El oso y el madroño colocado en el centro de una plaza de Tetuán es apartado a una esquina donde no molesta al juego de los niños

El oso y el madroño en su nueva ubicación

Somos Tetuán


1

El oso de la Plaza de las Palomas ha sido castigado en el rincón de pensar. El plantígrado al que nos referimos es una de las decenas de réplicas del oso y el madroño que, con distintos diseños coloridos, inundaron las calles de nuestra ciudad la semana pasada.

La obra efímera se colocó en el centro de la Plaza del Canal de Isabel II -conocida popularmente como de las Palomas-, tiene por título El Universo y es obra de la ilustradora Sara Lozano, hija de enfermera (por lo que homenajéa con ella a los sanitarios y su papel durante la crisis del Covid).

 Desconocemos si el oso sobre peana ha sido trasladado por el Ayuntamiento o por algún grupo de vecinos, punto este que es posible dado que la obra está construida con materiales lo suficientemente ligeros como para poder ser arrastrada entre varias personas. El caso es que la estatua ha sido relegada a un rincón en la entrada de la calle Nuestra Señora del Carmen, encasillada entre dos muretes.

La Plaza de las Palomas, a orillas de Bravo Murillo, es una de las más populosas del distrito y es frecuentemente utilizada por niños y niñas para jugar al fútbol u otros juegos físicos.

Los monumentos pertenecen a una iniciativa llamada ¡Muchas Gracias, Madrid!, una exposición que recuerda a las últimas llevadas a cabo con meninas, aunque en este caso los diseños no están realizados por famosos. La muestra urbana se podrá ver hasta el próximo 18 de enero y ha sido organizada por el grupo Prisa.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats