eldiario.es

9
Menú

Garrido se alinea con el discurso de Casado sobre Vox: "No me ha demostrado que sea radical ni extremista"

El presidente de la Comunidad de Madrid asegura que "quien ha demostrado hasta el momento ser radical es Podemos. A los demás aún no los hemos visto"

Garrido, considerado "moderado" por una parte del PP de Madrid, se afana por encajar su discurso con el del líder nacional a pocos días de conocerse las candidaturas en Madrid, que no garantizan nada al sucesor de Cifuentes

Las declaraciones llegan en plena polémica por la exigencia de Vox, parcialmente escuchada por el PP, de retirar del acuerdo la dotación a las medidas para proteger a las víctimas de la violencia de género 

- PUBLICIDAD -
Ángel Garrido pide que "al final" haya integración y Casado contesta: "Por supuesto que habrá integración"

Garrido se alinea con el discurso de Casado sobre Vox: "No me ha demostrado que sea radical ni extremista".

El presidente de la Comunidad de Madrid, señalado por compañeros de partido como "moderado" para la nueva línea ideológica impuesta por Pablo Casado, se afana por calcar el discurso del líder nacional cuando apenas quedan cinco días para que se conozca si finalmente será o no candidato autonómico en mayo. Nada está garantizado aún para él.

"Vox no me ha demostrado que sea radical o extremista", ha dicho en una entrevista este martes en Telemadrid. Unas horas antes, Casado utilizaba en otra entrevista un argumento similar: "Lo que está diciendo Vox en Andalucía está dentro de la Constitución"

"Quien ha demostrado hasta el momento ser radical es Podemos. A los demás aún no los hemos visto", ha defendido el jefe del Ejecutivo madrileño en plena polémica por la exigencia de Vox de retirar del acuerdo entre PP y Ciudadanos en Andalucía el compromiso de dar dotación presupuestaria "suficiente" a todas las medidas incluidas en la ley contra la violencia de género de 2004 para contar con su respaldo en la investidura. Garrido siempre evitó calificar como extrema derecha a Vox pero representaba un discurso centrado en señalar las "enormes diferencias" entre su partido y el de Santiago Abascal. 

La voluntad de la extrema derecha de romper el consenso social y político que reconoce la violencia estructural contra las mujeres y la respuesta del PP ha creado, además, las primeras grietas en la era Casado. El líder conservador se ha abierto a "ampliar su compromiso a todas las víctimas de violencia", incluidos los hombres. "La ley de violencia de género es compatible con la protección de las víctimas de violencia doméstica", ha defendido este martes en una entrevista en Onda Cero. 

El presidente autonómico ha evitado entrar a valorar sus posibilidades y ha puesto sobre la mesa su trabajo en el cargo institucional como aval. "Es lo que he hecho siempre: trabajar, intentar hacer las cosas bien. Creo honestamente que Madrid está muy bien, mejor que el resto de comunidades", ha defendido.

Pese a ello, ha admitido que "las cosas no son para siempre", en clara alusión a la incertidumbre sobre las candidaturas que pueden dejarlo fuera del tique electoral. "Te pueden elegir en un momento dado para una responsabilidad pero si se demuestra que no se está a la altura, se puede no repetir. O p uede ser que lo hagas lo suficientemente bien y te pidan seguir", ha apuntado tras rehusar responder si el PP le cerró en un primer momento la puerta a ser candidato cuando la urgencia tras la dimisión de Cifuentes obligó a Génova a elegir un sucesor provisional hasta la próxima convocatoria electoral. 

Por su parte, Casado también ha lanzado balones fuera sobre la elección de los número uno en las plazas madrileñas. Las decisiones, ha dicho en Onda Cero, "no se comunican desde una radio sino a los interesados". El líder del PP ha sido parco en palabras tras ser preguntado expresamente por Garrido: se ha limitado a decir que ha realizado una "excelente gestión". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha