La portada de mañana
Acceder
La cumbre de Madrid dibuja la nueva OTAN ante la amenaza de Putin
Los hogares hacinados se disparan en España
OPINIÓN | 'Los riesgos tras la cumbre de la OTAN', por Olga Rodríguez
Sobre este blog

No todo es deporte en el mundo del deporte. Hay miedo, injusticia, éxito, fracaso, superación...Ante todo, historias increíbles protagonizadas por personas. Este blog, coordinado por la periodista Olga Lorente, trata sobre todos los factores que no vemos, pero sí influyen a los deportistas.

Si quieres ponerte en contacto, envíanos un correo a e.invisible@eldiariomurcia.com

La edad y el sexo no pesan

La cartagenera Esther Mora, campeona del mundo en kettlebell

0

Campeona de España, de Europa y, desde hace unos días, también del mundo a los 40 años en kettlebell, una modalidad deportiva muy poco conocida. Ése es el palmarés de la cartagenera Esther Mora, que se ha propuesto echar abajo uno a uno todos los clichés establecidos (no se sabe cuándo ni por quién). Primero, el de conseguir grandes éxitos deportivos superada la treintena, compitiendo contra jóvenes veinteañeras. Segundo, y para ella el más importante, el de que las mujeres que se dedican a deportes de fuerza son poco femeninos. Y, tercero, lograr todo esto en un país en el que esta práctica apenas tiene tradición (a diferencia de otros, en los que está asentado desde hace varias décadas).

Quizá si leen la palabra kettlebell, les cuesta asociarla a una práctica deportiva. Pero si les dicen “pesas rusas”, sí puede resultarles más familiar. En los últimos años se ha puesto muy de moda en los gimnasios el CrossFit, un sistema de entrenamiento de fuerza basado en ejercicios funcionales variados (halterofilia, carrera y gimnasia) realizados a una alta intensidad. El kettlebell estaría ahí incluido y consiste en levantar, con uno o dos brazos, una cantidad de peso determinada (se fija en función de la categoría y el campeonato en el que participes) desde la cintura hasta por encima de la cabeza el mayor número de repeticiones posibles, sin dejar la pesa en el suelo. En la Región de Murcia, José Antonio García González se proclamó campeón del mundo en 2021 y ahora, Esther Mora.

En el último Mundial, disputado en Lyon, Esther, además de conseguir el título, superó su récord personal levantando 24kg en 439 repeticiones. Esto es lo equivalente a 10.500kg durante media hora, una barbaridad. “A veces no soy consciente de todo lo que hago y cuando después echo las cuentas, pienso que cómo puedo ser tan bestia”, reconoce. Y lo más sorprendente de todo es que la cartagenera afirma que trabajar con tanto peso le ayuda a meditar: “Soy una persona muy nerviosa e inquieta y esto me hace estar sumamente concentrada en que el peso que llevo en la cabeza no me falle. Practicarlo me hace desconectar. Sé que puede parecer raro, pero a mí me funciona”.

El kettlebell tiene poca tradición en nuestro país. Muestra de ello es que ni siquiera existe la federación española de este deporte. Sí hay una asociación llamada 'Kettlebell Sport España“ que selecciona a los atletas para ir a los campeonatos internacionales. En otros países como Italia, Francia o Australia esta disciplina está más institucionalizada e incluso se imparte en los colegios e institutos. Por eso, desde la autoridad que da estar en lo más alto del podio mundial, la cartagenera se ha marcado como objetivo promocionar y dar a conocer el kettlebell.

Estereotipos establecidos

Esther Mora comenzó a practicar kettlebell hace solamente cuatro años. Llegó a él, cómo no, a través del CrossFit (en el box Kukuma de Cartagena) y poco a poco fue gustándole más e investigando sobre los campeonatos que había en esta modalidad. Pese a ser campeona de España, de Europa y del mundo, esto es su hobby, no se dedica profesionalmente a ello. De hecho, no percibe absolutamente nada de dinero por los títulos conseguidos y sale de su bolsillo el coste de los viajes para los campeonatos (sólo su fisioterapeuta José ángel Cervera, del Gabinete Airam le ha financiado uno de ellos, el de Lyon). Ella ha estudiado la carrera de historia (terminada con un máster sobre la historia y su perspectiva de género), es monitoria de natación y se está preparando las oposiciones para ser profesora. Por horarios laborales, solamente puede dedicarle a sus entrenamientos una hora y media o dos durante cinco días a la semana.

Ahora que es la mejor del mundo, la de Cartagena se ha propuesto luchar contra la creencia de que los deportes de fuerza no están bien vistos para las mujeres por ser poco femeninos. En los últimos años se han ido derribando muros como el de que el fútbol es para y por hombres o el de que solamente ellos ocupan cargos directivos dentro de clubes y federaciones. Sin embargo, todavía quedan muchas barreras que tirar abajo. Una de ellas es la masculinidad del deporte, también desde un punto de vista estético. “Hay personas que piensan que por practicar un deporte de fuerza, el cuerpo de la mujer va a ser más ancho y lo asocian al de los hombres. Y eso no es así, para nada. Mi entrenadora Rosa González (la que ha conseguido que se cree un reglamento para atletas discapacitados), por ejemplo, mide 1'50 metros y pesa 46 kilos. Hay que perder el miedo a esto. Quiero acabar con el mito de que por levantar peso, tenga que ser una mujer corpulenta. Este deporte requiere muchísima técnica, es cuestión de meterle muchas horas e ir mejorando poco a poco. Cualquier persona puede practicarlo. A mí no me importa si estoy más o menos ancha, lo que quiero es estar sana”, comenta Esther.

La batalla de la estética no se encuentra exclusivamente en el mundo deportivo, está presente -desgraciadamente- en todos los sectores de la sociedad. Con una lupa mayor, si cabe, puesta en las mujeres. Es una pena que en el deporte, a la insistente lucha por la igualdad, la visibilidad, los convenios colectivos y los techos de cristal en cuanto a oportunidades y salarios, haya que sumarle también la pelea contra los estereotipos establecidos en torno al cuerpo femenino. Es triste, pero real. Hay que seguir trabajando por terminar con ello y figuras como Esther Mora son muy importantes para conseguirlo.

Sobre este blog

No todo es deporte en el mundo del deporte. Hay miedo, injusticia, éxito, fracaso, superación...Ante todo, historias increíbles protagonizadas por personas. Este blog, coordinado por la periodista Olga Lorente, trata sobre todos los factores que no vemos, pero sí influyen a los deportistas.

Si quieres ponerte en contacto, envíanos un correo a e.invisible@eldiariomurcia.com

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats