1,5 millones de euros para remodelar Chueca y Salesas

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido dedicar una importante partida presupuestaria en 2015 a mejorar el entorno del barrio de Chueca. En concreto, según el proyecto de Presupuestos municipales para 2015, se van a destinar para este fin 1.500.000 euros y será la Dirección General de Vías Públicas y Publicidad Exterior quien se responsabilice de desarrollar el proyecto de urbanización que, tal y como refleja el Tomo 6. Anexo de Inversiones, consistirá en obras de remodelación.

En cuanto a los plazos de ejecución de estas obras de mejora, en ese mismo documento se refleja que su comienzo está previsto para el 1 de enero de 2015 y que finalicen el 31 de diciembre de 2016, aunque no se facilitan ningún tipo de detalles acerca de los trabajos concretos que se van a realizar ni sobre las zonas que se prevé remodelar con esa partida presupuestaria.

Los presupuestos del optimismo

Se nota que las elecciones se acercan, ya no sólo por la anunciada rebaja de impuestos de cara al próximo año de la que presume el ejecutivo municipal, sino por el cambio de tendencia en la política de recortes: tras dos ejercicios de ajuste y uno más (2014) que ha marcado un punto de inflexión, el presupuesto para 2015 incrementa su inversión, el gasto social y disminuye la carga financiera, comprometiéndose además a pagar a los proveedores del Ayuntamiento dentro del plazo legal.

Unos presupuestos que suman un montante total de 4.388,2 millones de euros, 59 menos que el de 2014 (un 1,3 por ciento menos que el anterior ejercicio), y que según ha explicado el equipo de Ana Botella se debe a la reducción de la carga financiera a la que están sujetas las arcas municipales pero que no supondrá ningún tipo de merma en los servicios que se prestan a los madrileños.

De todos los gastos contemplados, casi un 30 por ciento va a parar al pago de personal (1.297 millones de euros para los salarios de más de 20.000 funcionarios), el 36 por ciento a servicios (1.609 millones de euros para limpiar las calles, recoger la basura, el mantenimiento de parques y jardines, alcantarillas, semáforos y alumbrado, entre otras necesidades) y un 20 por ciento a la deuda (un total de 850 millones que dejarían aún pendientes de pago 5.093 millones de euros).

En palabras de la mismísima Ana Botella, «el gasto es sostenible. Las cuentas están equilibradas. Los impuestos han comenzado a bajar. Y vuelve la inversión. Disciplina, contención del gasto, gestión eficiente. Esta era la hoja de ruta que nos ha permitido llegar hasta aquí. Y esta sigue siendo si queremos garantizar que este cambio de ciclo se consolide para el futuro», a lo que la Delegada del Área de Gobierno de Economía, Hacienda y Administración Pública, Concepción Dancausa, apostilló «Nadie tendrá que cuadrar cuentas, porque ya las hemos cuadrado nosotros».

Dancausa destacó, entre los principales ingresos para las arcas municipales, los 1.278 millones correspondientes al IBI; los 134 del Impuesto de Vehículos; los 514 de Plusvalía y los 1.333 procedentes del Fondo Complementario de Financiación. En cuanto al gasto,.todos los capítulos destinados a la financiación de servicios municipales ven aumentados sus créditos, pese a la reducción general en un 1,33% del presupuesto. La reducción en un 34% de los gastos financieros por la amortización y refinanciación de la deuda y la minoración en un 68% del Fondo de Contingencia, al haber abonado los importes de las expropiaciones e intereses de demora consignados, permiten ese aumento del gasto.

Por áreas de Gobierno, Economía, Hacienda y Administración Pública cuenta con un 13% más (52 millones), seguida por Medio Ambiente y Movilidad (6,4% y 75,7 millones más); Seguridad y Emergencias crece un 3,5% (22,4 millones más); los distritos aumentan un 2,5%, o lo que es lo mismo, 12,8 millones; Las Artes, Deportes y Turismo, un 1,2% y 1,6 millones; Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana, un 0,86% y 1,8 millones. Urbanismo es el único área que disminuye su presupuesto, un 5,5%, es decir, 9,5 millones menos, al no haber tenido que registrar créditos para la regularización de los justiprecios.

Más incertidumbres que luces

Visto desde la perspectiva oficial todo parecen ventajas: menos impuestos, menos deuda pública, más inversión para la ciudad y una mayor estabilidad presupuestaria que, según Ana Botella, dará «más calidad de vida» a los ciudadanos. Todo ello gastando menos que el año anterior y, según apuntan desde el Consistorio, incluso mejorando los servicios públicos que se prestan a la ciudadanía madrileña.

Algo complicado de creer viniendo de uno de los municipios más endeudados de toda España (con más de 6.000 millones de euros de deuda) y a la luz del caos que han generado los últimos contratos de servicios múltiples en la periferia y el pésimo servicio que se lleva prestando desde hace años dentro de la almendra central y que tanto denuncian los vecinos de Chueca y Salesas, por mucho que desde el Ayuntamiento se empeñen en afirmar que se cumplen escrupulosamente los marcadores de calidad y que, cuando no se hacen, penalizan a las adjudicatarias con la correspondiente multa económica.

También se hace complicado entender la precipitada reforma de la Plaza de España, máxime cuando en la reciente venta del Edificio España (uno de los iconos arquitectónicos del patrimonio cultural madrileño) estaba incluida la autorización para la demolición parcial del inmueble, que hasta antes del verano contaba con el máximo grado de protección. Para este proyecto se ha contemplado una partida de 150.000 euros, aunque aún requiere de estudios, análisis de alegaciones y de «una intensa colaboración público-privada», que según apuntan desde el Consistorio, permitirá realizar las obras prácticamente a coste cero pero de la que recelan los madrileños, acostumbrados a tener que apoquinar proyectos que inicialmente iban a ser gratis para la ciudad.

En su empeño por hacer de Madrid un eterno Gran Hermano, el Ayuntamiento también ha decidido reforzar los sistemas de videovigilancia de algunos puntos de la ciudad. Así, para la instalación de cámaras en la zona de Gran Vía se gastarán 600.000 euros, mientras que para la zona de AZCA la partida será de 480.000 euros.

La reforma de la Plaza Mayor, que está a punto de cumplir cuatrocientos años de vida, es otro de los proyectos estrella. Para el rejuvenecimiento de este emblemático espacio la Junta Municipal de Distrito Centro contará en su presupuesto de 2015 con una inversión de 2,3 millones de euros para la adecuación global de edificios y cubiertas.

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2014 - 20:56 h

Descubre nuestras apps

stats