altura', de la Oficina de Turismo de Cameros, en colaboración con el Ayuntamiento de Pradillo de Cameros, celebran la décima edición de la 'Fiestas de las Almazuelas Colgadas' tras dos años de parón por la pandemia.

“Va a ser una edición especial ya que es la décima, que habría sido en el 2020 pero no se hizo por la pandemia, aunque sí que se colgaron algunas almazuelas como recuerdo pero no se hizo ninguna fiesta” ha destacado el responsable de la Oficina de Turismo de Cameros, Jesús Toledo, en una entrevista con Europa Press.

Este año Pradillo de Cameros recuperará esta fiesta durante los días 20 y 21 de agosto, que, además, promete ser diferente con la principal novedad de su extensión al domingo 21, es decir, un día más que otras ediciones, “normalmente sólo hacíamos esta fiesta un sábado, el anterior a las fiestas de Pradillo, pero lo vamos a ampliar al domingo por la mañana, ya que hemos detectado una gran demanda, aunque el día fuerte seguirá siendo el sábado, este año, 20 de agosto”.

Toledo ha explicado cómo, a pesar de la ampliación de las fiestas, éstas seguirán manteniendo fundamentalmente su estructura tradicional “el sábado a partir de las 11 horas se colgarán las almazuelas en Pradillo, y a esa misma hora también las artesanas que vienen de otros pueblos y comunidades estarán exponiendo sus trabajos en el prado de Pradillo”.

Además, en su décima edición, se repiten dos actividades que “han tenido bastante éxito en los últimos años” según ha señalado Toledo, “por un lado, las rutas guiadas por las artesanas expertas que forman parte del comité organizador por diferentes lugares del pueblo, para explicar las características de las almazuelas colgadas, que se harán una ruta por la mañana y otra por la tarde”.

En cuanto a la otra actividad que se mantiene, se trata de “un taller colectivo abierto a todas las personas que quieran participar cosiendo, sepan o no, para elaborar una almazuela colectiva que ha sido diseñada previamente por una de las artesanas organizadoras, y que tendrá lugar por la mañana y por la tarde también el prado” y sobre la cual Toledo destacaba que “es una actividad que permite que participe mucha gente en esa almazuela, por lo que tiene también un componente emotivo, y será presentada en otoño y seguramente sorteada en la fiesta del año que viene”.

Por su parte, la diferencia, además de la ampliación de las fiestas, la marcará también la celebración de un concierto en la iglesia de San Martín, que será “un concierto clásico de unos artistas y compositores que viven en Pradillo, aunque tienen un recorrido internacional, y haremos un acto simbólico colgando una almazuela grande en el hórreo”.

ARTESANÍA, TURISMO Y GASTRONOMÍA

Todo esto se completará, según ha explicado Toledo, con el aspecto gastronómico, “es un evento de artesanía, de turismo y de gastronomía”.

El componente de artesanía textil lo ponen, como es evidente, las almazuelas, “algo muy clásico en estos pueblos de montaña, y con las que mantenemos también la reivindicación de la palabra 'almazuela', porque en muy pocos lugares se le conoce a este tipo de trabajos con esta palabra” y sobre lo cual ha señalado cómo “ni siquiera aparece en la RAE”.

En cuanto al turismo, “se debe en gran parte por las fechas, la tercera semana de agosto, vienen muchos turistas a ver el pueblo y sus recursos turísticos”.

Y, en cuanto al componente de la gastronomía tradicional, Toledo ha destacado que “tenemos un mercado que organizamos la Asociación Altura con socios productores de alimentos tradicionales, y a la hora de comer el sábado se hace una comida popular, con la degustación gastronómica de algún alimento tradicional”.

DESDE 2011 POR UNA PASIÓN FAMILIAR

“Es un origen de imaginación” nos contaba Toledo al hablar de los orígenes de estas fiestas, de los cuales es protagonista la artesana Laura Fraile, originaria de Villanueva de Cameros, “su madre hacía almazuelas, aprendió de su madre y trabajaban juntas, y cuando su madre murió me comentó la idea de lo bonitas que quedarían las almazuelas colgadas de las ventanas de su casa, y me pareció una buena idea”.

Toledo ha explicado cómo “el primer año lo organizamos entre Villanueva y Pradillo, y se hizo durante varios días ya que hubo muchos talleres en los dos pueblos, y ha crecido hasta esta iniciativa que ha continuado solo en Pradillo, ya a partir de la tercera edición y hasta ahora”.

UNA FIESTA QUE SE EXPANDE

“Estos días estamos encontrando documentación de otros pueblos que están haciendo lo mismo, que ya cuelgan almazuelas de las ventanas de sus pueblos” ha contado Toledo, quién ha afirmado que “no nos importa, incluso les hemos invitado a venir a exponer sus trabajos y colaborar y participar en la promoción de esta artesanía”.

Artesanía de la cual ha destacado su “potente historia y arte extraordinario, que se remonta a la época de antes de Egipto” y que, ha añadido, “está asociado principalmente al arte femenino, al coser que tradicionalmente se ha vinculado a las mujeres”.

Finalmente, Toledo ha señalado el interés creciente de esta celebración riojana “llevamos dos años recibiendo muchas consultas desde diferentes partes de España” y ha señalado cómo incluso “el otro día me llamaron desde Tenerife para preguntar sobre la realización de esta fiesta” y ha concluido que “vendrá gente de fuera, de todas las comunidades, y esperamos tener el éxito que hemos tenido en años anteriores a la pandemia en cuánto a público”.

Etiquetas
stats