Una fuente de agua potable: el hallazgo extraordinario

fuente

Una fuente en la calle donde poder beber agua no debería ser algo noticiable así sin más. Sin embargo, en el centro de Madrid sí lo es, dado la escasez de éstas: un feliz e inesperado encuentro con una de ellas, en un lugar donde ni tan sólo hay una plaza o un parque infantil, se convierte en algo extraordinario.

En el cruce entre las calles Santa Cruz de Marcenado y Conde Duque hallamos una de estas raras supervivientes que, además, funciona.

En el año 2010, la asociación de vecinos ACIBU propuso instalar 11 fuentes en el barrio en los siguientes emplazamientos:  Plaza de Juan Pujol, Plaza de Carlos Cambronero, Plaza La Luna (Soledad Torres Acosta), Plaza Guardias de Corps, Plaza de Callao, Red de San Luis, Glorieta de Bilbao, Glorieta de Ruiz Jiménez, Fuencarral esquina a Velarde, Fuencarral frente al Museo Municipal, y Fuencarral frente al Mercado del mismo nombre. Todo surgió a raíz de una campaña iniciada por la asociación A Pie para reclamar más agua pública en el centro de Madrid y la entonces responsable del área de Medio Ambiente -hoy alcaldesa de Madrid-, Ana Botella, se comprometió a estudiar el asunto. Pasados casi cuatro años de aquello, todo sigue igual.

Según datos de A Pie, de 2010, los vecinos del distrito Centro sólo disponemos de 41 fuentes para beber, 27 en vías públicas y 14 en parques y jardines. Los distritos con más suministros de este tipo son Moncloa-Aravaca (214) y Fuencarral-El Pardo (175), aunque la mayoría están situadas en el patrimonio verde. De hecho, de las 1.843 fuentes para beber que quedan en la capital (4.000 en 1980), sólo 562 se encuentran en las calles "y buena parte no funcionan", denunciaba A pie.

.

Etiquetas
Publicado el
9 de marzo de 2014 - 15:14 h

Descubre nuestras apps

stats