Los directores de instituto de Madrid alertan de que "no se podrán cumplir las instrucciones" para el próximo curso y denuncian que habrá menos profesores

Corte de clases presenciales y nuevas normas aumentan la ansiedad ante Ebau

Los directores de instituto de Madrid están "perplejos". La Comunidad de Madrid, explican, actúa de cara al próximo curso "como si no hubiera pasado nada", según argumentan en un duro comunicado de cuatro páginas hecho público este viernes por la Asociación de Directores de Instituto de la Comunidad de Madrid (Adimad) contra la Consejería de Educación que dirige Enrique Ossorio. "Pretender que las condiciones fijadas por la Comunidad de Madrid para el inicio de curso pueden garantizar la salud y prevenir los riesgos de contagio de nuestros alumnos, familias, profesorado y personal no docente es, cuando menos, un insulto a la inteligencia de los ciudadanos y convertir a los centros en focos de contagio y propagación del virus".

Los responsables de los centros educativos de Secundaria alertan de un curso a partir de septiembre con "un número de profesorado ordinario sensiblemente igual o peor", "ratios al límite de la legalidad", "el profesorado para la atención a la diversidad reducido drásticamente" y falta de personal de conserjería, limpieza y sanitario; pero sobre alertan de la falta de medidas de seguridad contra el coronavirus: "Ante el preocupante aumento de brotes en toda España, no alcanzamos a comprender que los líderes europeos necesiten una sala de 800 metros cuadrados para reunirse con seguridad, pero el alumnado de la Comunidad de Madrid pueda estar, junto con sus profesores, en pasillos y clases hasta la bandera con importantes aglomeraciones".

Los directores están preocupados tanto por la salud de los trabajadores como por la de los alumnos, e instan a los centros a implicar a las familias y hacerlas partícipes de la situación. "Es necesario que sean conscientes, si es el caso, de que afrontamos la situación como si no hubiera pasado nada, incluso con menos recursos que en cursos anteriores".

Menos profesores

Empiezan los directores explicando que pese a que tanto el Real Decreto que regula la nueva normalidad como las instrucciones educativas dadas por las diferentes administraciones establecen que deberá mantenerse el metro y medio de distancia de seguridad como norma básica –sustituible por el uso de mascarillas cuando no se pueda garantizar–, en Madrid "no se están adaptando las medidas necesarias" y habrá "una nueva reducción de los recursos humanos de los centros".

"No solo vemos que las ratios no bajan y no se incrementan unidades de Secundaria", explica Adimad, "sino que muchas de estas unidades se están llevando al límite legal de 30 [alumnos] + el 10% en todos los grupos del mismo nivel". Pueden llegar a ser hasta 39 en Bachillerato. Todos a la vez. En el mismo aula –probablemente pensada en origen para 10 o 15 personas menos–, seis horas al día, mascarilla puesta.

Denuncian los directores que la Comunidad no ha contratado profesores extras para poder desdoblar clases –aquella idea inicial, ya olvidada, de máximo 15 o 20 alumnos por aula– y que, "con los datos actuales no se podrán cumplir las instrucciones de inicio de curso en aspectos tan importantes como grupos flexibles o desdobles en Lengua Castellana o Matemáticas".

No solo se ha reducido el profesorado ordinario. Los especialistas que atienden la diversidad en las escuelas ("imprescindibles para el alumnado más vulnerable", dice Adimad) también han caído: se ha eliminado la figura del Profesor Técnico de Servicios a la Comunidad en muchos centros, ha habido "reducciones drásticas" del profesorado de Compensación Educativa y de los PT (Pedagogía Terapeútica) y AL (Audición y Lenguaje), y los orientadores son cada vez más difíciles de ver por los centros.

¿Quién se hace responsable?

Una de las mayores preocupaciones de los directores es que la Comunidad está pidiendo unos estándares de limpieza que no ven factibles con el personal actual, y que además les hayan hecho a ellos (o alguien derivado) responsables de la seguridad en los centros. "Los protocolos de actuación ante posibles contagios o respecto a las medidas sanitarias que se deben contemplar manejando a cientos de menores diariamente conllevan una gran responsabilidad sobre la persona nombrada responsable COVID del centro. Nosotros, como directores de los centros no disponemos de la cualificación, los conocimientos ni la experiencia suficiente para asumir esta responsabilidad, que además no nos corresponde", asegura Adimad. Y señalan, además, la falta de personal de limpieza para cumplir con las, al menos, tres limpiezas diarias en los baños más la desinfección de las zonas comunes.

Por eso, los directores instan a los centros a, llegado el caso, enviar a sus respectivas Direcciones de Área Territorial una declaración manifestando, con carácter legal preventivo, que "la dirección de este centro carece en la actualidad de los medios , recursos e instrumentos suficientes para asegurar las previsiones contenidas en las medidas decretadas por el Ministerio de Sanidad".

Cierra la nota Adimad : "No se puede, ni se debe, establecer una falsa dicotomía entre salud y educación. Los deseos de todos de volver a la normalidad no pueden alegarse por nuestras autoridades para encubrir la falta de voluntad de política de destinar recursos para asegurar el derecho a la educación en unas condiciones que garanticen la salud, porque la salud debe ser nuestra principal preocupación. Y señalan directamente al consejero, Enrique Ossorio: "Eso mismo no se cansó de repetir el Consejero de Educación de Madrid durante estos pasados meses, cuando esa afirmación no tenía implicaciones prácticas más allá de una mera declaración de intenciones". Se prevé un septiembre tenso en las aulas madrileñas.

Etiquetas
Publicado el
24 de julio de 2020 - 13:44 h

Descubre nuestras apps

stats