Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Ábalos se resiste a dejar el acta y se enfrenta a la ruptura con el PSOE
El Poder Judicial rechaza sancionar al juez que llamó "psicópata" a Sánchez
Opinión - Mejor irse antes de que te echen. Por Esther Palomera

El Peugeot 308 ya tiene su escalera de color

El Peugeot E-308 es casi indistinguible por fuera de sus hermanos de gama.

Pedro Urteaga

La marca francesa Peugeot se dispone en este 2024 a imprimir un salto cualitativo clave a la electrificación de su gama. En los próximos meses se pone a la venta la versión enteramente eléctrica de todo un clásico del segmento compacto, el 308 -en sus dos carrocerías, de cinco puertas y familiar-, y antes de que termine el año llegan variantes también eléctricas de los 3008, 408 y 5008, otros modelos primordiales de la firma del león.

Por lo que atañe al E-308, que hemos podido conducir por primera vez, embarca la quinta tecnología de propulsión disponible para el coche, que se ofrece además con motores de gasolina, diésel, híbrido enchufable y microhíbrido, este último recién incorporado al catálogo.

Como otros modelos del grupo Stellantis, del que forma parte Peugeot, el E-308 lleva el nuevo motor eléctrico de 156 caballos y una batería de 54 kWh (51 kWh útiles) que le otorga 416 kilómetros de autonomía en ciclo combinado WLTP. Esta última cuenta con refrigeración líquida y se acompaña de una bomba de calor que la libera de parte del esfuerzo que exige refrigerar el habitáculo en verano y calentarlo cuando es el frío el que aprieta.

El consumo medio en la prueba de homologación parte de 14,9 kWh/100 km, pero, como suele suceder en cualquier eléctrico, las cifras no son tan favorables en conducción real. Durante la toma de contacto realizada hace unos días, con unas temperaturas templadas para la época del año en que nos encontramos, obtuvimos un registro de 16,7 kWh/100 km que hace posible una autonomía cercana a los 300 km.

Teniendo en cuenta que el recorrido discurrió casi exclusivamente por autovía y carreteras secundarias, a un ritmo moderado, así como el factor corrector que debería introducir en el promedio la circulación por ciudad, nos atrevemos a aventurar que el coche puede conformarse con un consumo de 15,5 kWh/100 km si el conductor hace por ser mínimamente eficiente al volante. En estas condiciones, el alcance real del coche rondaría los 330 km.

El E-308 admite 11 kW de potencia de recarga en corriente alterna y 100 kW en corriente continua. La batería pasa del 20% al 80% de su capacidad en un punto de 7,4 kW en 4 horas y 40 minutos, y necesita apenas 25 minutos en caso de hacer uso de una instalación que suministre los mencionados 100 kW.

Del buen rendimiento del motor de 156 CV dan fe algunos de los datos que ya se conocen de esta variante eléctrica: el 0 a 100 km/h lo completa en 9,8 segundos y el 80 a 120 km/h -que simula una maniobra de adelantamiento estándar-, en 6,4. El coche precisa 31,6 segundos para recorrer un kilómetro con salida parada y tiene la velocidad máxima limitada a 170 km/h para no comprometer en exceso el alcance de la batería.

Entre sus elementos tecnológicos más destacables se cuentan la última generación del Peugeot i-Cockpit, que comprende un volante compacto y -ahora- calefactado, el cuadro de instrumentos configurable -3D en la versión más completa de las dos previstas, GT- y una pantalla central táctil de 10 pulgadas. Debajo de esta se ha dispuesto una batería de i-toggles, o atajos a funciones básicas del vehículo, completamente personalizables por parte del conductor.

Equipamiento específico

Además de un selector de tres modos de conducción (Eco, Normal y Sport) y una función Brake para reforzar la regeneración de energía, el coche incorpora instrumentación específica de esta versión 100% eléctrica y unas llantas exclusivas de 18“ denominadas Otawa.

En cuestión de seguridad, dispone como dotación más relevante de control de velocidad adaptativo con función stop and go, monitor de ángulo muerto de largo alcance (75 metros) y alerta de tráfico trasero, que detecta potenciales peligros al dar marcha atrás.

A todo ello se suma ahora la aplicación de navegación para smartphones e-Routes, gracias a la cual el usuario puede planificar de mejor manera su ruta en vehículo eléctrico. La app, compatible con Apple CarPlay y Android Auto, se alimenta de datos estáticos y dinámicos del coche y de la información del tráfico y de las estaciones de carga a las que puede necesitar recurrir durante un recorrido por carretera.

Peugeot pone a la venta el E-308 en versión Allure desde 38.950 euros, que quedan en 31.950 si el cliente obtiene los 7.000 euros de ayuda posible contemplada en el Plan Moves III. En renting, el coche sale por 250 euros mensuales durante 36 meses, con un límite de 10.000 km al año y una primera cuota de 7.559 euros.

En la modalidad Peugeot Electric Easy, la cuota es de 186 euros al mes (Moves de 7.000 euros incluido) durante cuatro años, con idéntico límite de kilometraje, entrada de 9.968 euros y una última cuota de 21.387 euros, después de la cual el usuario puede entregar el coche, quedárselo o cambiarlo por otro. En todos los casos, la marca regala el cargador, no así su instalación.

Etiquetas
stats