Esperanza Aguirre admite que "nadie pensó en la vivienda" del ocupa de la Real Fábrica de Tapices

Esperanza Aguirre

"El Gobierno tendrá sus razones, porque estoy segura de que las tiene". Así se ha referido Esperanza Aguirre a la petición del Gobierno de desalojar a Livinio Stuyck de la Real Fábrica de Tapices. Aguirre, que como ministra de Educación y Cultura lideró el rescate de la fábrica cuando agonizaba por las deudas en 1996, ha admitido que "nadie pensó en lo de la vivienda" cuando las administraciones pasaron a ser propietarias de la Real Fábrica. Además, ha apostillado que la vivienda siempre fue propiedad del Estado y que siempre se permitió a los Stuyck vivir ahí.

El Gobierno desahucia al expropietario de la Real Fábrica de Tapices tras 20 años de 'ocupa' en el edificio

El Gobierno desahucia al expropietario de la Real Fábrica de Tapices tras 20 años de 'ocupa' en el edificio

A Aguirre le han bailado las cifras de ese rescate. La portavoz del PP municipal ha asegurado que cada administración aportó "25 millones de euros", cuando en realidad fueron 100 millones, según recoge el BOE en 1997. Aguirre ha recordado que en ese momento había impago de deudas y que la fábrica "estaba por una situación muy mala", pero que a pesar de ello se dejó a Livinio Stuyck como director porque "era la persona que conocía las técnicas". 

La expresidenta del PP de Madrid dice ahora que el Gobierno "tendrá sus razones" para dessalojar a Stuyck, aunque no ha querido pronunciarse acerca de las dos décadas que ha estado Livinio Stuyck viviendo totalmente gratis en una vivienda de 700 metros cuadrados y dice que lo importante es que "la fábrica hoy siga funcionando". 

Antes de contestar sobre este asunto a la prensa, Aguirre ha acusado al Ayuntamiento de Madrid "comprar edificios para dárselo a sus amiguetes y a las asociaciones de okupas". 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats