Carmena reorganiza a su equipo tras destituir a Sánchez Mato al frente de Economía y le da Latina

Carlos Sánchez Mato y Manuela Carmena, el 15 de noviembre de 2017.

La crisis de Gobierno en el Ayuntamiento de Madrid que comenzó el pasado 18 de diciembre con el cese de Carlos Sánchez Mato al frente del área de Economía y Hacienda se zanjará este jueves. Como anunció la propia alcaldesa Manuela Carmena tras la destitución y el nombramiento de Jorge García Castaño como nuevo delegado del área, todavía quedaba pendiente una "reorganización" de distritos, para repartir Centro y Chamberí que preside Castaño. Para este nuevo reparto, Sánchez Mato pasará a presidir el distrito Latina que deja la concejal Esther Gómez para hacerse cargo de Chamberí, según confirman fuentes municipales a eldiario.es.

Montoro da el visto bueno al plan económico de Madrid y sella la paz con Carmena

Montoro da el visto bueno al plan económico de Madrid y sella la paz con Carmena

Finalmente, el nuevo delegado de Economía seguirá manteniendo el distrito Centro debido a la "importancia" del mismo que este año afronta las obras de remodelación de la Gran Vía, así como la puesta en marcha del área de Prioridad Residencial en practicamente todo el distrito que restringirá la entrada de vehículos a residentes, transporte público y autorizados.

El dirigente de Izquierda Unida mantendrá el distrito de Vicálvaro e incorpora la presidencia de Latina. La alcaldesa ha tenido en cuenta la buena gestión del concejal en el distrito. Esther Gómez dejará Latina para asumir Chamberí y seguirá manteniendo Carabanchel. Gómez es una concejal próxima a Tania Sánchez y, por tanto, afín a Jorge García Castaño. Carmena firmará este viernes el decreto que ratifica estos cambios

El enfrentamiento con el Ministerio de Hacienda personalizado por Cristóbal Montoro a propósito de la regla de gasto puso a prueba el delicado equilibrio sobre el que se sustenta el Gobierno de Ahora Madrid. Y se cobró una víctima. Carlos Sánchez Mato, el concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento hasta el 17 de diciembre, cayó del Gobierno municipal por su negativa a defender en el Pleno municipal un plan económico con recortes pactado con Montoro. Sánchez Mato no es un dirigente cualquiera, era el hombre encargado de las cuentas y el máximo exponente junto a la alcaldesa de una gestión económica de Ahora Madrid marcada por la reducción de la deuda en más de un 40%, unas cuentas con superávit de más de 1.000 millones de euros cada año y el aumento del gasto social.

Las discrepancias internas entre la regidora y su concejal más beligerante contra la herencia recibida del PP pesaron más que las que mantenía con el ministro de Hacienda por la interpretación de la regla de gasto que llevó aHacienda a intervinir las cuentas municipales. La destitución de Sánchez Mato, pese a no ser la primera (ya fueron destituidos Guillermo Zapata por unos polémicos tuits y Celia Mayer de Cultura), abrió una crisis de Gobierno que quedará zanjada con estos cambios.

Etiquetas
Publicado el
10 de enero de 2018 - 17:40 h

Descubre nuestras apps