El Ayuntamiento de Madrid elimina la Dirección General de Igualdad en plena ofensiva de Vox contra el feminismo

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado de la vicealcaldesa, Begoña Villacís, durante la inauguración de la primera estación de Bicimad en el distrito de Latina.

El Ayuntamiento de Madrid reordena el área de Familias, Igualdad y Bienestar Social en plena ofensiva de Vox contra el feminismo. La parte perjudicada en esta reorganización es la pata relacionada con Igualdad. El departamento dirigido por Pepe Aniorte (Ciudadanos) tiene previsto eliminar la Dirección General de Conciliación y Cooperación Institucional para la Igualdad de Oportunidades. Esta decisión lleva aparejado el cese de la responsable del departamento, Rosa María Gómez Rivera, que ocupaba el cargo desde el anterior mandato -cuando Ahora Madrid gobernaba el Ayuntamiento- y a quien ya se ha comunicado su salida.

Con este cambio, la concejalía recorta una parte del personal que trabaja en Igualdad para trasladarlo a Servicios Sociales, concretamente a la Dirección General de Atención Primaria, Comunitaria y Emergencia Social, según confirman fuentes del área a elDiario.es. La justificación es que el Ayuntamiento entiende que "hay que centrarse en la crisis social" por el impacto de la pandemia. "Con la reestructuración los objetivos de política de igualdad se pueden cumplir. El presupuesto no cambia", argumenta un portavoz del departamento que dirige Aniorte, que asegura que la decisión no responde a "ninguna petición externa". Es decir, la corporación desvincula la decisión a presiones de Vox.

Su cese, no obstante, no se hará efectivo hasta dentro de dos semanas cuando se apruebe en Junta de Gobierno. A partir de entonces, una única dirección general asumirá igualdad, violencia machista y diversidad. Así estaba organizado en el pasado, con los anteriores gobiernos del PP y en los primeros meses de Gobierno de Ahora Madrid. Luego el equipo de Carmena dividió las políticas en dos direcciones generales diferentes. Este departamento de nuevo aglutinador estará dirigido por Ana Fernández Izquierdo, la actual directora de Prevención y Atención frente a la Violencia de Género.

La funcionaria está cerca de la jubilación y cuenta con décadas de servicio al Ayuntamiento de Madrid a sus espaldas. Fue la número dos de la concejala de Ahora Madrid Celia Mayer, cuando esta dirigía el área de Políticas de Género y Diversidad.

Europa Press adelantó que se había producido su "dimisión" y que era debida a "motivos personales" citando fuentes municipales. Sin embargo, Gómez Rivera desmiente tal versión a la agencia después. Alega que la "confianza está rota" tras conocer los planes de la concejalía de recortar el personal en su ámbito. El Ayuntamiento insiste a este medio que el cese se ha producido de "mutuo acuerdo" y que se le ha ofrecido a Gómez Rivera un puesto como "consejera técnica de Igualdad".

"En menos de una semana han cedido a las pretensiones de Vox para eliminar un mural feminista, han votado en contra de crear un mapa de puntos negros para las mujeres en Villa de Vallecas y por último han cesado a una profesional extremadamente comprometida que lleva toda su vida trabajando por la igualdad", ha lamentado el concejal socialista Ignacio Benito, que pide a Ciudadanos que "detengan esta espiral ideológica tan dañina para las mujeres". Por su parte, la portavoz municipal de Más Madrid, Rita Maestre, considera que "la alianza de las derechas en Madrid es una alianza contra las mujeres, el feminismo y la igualdad", aunque "mañana pondrán excusas".

La decisión se produce en un momento de tensión. El equipo municipal de PP y Ciudadanos se ha colocado en el punto de mira por acceder a una petición de Vox de tapar un mural feminista en el distrito de Ciudad Lineal. Aunque la ofensiva de la extrema derecha contra el feminismo ha sido recurrente desde el inicio del mandato, cuando entraron por primera vez con cuatro concejales al Ayuntamiento de Madrid. La actual directora general de Igualdad ha precisado a Europa Press que su cese no está relacionado con la crisis del mural dado que se le comunicó el pasado viernes.

El Gobierno de PP y Ciudadanos dependen de estos cuatro ediles de Vox para lograr mayorías. Cada tanto, la corporación se ve atrapada en el equilibrio imposible de gobernar por la igualdad y a la vez tener un pacto con la extrema derecha. Para aprobar las cuentas de 2021, por ejemplo, ambos partidos pagaron el peaje de otorgar subvenciones directas a una entidad antiabortista mientras las retiraban a tres organizaciones históricas por los derechos LGTBI (estas se sacarán a concurrencia pública), como solicitaba Vox.

Los de Santiago Abascal no acuden por costumbre a los minutos de silencio por las víctimas de la violencia de género a los que van representantes de todos los partidos del Ayuntamiento de Madrid. En una ocasión, el grupo de extrema derecha decidió acudir con su propia pancarta, que negaba la violencia específica contra las mujeres y tuvo un encontronazo con el alcalde. El portavoz municipal de Vox, Javier Ortega-Smith, reventó el acto institucional contra la violencia de género en presencia de víctimas el 25N de 2019.

Etiquetas
Publicado el
25 de enero de 2021 - 20:17 h

Descubre nuestras apps

stats