Los alquileres se disparan en Malasaña: suben entre un 10% y un 15% en tres meses

Piso en alquiler en Malasana: 60 m2 por 1.000 euros al mes | SOMOS MALASAÑA

El precio del alquiler de viviendas en Malasaña ha subido entre un 10% y un 15% en los últimos dos meses, según anuncia Apimonteleón, inmobiliaria de referencia en la zona con más de 25 años en el barrio. Se trata de porcentajes preocupantes que vienen a sumarse a las ya elevadas cantidades que se pedían con anterioridad. La tendencia es al alza, comentan: "Hay mucha más demanda que oferta". "No habíamos visto nunca nada parecido", explican en conversación con este periódico después de publicar un artículo en el que analizan la evolución del mercado de alquileres y compraventa en Malasaña. Tampoco se atreven a aventurar si esta subida se consolidará o el precio volverá a caer después de la llegada masiva de estudiantes al barrio que se ha producido entre septiembre y octubre, y a la que achacan en parte este espectacular incremento de precios.

Según el portal Idealista, que ha realizado un estudio de los precios medios del alquiler en Madrid por paradas de metro -y en un radio de 500 metros a su alrededor-, las estaciones de Tribunal (15,77 €/m2), Bilbao (15,65 €/m2), Alonso Martínez (16,08 €/m2) y Chueca (15,97 €/m2) están en el 'top ten' de las zonas de alquileres más caras de todo Madrid junto con Colón (16,27 €/m2) Velázquez (16,24 €/m2), Serrano (16,12 €/m2), Retiro (16,01 €/m2), Banco de España (15,99 €/m2), Príncipe de Vergara (15,94 €/m2) y Rubén Darío (15,92 €/m2).

Éxodo de residentes y fiebre por alquilar

Éxodo de residentes y fiebre por alquilar

La escasez de vivienda en alquiler y los precios al alza de las mismas están provocando, por una parte, un éxodo de población fuera del barrio en busca de opciones y de precios más asequibles y, por otra, una fiebre de caza de pisos merced a la cual los inmuebles que se colocan en el mercado se suelen alquilar en tiempo récord.

Pedro B. buscaba un piso para él solo. Pasó ocho meses tratando de hallar alojamiento en Centro. Amplió su búsqueda a Chamberí y tampoco hubo suerte: "Es difícil ver un anuncio de un piso decente a un precio no desorbitado (precios decentes ya casi no existen) y casi imposible verlo físicamente porque hay miles de personas buscando y vuelan. Los precios van subiendo cada día y casi todo está copado por las agencias, que además te cobran una mensualidad y hacen un trabajo bastante pobre. La gente se está yendo del centro, no es posible ya vivir en unas condiciones decentes, la mayoría de la oferta está derivada a los alquileres turísticos", indica. Pedro cree que el auge del alquiler vacacional tiene que ver mucho con la escasez de alquileres. Desesperado, trató incluso de comprar, aunque no era su opción preferida: "Empecé a mirar para comprar y los propietarios te contaban las rentabilidades de Airbnb para animarte. Los precios de compra también han aumentado un montón. Estamos en plena burbuja aunque nadie lo dice". Pedro, finalmente no tuvo que abandonar la zona, aunque su suerte llegó fuera del mercado tradicional, vía chivatazo: "Encontré algo decente en zona de Conde Duque, a buen precio, gracias a que una amiga vivía en el edificio. Un piso como el mío, de abril a esta parte, ha subido un 10%".

La pareja formada por L. y su novio son dos de los exvecinos de Malasaña que se han visto forzados a dejar el barrio recientemente ante la imposibilidad de encontrar una vivienda que se adecuara a sus necesidades y a su presupuesto: tenían hasta 900 euros mensuales para un piso de dos habitaciones. Su búsqueda, que coincidió con el periodo en el que también buscaban casa los estudiantes, fue infructuosa. Ahora viven en La Latina.

Los casos de D.C. y de R.S son parecidos. El primero alquiló en 2013 un piso de 70 m2, una habitación y tercero sin ascensor, por 800 euros mensuales. Este verano una vivienda igual a la suya, situada un piso más abajo, ha sido alquilada por 950 euros. Este vecino teme que cuando finalice su contrato el casero quiera subirle el precio del alquiler hasta esa cifra, lo cual lo obligaría a dejar la vivienda y, muy posiblemente, el barrio, según cuenta. A R.S nadie la obligó a irse de Malasaña sino que fue ella misma y su pareja quienes cansados de la zona decidieron abandonar el barrio en busca de mejor calidad de vida fuera del distrito Centro. Sin embargo, su historia ilustra de igual manera este relato de subida continuada de precios de alquiler que se repite con cada caso consultado: alquiló en marzo de 2014 un piso de 40 m2 por 695 euros mensuales y cuando recientemente decidió dejarlo, el mismo piso se alquiló en menos de una semana por 825 euros.

Por otra parte, a mediados de octubre, P.S. puso en alquiler un piso de su propiedad en Idealista: 50 m2, cuarto sin ascensor, perfecto estado de conservación, luminoso y situado entre los metros de Chueca y Tribunal. Su precio, gastos de comunidad incluidos, 690 euros mensuales. Cuenta esta vecina que subió a la red el anuncio de alquiler a las 15 horas y a las 16.30 ya estaba enseñando el piso a 15 personas. Al término del día la habían contactado 68 veces entre llamadas de teléfono, whatsaps y correos electrónicos. Uno de los interesados que fue a ver el piso le ofreció 800 euros y seis meses de alquiler por adelantado si cerraba con él un acuerdo en ese mismo instante. Ante la avalancha de llamadas recibidas no le fue posible atender el teléfono a todo el mundo y algunos de los que trataron de contactar sin éxito con ella denunciaron su anuncio en el conocido portal inmobiliario online donde lo publicó porque creyeron que era una estafa. Cuando pidió explicaciones al portal, le presentaron excusas y solicitaron que comprendiera que la gente está muy nerviosa y que al ser su precio muy competitivo y no haber podido responder a tanto interesado resultaba sospechoso.

Comprar como inversión

Comprar como inversión

Los precios de venta de viviendas en el barrio de Universidad también se han visto incrementados, tal y como hemos apuntado con anterioridad: "Hay una mayor demanda de compra durante el último año. Hemos detectado un aumento de las compraventas, muchas de ellas por parte de inversores, aunque también de particulares", indican desde Apimonteleon. "Al tener una rentabilidad tan baja el dinero en los bancos están acudiendo al sector inmobiliario en busca de rentabilidades mayores. En su gran mayoría, los compradores buscan inmuebles para explotarlos en régimen de arrendamiento, tanto para vivienda habitual como vacacional", apuntan en la inmobiliaria.

Según un estudio de Urban Data Anlytics (uDA), firma especializada en el análisis de datos del mercado de la vivienda -recogido por El Mundo-, la rentabilidad media de una vivienda en el distrito Centro es de un 10,49% (un 5,28% vía alquiler más un 5,21% vía revalorización del inmueble).

Más información inmobiliaria en Malasaña:

Más información inmobiliaria en Malasaña:

Felipe Mellizo

Somos propietarios, y residentes en el barrio de cuarta generación. Alquilamos la vivienda que está pegada a la nuestra desde hace más de diez años. Es un piso amplio, con dos dormitorios, aire acondicionado/bomba de calor, exterior (3º sin ascensor, como no), con electrodomésticos, y reformado. Cuando lo alquilamos buscamos vecinos, no solo inquilinos, y por eso NO hemos subido el precio desde el primer día. Entonces, en 2003-2004, la vivienda en el barrio estaba también por las nubes... justo antes de que explotara la burbuja (Como muestra los 90.000 euros que llegaban a pedir por una plaza de garaje en la esquina de San Vicente Ferrer). Consultamos los precios que pedían por metro cuadrado y pensamos que 900 euros sería lo justo (es una casa de 82 metros reales). Cuando llegó la crisis tuvimos que bajar el precio a 600 euros/mes, porque la inquilina se quedó sola y no podía hacer frente a sus gastos, y cuando se marchó volvimos a ponerlo al mismo precio que siempre, a pesar de que nos decían que pidiéramos 1200 (Frente a nuestra casa hay habitaciones con baño compartido que se alquilan por 450-500 euros al mes a estudiantes). No vivimos de los alquileres, claro está. En nuestro mismo portal hay dos viviendas de alquiler por días (airbnb) que nos han dado grandes dolores de cabeza (no voy a contarlo ahora porque no es el caso). Esas viviendas (interiores de 35 metros), se alquilan por alrededor de 60 euros la noche, y en algunos meses su ocupación es de 16-20 días. De modo que generan alrededor de 1000 euros al mes (28 euros por metro cuadrado) Más que lo que nosotros cobramos por el doble de espacio. ¿Cómo no van a subir los precios? Nos han llegado a ofrecer llevar el alquiler en nuestro lugar, y darnos más dinero que el que nos genera ahora. Si a esto le sumamos la "gentrificación", y lo atractivo que es vivir aquí, tenemos los ingredientes perfectos para generar otra GRAN BURBUJA.

Y algunos siguen comprando pisos para compartimentarlos y alquilarlos por AIRBNB, de modo que esto irá a más. Cosas de la ambición, que no necesidad, que los que compran no creo que estén apurados de pasta. En fin, que se nos queda cara de tontos, pero no vamos a cambiar.

pep

@Felipe gente como tú sois las que hacéis barrio. Con convicciones y con la certeza de que entregar el barrio al turisteo es hacer que desaparezca su tejido vecinal en pocos años. Ojalá hubiera más caseros como tu familia. Me quito el sombrero

María

Me apena ver en lo que están convirtiendo un barrio maravilloso en el que viví y tuve un negocio durante 15 años.

Fui muy feliz en esos años en los que vivíamos como en un pueblito.

En mi edificio además de vecinos éramos amigos y colaborabamos entre todos para conseguir que el barrio mejorará. La especulación brutal de los últimos años acabó con ese modelo de vida y lo han convertido en un parque de atracciones para un tipo de turismo que devora y destruye.

Gracias Felipe Mellizo por ser " la resistencia", y podéis estar seguros que nunca alguien de paso cuidara vuestra casa como un inquilino de larga duración.

Solo espero que se regule de una vez el tema de los alquileres turísticos y los propietarios que quieran convertirse en hosteleros lo hagan libremente y no en competencia desleal con aquellos establecimientos a los que se exige una normativa para una actividad comercial, y así aquellos que deseamos vivir en un barrio podamos hacerlo.

SANDRA

QUERIDOS AMIGOS

Es gracioso ver quejas de la gente sobre su vida de la relación y problemas de la vida, donde la solución no está muy lejos de ellos ... Hay casters verdaderos del hechizo del hechizo caster.Not toda la situación necesitó el hechizo para ser echado y quiero asegurarle para conseguir Una solución final a ese problema, acaba de revisar a este hombre de gran alcance en su correo electrónico ODUDUSPIRITUALSHRINE@gmail.com, y usted estará encantado de hacer y obtener todos sus problemas resueltos y su problema resuelto y su vida amorosa y la salud está de vuelta y usted Son la garantía de vivir una vida feliz para siempre.
Etiquetas
Publicado el
21 de noviembre de 2016 - 13:32 h

Descubre nuestras apps

stats