eldiario.es

9

La Región de Murcia que viene

Años de movilización ciudadana y de protestas en la Región de Murcia comienzan a cristalizar con una mayor participación en la política

Sentido común y empoderarse son las palabras que más se repiten en la calle

Nace Ganemos la Región de Murcia para “aglutinar en candidaturas unitarias las opciones políticas rupturistas de transformación radical del régimen político, económico y medioambiental”

Asamblea de presentación de Ganemos la Región de Murcia en el Paraninfo de la UMU / Kike Alcaide

Asamblea de presentación de Ganemos la Región de Murcia en el Paraninfo de la UMU / Kike Alcaide

El Sureste de España es una zona cálida que llevaba muchos años sin calentarse. Estaba aletargada, como muchos otros lugares del país. Sus ciudadanos ejercían la democracia mínima depositando el voto cada cuatro años y después seguían con sus vidas. Es cierto que en las cinco legislaturas consecutivas que el PP lleva gobernando en la Región de Murcia, ha habido problemas –unos más graves que otros-, y es cierto también que ante esos problemas siempre ha habido quien levantara la voz y actuara, pero hacía mucho, mucho tiempo que no se vivía un momento de tanta efervescencia social y política, de tanta participación ciudadana como el actual.

Los murcianos llevan años movilizándose para tapar vías de agua muy concretas, aunque ese activismo no se haya visibilizado demasiado desde el resto de España: al trabajo de organizaciones como ANSE, Oxfam Intermón, Ecologistas en Acción, Jesús Abandonado, Cruz Roja o Cáritas, por ejemplo, hay que unir el de asociaciones muy antiguas en la reivindicación, como la Plataforma por un Río Segura Vivo o la Plataforma por el Soterramiento, que lleva décadas reclamando que el tren del siglo XX –no hablamos ni siquiera del siglo XXI- llegue a una ciudad que todavía tiene unas infraestructuras ferroviarias del siglo XIX. Poco a poco se han ido sumando nuevos grupos como la Plataforma Aire Limpio, la Asamblea Agua Pública 100% Región de Murcia o la Plataforma Cuenca del Segura Libre de Fracking, sin olvidar la actividad de muchas asociaciones de vecinos y asambleas de barrio. Además, todos los movimientos sociales de ámbito nacional han tenido una rápida puesta en marcha en la comunidad murciana, como el 15-M y las PAH, lo que ha reforzado el éxito participativo en las protestas de los últimos cuatro años. Sólo en la ciudad de Murcia, la marcha de mareas reunió a 70 mil personas.

El resultado de las pasadas elecciones europeas, fuera más o menos esperado, marcó con fluorescente a la Región de Murcia: aquí fue donde se consumó con mayor rotundidad el hundimiento del PP en las urnas, y quizá por eso se destapó el ansioso intento del Gobierno regional –ahora diluido- de reformar una Ley Electoral ya de por sí bastante dudosa. Con las elecciones municipales y autonómicas en el horizonte, ¿dónde confluirán todos los ríos de activismo ciudadano? Más allá de la extrapolación de resultados de las europeas a unas autonómicas y municipales, ¿cambiará el reparto de poder en los grandes ayuntamientos y en la Asamblea Regional? Ya hay quien ha dejado claro lo que se juega en estos meses: “No es que la confluencia sea una necesidad, es que en la confluencianos va la vida”.

 

No es que la confluencia sea una necesidad, es que en la confluencia nos va la vida

 

Así se expresó Gaspar Llamazares en Murcia, hace unos días, durante la presentación de su Izquierda Abierta, y en mitad de un ambiente de ilusión dentro de las filas de Izquierda Unida-Verdes Región de Murcia. Le planteo la frase de Llamazares a Toñi Gómez y a Federico García, de Equo Región de Murcia, y ambos coinciden: “Hay que hacer un acto de generosidad, porque nuestro sistema electoral nos lo pone muy difícil”, explica Toñi. Y Federico añade: “Si llevamos treinta años de esta manera y no lo hemos logrado, a lo mejor es que hay que probar algo nuevo. Si no lo intentamos, nunca sabremos si es la solución”.

 

Un modelo que Equo ya puso en práctica

Equo ya lleva unos cuantos años de actividad y organización en la Región de Murcia, proponiendo desde el principio un sistema de participación y de debate muy similar al que ha popularizado más tarde Podemos; buscando la horizontalidad en la estructura y tratando de aprovechar las nuevas tecnologías. ¿Por qué ha tardado tanto en llegar el mensaje de Equo a la ciudadanía? Toñi Gómez y Federico García coinciden en el diagnóstico: “Es difícil llegar a la gente con el discurso de la ecología política, del cambio de paradigma económico”. Toñi, además, centra la cuestión en la Región de Murcia: “Aquí el asunto de la ecología política es especialmente complicado, no se entiende… Y quizá es que no nos hemos explicado bien, pero además, en que en Murcia ha dado mucho miedo afrontar el cambio de modelo porque hemos dependido mucho del ladrillo, que ha propiciado corrupción y clientelismo. Por eso el lenguaje de Equo ha tardado más en llegar a la gente que otro tipo de frases o ideas muy sencillas, como que no tenemos que pagar la deuda”.

¿Estaría dispuesto Equo a diluirse dentro de una confluencia de partidos, dentro de un frente cívico o popular? Federico García apuesta por el sí, porque en su opinión, “el partido es una herramienta y no un fin”. Toñi cree que “hay que dejar aparcado el proyecto concreto para integrarse en otro más global en el que hay una base ciudadana, y eso es lo más importante ahora mismo: salvar la situación de la ciudadanía”. Y añade que “eso no se hace cambiando unos políticos por otros, sino cambiando un sistema en el que hay gente que ha hecho de la política su profesión, por gente que haga de la política una vocación de servicio público”. En opinión de Federico García, “hay que establecer unos límites nuevos, unas bases que sirvan para dar voz a la ciudadanía, para empoderarse”.

 

La Región de Murcia se empodera

“Empoderarse” es una palabra que se escucha mucho últimamente, que repiten Toñi Gómez y Federico García en Equo, y que también citan varias veces dos miembros de uno de los círculos de Podemos de la ciudad de Murcia, Bibiana y Pedro Luis. Lo mismo sucede con la expresión “sentido común”: “Lo que proponemos son cosas de sentido común, pero si llegamos al poder, también tenemos que dejar claro que no va a ser fácil”, explica Pedro Luis. ¿Cómo han acogido los ciudadanos de Murcia el trabajo de Podemos? Para Bibiana, “se nota mucho el interés de la gente y la participación crece cada día”. “Cada vez hay más gente y más diversa, de diferentes edades, con diferente formación, trabajadores… Gente que está harta”, añade Bibiana.

Por su parte, Pedro Luis reflexiona sobre el ambiente que se vive en la Región: “Aunque los resultados electorales de los últimos años digan que Murcia es una región conservadora, tenemos mucha experiencia de organización y movilización, y eso hay que valorarlo. La marcha de mareas que salió a la calle en la ciudad de Murcia fue de las más numerosas de España, así que aquí hay mucha capacidad, y eso en parte lo está recogiendo Podemos. Si además analizamos el resultado de las Europeas y el batacazo del PP, nos damos cuenta de que el panorama está cambiando”.

En este momento todo es posible, también el fracaso, pero a Bibiana no le asusta: “Si fracasamos, que yo creo que no pasará, todo lo que hemos hecho en el camino no va a caer en saco roto. Toda esa gente que nunca había tenido contacto con la política, ni con la gestión, ni con la organización, ni tenía formación, y que ha compartido el trabajo de los círculos y las asambleas, ya se ha empoderado. Ya no se conformará tan fácilmente. Yo ya no trago con cualquier cosa”.

¿Será posible la confluencia? Pedro Luis se explica: “Depende de lo que se entienda por confluir. Nosotros no nos conformamos con unir siglas, se trata del programa y sobre todo de las prácticas políticas”. Sin embargo, aún considera prematuro hablar de ello: “En Podemos hemos decidido que hasta que no se acabe nuestro proceso constituyente, no decidiremos sobre ir a un sitio u otro. Eso desde el punto de vista oficial u organizativo, pero como todo esto es abierto, hay gente de Podemos trabajando también en Ganemos, igual que hay gente de otros partidos en los círculos... También gente del PSOE”. Además, cuenta una anécdota: “En las Europeas estuve de apoderado en mi zona, y en un momento dado, uno del PSOE se me acercó y me dijo, ‘en éstas hecho la pirula y os he votado a vosotros’”. Pedro Luis y Bibiana se ríen y afirman: “En los círculos no se le pide el carné a nadie”.

 

El PSRM ante el cambio

¿Qué opina el PSOE murciano de todo esto? La Secretaria de Organización del PSRM-PSOE y politóloga, Presen López, lamenta que sea su partido “al que más ha afectado la desafección política, o al que más se lo están haciendo pagar”. López argumenta: “Salimos del Gobierno en una situación de debilidad que sólo benefició al PP. El PP copó todas las instituciones y por eso no nota tanto la situación, pero el PSOE ha tenido que pasar unos años de reconstrucción, de reinvención para adaptarnos a los nuevos tiempos”. Presen se confiesa: “Eso es algo que yo mismo desde mi militancia de base ya reclamaba: que había que adaptarse, y en esa línea estamos ya, y esperamos convencer a la gente y recuperar su confianza”.

La primera batalla electoral se dirimirá en la distancia corta, en unas elecciones municipales y autonómicas. ¿Puede perjudicar a las federaciones regionales del PSOE la postura impuesta desde la dirección nacional con respecto a Podemos? ¿No se han precipitado al decir que no se pactaría con el ‘populismo’? Presen López cree que no se ha entendido ese mensaje: “Lo que decimos es que no haremos pactos previos, que no haremos coaliciones, que iremos solos a las elecciones”. Por eso, matiza: “Donde va a haber muchas opciones de pacto posterior es en las municipales. Si extrapolamos los resultados de las europeas a unas municipales en la Región, las fuerzas de izquierda podrían gobernar en más de 25 ayuntamientos, y ahí incluyo a Podemos”.

Entonces, ¿Cómo mira el PSOE de la Región de Murcia al día después de los próximos comicios? ¿Con más esperanza que miedo? Presen López responde: “Sí, sí, sí… Miramos con esperanza al antes y al después de las elecciones. Estamos convencidos de que va a haber un cambio, porque en la Región se respiran aires de cambio como hacía mucho tiempo que no veíamos. Vamos a trabajar para gobernar en solitario, pero si ese escenario no se da, seguro que cualquiera de los escenarios que pueden darse será mejor que la actual mayoría absoluta del PP. Y eso ya es romper con el monopartidismo y abrir la Asamblea Regional para que entren otras voces y otra forma de hacer política”.

 

Ganemos la Región de Murcia

Margarita Guerrero, miembro de la coordinadora de Ganemos la Región de Murcia, es una joven de 22 años, estudiante de Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Habla con pausa de la presentación de Ganemos la Región de Murcia, que tuvo lugar en el paraninfo de la Universidad de Murcia el 27 de septiembre pasado, y pronto surge la palabra ‘empoderarse’: “Los trabajos para buscar la confluencia en la Región de Murcia ya llevaban tiempo, pero ahora se añade un componente nuevo, y es que es la ciudadanía es la que se empodera y decide impulsar esa confluencia. Más adelante habrá que hacer un llamamiento y los partidos tendrán que sumarse, porque si no, todo esto no tendrá sentido”.

En su manifiesto, Ganemos la Región de Murcia afirma que se aspira a “aglutinar en candidaturas unitarias las opciones políticas rupturistas de transformación radical del régimen político, económico y medioambiental”. Y le pregunto a Margarita: ¿Cómo se hace eso? Responde: “Seguimos la estela que marca Guayem, y es que en primer lugar nos unimos los ciudadanos particulares, luego los movimientos y organizaciones sociales, y en último momento los partidos políticos que quieran sumarse como respaldo de todo ese trabajo. Es un proceso de acumulación de fuerzas que se hará según marque el grupo de trabajo, para la coordinación de las iniciativas que se están aportando desde toda la Región de Murcia”.

Pero, ¿Cómo? “No va a ser fácil, pero será más fácil si ese proceso lo iniciamos los ciudadanos, porque de lo que se trata es de que la gente se empodere y participe de la política, y le recuerde a los partidos unos mínimos que tienen que cumplir para responder a los problemas de la ciudadanía”, explica Margarita. Para la portavoz de la asamblea de Ganemos la Región de Murcia, “ahora la gente piensa, ‘bueno, ¿y a quién voto?’, y se pregunta, ‘¿si se supone que son lo mismo, por qué no van juntos? No tiene sentido…’, y eso es de lo que se trata, de centrarnos en lo que nos une y responder a las necesidades de la gente”.

Si se no se confluye, perderemos todos”, concluye Margarita, para quien la Región de Murcia ya “vive un cambio de tendencia”. Ella tiene casi los mismos años que el Gobierno regional lleva en manos del mismo partido, y con las mismas maneras de hacer política. Unas maneras que, según Ganemos, van a cambiar: “No queremos una democracia representativa sino participativa”. Y los ciudadanos de la Región de Murcia ya están participando.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha