Nissan considera a España clave en su plan estratégico y de electrificación para 2023

Marco Toro

Motor

Tras casi siete años al frente de las operaciones comerciales de Nissan en España y Portugal, Marco Toro vuelve a su Italia natal no sin antes haber apurado el trago más amargo de esta etapa de su carrera, el anuncio del cierre de la planta de la marca en Zona Franca. Aunque las decisiones relativas a la producción están claramente segregadas dentro de la compañía de las de carácter comercial, el ejecutivo italiano ha tenido que prestar un último servicio antes del regreso reafirmando el compromiso de la firma japonesa con España, país al que sigue confiando un papel clave en su plan estratégico global para 2023, muy ligado a la expansión de la electrificación.

Toro ha aclarado, para todos los clientes de Nissan preocupados por ejemplo por la disponibilidad de repuestos, que el cierre de la fábrica de Barcelona no afecta en absoluto a la presencia de la marca en nuestro país. “Nissan no se va de España ni de Europa. Mantenemos la sede central de las operaciones comerciales para el mercado ibérico y tenemos más de 200 puntos de venta y asistencia en taller en Península, Canarias y Baleares”, ha señalado.  

El todavía consejero director general de Nissan Iberia, a quien sucederá Bruno Mattucci a partir del 1 de agosto, ha resaltado los pilares sobre los que se asienta la marca Nissan en nuestro país. Uno de los principales es su liderazgo en el pujante segmento SUV, posición que se remonta ya a 13 años con la llegada, en 2007, del Qashqai, pionero y líder de los crossover, y que se aspira a consolidar gracias a su nuevo modelo 100% eléctrico, el Ariya, del que te informaremos extensamente aquí esta misma semana.

Nissan es también líder de la movilidad electrificada en España. Desde el lanzamiento del Leaf, berlina enteramente eléctrica, en 2010 y hasta el cierre del ejercicio de 2019, se han vendido más de 8.000 vehículos de baterías, lo que supone que uno de cada cinco eléctricos que circulan por nuestras carreteras y ciudades es un Nissan. 

En los últimos 10 años, la filial de la marca de Yokohama en la Península Ibérica ha invertido más de 5 millones de euros en infraestructura de carga en la red de concesionarios, lo que representa el 22% del total de la carga rápida de España, siendo aún la red más grande de este tipo y que se ampliará con el proyecto Easycharger de estaciones de carga rápida, para el que se han movilizado 10 millones de euros. Nissan sigue invirtiendo también en la carga de proximidad, con instalaciones en parkings o centros comerciales, y en la instalación gratuita de cargadores domésticos.

Marco Toro recibe de muy buen grado los incentivos para la automoción que acaba de aprobar el Gobierno. Sobre el plan para la renovación del envejecido parque nacional, recuerda que el 90% de lo que los fabricantes venden aún hoy son coches de gasolina y diésel. En cuanto al Moves, considera que se trata del plan de ayudas a la electrificación “más ambicioso hasta la fecha en España”, que sin embargo sigue “a la cola de Europa” en este campo. “Tenemos que ser conscientes de que, si se agotan las ayudas al mercado del vehículo eléctrico, este volverá a paralizarse. La solución podría ser un IVA reducido para los modelos electrificados”, sugiere.

El directivo italiano ve también con buenos ojos la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, muy alineada “con la visión de futuro de Nissan, que ya en 2023 tendrá el 50% de sus ventas electrificadas cuando la media europea será del 26%. No obstante, es necesario la agilización de los procesos burocráticos para el desarrollo de la red de infraestructura de carga del vehículo eléctrico y profundizar en medidas fiscales en favor de la descarbonización del transporte”.

Toro confía en que el nuevo Plan Moves permita alcanzar a Nissan un 4% de ventas electrificadas en España durante este 2020. A nivel global, el plan estratégico prevé comercializar 12 nuevos modelos en los próximos 18 meses y potenciar el vehículo eléctrico, entre otras iniciativas gracias a la nueva tecnología e-Power, un sistema híbrido en que el motor eléctrico mueve siempre al vehículo mientras la batería se recarga a un régimen constante por medio de un pequeño propulsor de gasolina.

La marca espera haber vendido más de un millón de vehículos electrificados para 2023 y se fija como meta para ese año que la mitad de las entregas en Europa sean igualmente de modelos de estas características, según lo adelantado por quien será en breve nuevo presidente y consejero delegado de Nissan Italia.

Etiquetas
Publicado el
13 de julio de 2020 - 12:18 h

Descubre nuestras apps

stats