Chivite a Javier Esparza: "Mucha gente de UPN cuestiona su capacidad de influir en el devenir de Navarra"

María Chivite sigue una intervención de Javier Esparza (Navarra Suma) en Parlamento foral

El nuevo curso político en el Parlamento de Navarra, que este jueves ha celebrado su primer pleno de control tras el parón del verano, ha comenzado igual que lo terminó el pasado: con Javier Esparza reprochando a María Chivite sus acuerdos presupuestarios con EH Bildu y con la presidenta navarra criticando la "incapacidad" del líder del principal grupo de la oposición para llegar a acuerdos con el Ejecutivo "que influyan en el devenir de la comunidad". Pero en esta ocasión, Chivite ha elevado el tono y ha asegurado que dentro de UPN "hay mucha gente que está cuestionando la inutilidad de sus políticas y su capacidad de influir".

Tras presidir durante casi dos décadas de manera consecutiva el Gobierno de Navarra, UPN acumula ya dos legislaturas lejos del Palacio situado en la calle Carlos III de Pamplona, y la división interna se hace cada vez más visible: en el congreso que partido regionalista celebró el verano del año pasado en el que Esparza fue reelegido como presidente, hasta un 42% de la afiliación apoyó la candidatura del diputado en el Congreso Sergio Sayas, que apostaba por una renovación del partido fuera de la coalición con PP y Ciudadanos. Hace unos meses, el propio Esparza anunció que dejará en manos de las bases la decisión de reeditar el acuerdo con populares y naranjas de cara a las elecciones forales del 2023.

No ha habido que esperar mucho para ver el primer enfrentamiento entre María Chivite y Javier Esparza, que en lo que va de legislatura ya han protagonizado varios cara a cara la Cámara foral. La gran mayoría han girado entorno a los pactos de presupuestos de los socialistas con EH Bildu.

El líder del principal grupo de la oposición, Navarra Suma, ha aprovechado su primer turno de palabra en el pleno para volver a sacar a la palestra el doble acuerdo en las cuentas de 2019 y 2020 del Ejecutivo foral con la izquierda abertzale. Esparza ha asegurado que Chivite está "atada de pies y manos a Geroa Bai y EH Bildu" y ha reprochado a la socialista que "intente lavarse las manos como Pilatos por sus pactos con Otegi".

Chivite se ha mostrado muy enfadada en su réplica por las acusaciones de Esparza y le ha afeado que "haya mentido". "No he pactado nada con Otegi, no he hablado con él en mi vida". La presidenta también ha atacado al líder de los regionalistas asegurando que, "a diferencia de UPN", ella no se avergüenza de sus pactos con EH Bildu -"los publico porque si algo es este Gobierno es transparente"-. "Sus acuerdos con EH Bildu los tiene escondidos en los momentos en los que ETA mataba", ha apostillado.

Chivite también ha afeado a Esparza que vaya al Parlamento a "insultar" para justificarse ante su Comité Político debido a su debilidad interna porque hay mucha gente dentro de su organización que está cuestionando la inutilidad de sus políticas y la incapacidad de influir en las decisiones de este Gobierno". Y le ha recordado que en las dos ocasiones que pudieron pactar los presupuestos, en la primera "no presentó ninguna propuesta" y en la segunda "ofreció una abstención que en realidad era una trampa" porque implicaba romper las relaciones con EH Bildu. "Deje de buscar excusas y esté a la altura del momento", ha aseverado la jefa del Ejecutivo foral.

Etiquetas

Descubre nuestras apps