eldiario.es

9

MADRID

Las derechas recuperan en Madrid el pacto de no agresión y Carmena les acusa de "frentismo"

PP, Ciudadanos y Vox evitan embestirse y atacan juntos a la alcaldesa en el primer debate electoral tras el 28A, que ha reunido a los seis aspirantes a gobernar la capital

El formato encorsetado no ha dejado espacio para el intercambio dialéctico más allá de una sucesión de propuestas en vivienda, urbanismo, limpieza, impuestos o deuda sin apenas debate entre los candidatos

Carmena y Pepu Hernández han descartado cualquier pacto con Ciudadanos, que es el único partido que no ha dejado clara su política de alianzas

Captura del debate a seis entre los candidatos a la Alcaldía de Madrid.

Captura del debate a seis entre los candidatos a la Alcaldía de Madrid.

Primer debate electoral tras el 28A. A menos de tres semanas de la segunda vuelta de las generales, al menos de manera oficiosa para todos los partidos, los candidatos a la Alcaldía de Madrid han confrontado por primera vez sus programas para gobernar la ciudad en un debate que será, previsiblemente, el único en el que esté la alcaldesa Manuela Carmena tras las decisiones de la Junta Electoral y que supone el estreno de Vox en los cara a cara de propuestas.

El encuentro, organizado por El País y Cadena Ser, ha dejado una foto de seis candidatos encajados en un formato encorsetado en el que han expuesto, uno por uno, sus propuestas en bloques con un tiempo muy limitado pero que ha dejado nulo espacio para el intercambio dialéctico fuera del guion previsto. Concretamente, se ha debatido de vivienda y turistificación, urbanismo, movilidad y transporte, limpieza, impuestos y deuda y pactos electorales.

El debate sí ha escenificado la vuelta a un pacto de no agresión entre las derechas. Los candidatos de PP (José Luis Martínez-Almeida), Ciudadanos (Begoña Villacís) y Vox (Javier Ortega Smith) han evitado embestirse entre sí para dirigir los ataques a una hacia la alcaldesa Manuela Carmena, que les ha acusado de "frentismo". "Me parece alarmante que se reúnan la señora Villacís con Martínez Almeida y con alguien de Vox para combatir el frente popular. Qué preocupación me da que tengan este frentismo", ha dicho en referencia a otro debate organizado a tres esta tarde por la fundación Valores y Sociedad, Villacisneros y San Pablo CEU.

La nueva pauta de moderación impuesta desde Génova tras la debacle del 28A se ha notado en un Martínez-Almeida comedido que ha renunciado a confrontar cualquier idea con su compañero de la silla de al lado, Ortega Smith. El candidato de Vox ha confirmado que sus socios preferentes son PP y Ciudadanos y ha puesto como ejemplo el pacto andaluz. Aunque, al contrario que Almeida, él sí ha lanzado un dardo directo contra las políticas del PP. "Les pido que sean valientes. En Madrid ya saben lo que es las políticas del Partido Popular y saben lo que es el sectarismo [en referencia a Carmena y su gobierno]", ha defendido Ortega Smith en su minuto de oro.

La candidata de Ciudadanos es la única que se ha mostrado ambigua en cuanto a política de pactos, pese a que su partido ha establecido vetos al PSOE en la Comunidad de Madrid para este mismo 26 de mayo. Ante el silencio del PP, que en varias ocasiones le ha reclamado posicionarse sobre si va a pactar en municipios con el PSOE, Villacís ha puesto su programa por delante y confía en poder gobernar la plaza de la capital pese a no ser la lista más votada. Una batalla que, como en la Comunidad de Madrid, determinará si Ciudadanos arrebata al PP el liderazgo de la derecha después del 26M.

El bloque de izquierdas, integrado por Manuela Carmena (Más Madrid), Pepu Hernández (PSOE) y Carlos Sánchez-Mato (IU Madrid en Pie), tampoco ha escondido su sintonía. Los tres han descartado cualquier pacto con Ciudadanos y Hernández ha reducido las opciones a "dos bloques". "O un gobierno de izquierda en Madrid o las dos derechas con la extrema derecha. Solamente. O sumamos o gobierna la extrema derecha". Carmena, por su parte, ha tendido la mano al PSOE o a "cualquier otro colectivo de la izquierda", en referencia a su exconcejal de Economía y ahora en una candidatura competidora, Carlos Sánchez-Mato.

Choque en las políticas de vivienda

La vivienda ha sido el primer bloque del debate y tal vez el que ha generado más ataques hacia la alcaldesa de Madrid. "Por estrangular la oferta", ha empezado Almeida y seguido Ortega-Smith, y por "ser responsables del aumento del precio de la vivienda de alquiler", ha completado Villacís. PP y, especialmente Ciudadanos, han criticado el "intervencionismo" del Ayuntamiento de Madrid por su plan de cierre de pisos turísticos y le han reprochado que "tiene bloqueados varios desarrollos urbanísticos", como los del Sureste.

Su fórmula, y también la de la extrema derecha de Vox, contra la subida de precios en la capital es que el mercado se regule solo. ¿Cómo? Facilitando, han dicho, que las personas pongan su casa en alquiler con "seguridad jurídica". La candidata de Ciudadanos también ha apuntado a la alcaldesa por no haber "frenado los desahucios", "como estaba en su programa electoral" y el aspirante de IU Madrid en Pie, Carlos Sánchez Mato, se ha lamentado ante la que fue su jefa en el gobierno municipal de la presencia de la Policía Municipal en los desalojos.

Carmena, ante las embestidas de sus contrincantes, ha asegurado que hay "3.337 viviendas sociales que están construyéndose". "Dais una imagen de Madrid que no es cierta. Madrid no es que te vayas un minuto y tengas la casa okupada. Es una imagen de inseguridad que no es así".

Solo VOX derogaría Madrid Central

Madrid Central, la iniciativa más ambiciosa del Gobierno de Carmena para mejorar la movilidad y la contaminación, también ha servido al bloque conservador para atacar la gestión de la alcaldesa al frente del Consistorio, aunque solo el candidato de Vox se ha atrevido a anunciar que la derogará si logra hacerse con el Ejecutivo de la capital.

La alcaldesa por su parte ha defendido su medida asegurando que los datos la avalan: "Todos los comerciantes de Madrid Central han tenido incrementos en sus ventas", ha afirmado la regidora ante los ataques de PP y VOX, a la vez que ha anunciado que pondrá un panel de datos dentro del área restringida para que los ciudadanos conozcan las mejoras que ha supuesto la medida. En este sentido, Carmena ha contado con el apoyo del candidato socialista que también ha defendido la iniciativa: "Decimos que sí a Madrid Central, es una idea socialista".

Sánchez Mato que ha avalado la gestión en materia de movilidad de su equipo de Gobierno, "ha habido avances estos cuatro años", ha dicho, también ha abogado por "crear zonas de aparcamiento vecinal contra el efecto frontera (de Madrid Central)". El candidato de IU Madrid en Pie ha hecho suya otra de las reivindicaciones de Carmena este mandato: "Recuperar las acciones del Metro, que malvendió Gallardón". "El Ayuntamiento tiene que operar como operador privilegiado del transporte, hay capacidad financiera", ha defendido el edil.

PP, Ciudadanos y Vox, en la batalla por bajar impuestos

Los bloques de derecha-izquierda han sido muy evidentes durante todo el debate, pero se han manifestado especialmente a la hora de hacer propuestas sobre impuestos y deuda. Los candidatos de PP, Ciudadanos y Vox se han comprometido a reducir al mínimo los impuestos de sucesiones y donaciones. El popular José Luis Martínez-Almeida ha cifrado en 460 millones la reducción que pondría en marcha si gobierna , mientras Javier Ortega Smith, de Vox, ha apostado por “reducir todo el gasto innecesario” y revisar “los valores catastrales” para recalcular el IBI. Por su parte, Begoña Villacís ha criticado el aumento del 9% de los impuestos en Madrid.

PP y Ciudadanos han dirigido, como ha ocurrido en todo el encuentro, sus ataques fundamentalmente a Manuela Carmena. Sin atacarse entre ellos. Ambos han reprochado la falta de ejecución del presupuesto en un 40%, una cuestión que también ha reseñado el candidato del PSOE, Pepu Hernández. “Lo dice hasta el PSOE”, ha remachado entonces Villacís, que considera, junto al PP, que el superávit ha sido posible solo porque no se ha gastado lo presupuestado.

Manuela Carmena y Sánchez Mato han ido a una en este bloque. Él, el exresponsable de Economía del Ayuntamiento que ella dirige, ha defendido la política económica municipal. Y la regidora ha puesto en valor la “eficiencia del gasto” y ha comparado la situación municipal de las cuentas con la que tienen las arcas públicas de la Comunidad de Madrid. “Parece que era facilísimo reducir la deuda y la Comunidad de Madrid la ha aumentado, gobernada por el PP”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha