Ayuso accede a los criterios sanitarios del Gobierno que suponen más restricciones en Madrid

La Comunidad de Madrid ha accedido a cumplir las recomendaciones del Ministerio de Sanidad con la condición de que los criterios se unifiquen a todos los territorios de España. Ambas partes han cerrado "un principio de acuerdo", ha confirmado en primer lugar la Comunidad, este martes, en el que se ha establecido que para municipios por encima de los 100.000 habitantes se impondrán "criterios homogéneos" que aplicará la región y también el resto de España como pedía el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Los parámetros para aplicar las mismas restricciones en las grandes ciudades son los siguientes: si supera una incidencia acumulada de 500 casos por 100.000 habitantes en 14 días, tiene más del 10% de positivos en PCR y una ocupación del 35% de las plazas de UCI. El acuerdo está a expensas de que mañana miércoles sea aprobado por todos los consejeros autonómicos en Consejo Interterritorial, pero con estas nuevas condiciones las únicas diez ciudades españolas afectadas por los criterios de Sanidad para aplicar restricciones están en Madrid.

Madrid deja de hacer tests a contactos estrechos de personas positivas si no son convivientes, sector vulnerable o tienen síntomas

Madrid deja de hacer tests a contactos estrechos de personas positivas si no son convivientes, sector vulnerable o tienen síntomas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado en rueda de prensa después que las medidas restrictivas irán orientadas hacia la limitación de la movilidad y los contactos sociales, la reducción de aforos y horarios y "medidas de refuerzo de las capacidades". Lo que propondrá mañana será una acción coordinada, como la que en agosto limitó todo el ocio nocturno en España, que coloca a todos en "igualdad de circunstancias" pero de mínimos, ha dicho Illa, "hay que actuar mucho antes, con incidencias mucho más bajas". Ha indicado que, como viene defendiendo esta semana, Madrid sigue necesitando un "plan especial" por sus especiales características.

El ministro de Sanidad recomendó el pasado viernes que las medidas restrictivas que el gobierno de Ayuso impuso solo en 45 zonas se ampliasen a todas las zonas de Madrid que tienen una incidencia mayor de 500 casos, y que se cerrasen las barras de bar y se redujeran los aforos de las terrazas al 50% en toda la región. Desde ese día, Illa ha estado presionando a la Comunidad para que rectifique, con la posibilidad de una intervención de la comunidad encima de la mesa.

Para municipios de menos de 100.000 habitantes, el acuerdo es que serán las comunidades autónomas las que tomarán la decisión sobre posibles restricciones atendiendo a las normativas y protocolos en el ámbito estatal. La aplicación efectiva de estos criterios –es decir, que se haga lo que dice el Ministerio en los municipios más grandes–depende de lo que voten este miércoles el resto de comunidades en la reunión semanal con Sanidad.

"Si mañana se llega a un acuerdo, las medidas entrarían en vigor con carácter inmediato, en cuestión de días", ha explicado el ministro. Ha asegurado que ha estado al habla telefónica con todos los demás consejeros de Sanidad de todas las comunidades durante el día de hoy y ha encontrado "un ambiente propicio para adoptar este acuerdo", pero todo está sujeto a que mañana sea discutido. Que sea aprobado, ha dicho, sería una buena noticia "para todos los madrileños en primer lugar, y en segundo para el conjunto de españoles".

Además, el Gobierno de España ha trasladado a la Comunidad de Madrid el cumplimiento de las peticiones realizadas la semana pasada en materia de Policía Nacional, Guardia Civil y Ejército, aseguran desde el Gobierno regional.

Las afectadas: diez ciudades madrileñas

El preacuerdo entre Sanidad y el gobierno de Ayuso solo sería aplicable en la actualidad a diez localidades de la Comunidad de Madrid, las únicas de toda España que se ajustan a los baremos apuntados por el Ministerio de Sanidad. Se trata de Fuenlabrada, Parla, Alcobendas, Torrejón de Ardoz, Madrid, Getafe, Leganés, Móstoles y Alcalá de Henares, cuya incidencia acumulada de la enfermedad supera los 500 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En el nivel marcado por el ministro Salvador Illa se encuentra también la capital navarra, Pamplona.



Sin embargo, tras la reunión entre la Comunidad de Madrid y el Gobierno, el Ministerio de Sanidad también ha añadido que, además de la incidencia, se tendrán en cuenta el porcentaje de pruebas PCR positivas por SARS-Cov-2, con un umbral del 10%, y la ocupación de UCI con un límite en el 35% para implementar restricciones más severas. Todo siempre supeditado a que se le dé el visto bueno en el Consejo, como ha recordado el ministro Illa. El Gobierno foral de Navarra asegura que Pamplona ya no entra en ese grupo una vez incorporados más criterios porque sus UCI no están muy ocupadas.

Para la positividad de los test, el límite se ha situado en el 10%. Esto es que de cada diez pruebas PCR que se hagan, una o más confirman un caso de COVID-19. La Comunidad de Madrid, en general, supera el 20% de positividad en estos momentos. Esto indica que se está llegando tarde a la hora de trazar y rastrear las cadenas de contagio desde que se localiza un positivo. La detección precoz implica rastrear los contactos de los enfermos confirmados rápidamente para que no puedan, a su vez, expandir el virus sin saber que lo portan. Aunque Sanidad no ofrece datos desglosados por municipios, ciudades madrileñas como Fuenlabrada y Parla tienen una incidencia superior a 1.000 casos por 100.000 habitantes, Alcobendas supera los 900, Torrejón, Madrid, Getafe, Alcorcón o Leganés rebasan los 700 casos, muy por encima del mínimo marcado por Sanidad y la Comunidad, lo que apunta también a una positividad alta en las pruebas. En Pamplona, dice el Ejecutivo navarro, la positividad está en el 10,2%

La reunión del Grupo COVID-19 que se ha mantenido este martes en la sede de la Comunidad de Madrid ha durado cerca de dos horas entre representantes del Gobierno regional madrileño y del Gobierno de España entre los que se encontraban el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la ministra de Políticas Territoriales, Carolina Darias, el consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, y el vicepresidente autonómico, Ignacio Aguado. Ambas administraciones se han emplazado a seguir negociando los criterios técnicos para establecer a la hora de tomar medidas de restricción de movilidad y actividad ante la evolución del coronavirus.

Este miércoles tendrá lugar el Consejo Interterritorial de Sistema Nacional de Salud de España, donde la Comunidad de Madrid trasladará su propuesta de que exista un criterio único para todas las comunidades autónomas, que se realicen PCR de origen para mayor seguridad en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, así como un refuerzo en la RENFE y AVE, explica en un comunicado el Gobierno regional.

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2020 - 20:08 h

Descubre nuestras apps

stats