entrevista Alcalde de Pamplona

Enrique Maya: “En 2022 imagino los mejores Sanfermines de la historia”

Enrique Maya, en su despacho municipal

Entre la fotografía de Yolanda Barcina (UPN) y Joseba Asiron (EH Bildu), se ubica la de Enrique Maya (Montevideo, 1959) en la conocida como 'sala de los alcaldes' del histórico y emblemático Ayuntamiento de Pamplona. La de Barcina es la imagen de la única mujer que ha llegado a ser alcaldesa de la capital navarra. La de Maya es la de quien sostiene actualmente el bastón de mando de la ciudad como líder de Navarra Suma -la coalición que aglutina UPN, Ciudadanos y PP-, y con la que volvió a ganar las elecciones de 2019 después de arrebatarle la alcaldía Joseba Asiron en 2015. De hecho, en esa foto solo se indica la fecha de su primer mandato, 2011-2015, como líder de UPN. El primer edil atiende a elDiario.es cerca de 45 minutos en un austero despacho donde luce un gran escudo de Pamplona. Contesta a todas las preguntas con la mascarilla puesta. La pandemia ha marcado su segunda legislatura y la suspensión de las fiestas más grandes e internacionales de la ciudad durante dos años consecutivos. Ahora, en la recta final del mandato, imagina y trabaja para que el retorno de los Sanfermines en 2022 sean "los mejores de la historia" y donde no tengan cabida los excesos, imágenes o casos como el de la Manada, que han venido deteriorando su imagen. Se muestra molesto y dolido con el Ejecutivo de María Chivite tras el anuncio de supresión de la Carta de Capitalidad a Pamplona, pero confía -al contrario de lo que sucede en el Parlamento foral- en que aún pueda llegar a un acuerdo con la presidenta socialista y también con el PSN local para reeditar el pacto presupuestario. Asegura que dejaría a su nieto ver ETB3, pero rechaza las "imposiciones por la espalda" en la enseñanza del euskera. También que a Iriarte se le malinterpretó respecto a sus disculpas a las víctimas de la violencia policial porque "UPN no tiene que pedir perdón por lo que ha hecho". Y a la pregunta sobre la conexión del AVE con Euskadi que, tiene claro, ha de ser por Ezkio-Itsaso, responde: "Yo tengo que defender los intereses de Pamplona".

A un mes de aprobarse los Presupuestos Generales para Navarra y después de conocerse la supresión de la Carta de Capitalidad para Pamplona. ¿Qué va a suponer esto para la ciudad? ¿Ha mantenido algún contacto con el Ejecutivo de María Chivite?

Para la ciudad significa dos cosas. Una, que podríamos llamar de carácter de estatus o de significado de Pamplona como capital de Navarra, dentro de nuestra comunidad foral. Y, por otro lado, el económico. El tercer asunto responde a las formas. Nosotros nos enteramos por la prensa de que iban a cambiar el modelo de financiación local. En ese modelo desaparecía la Carta de Capitalidad y se establecían unos parámetros que no conocemos. Sabemos por rueda de prensa que hay unos informes, que no conocemos, que parece ser que avalan ese nuevo sistema. De tal manera que yo lo que pido son dos cosas: una, que se respete el concepto de Carta de Capitalidad y que después se hable de dinero. Porque son los principios. La Carta proviene de una ley, ley que ahora quieren derogar y yo pido que no se derogue. Y luego, a la vista de los informes, debatir sobre el contenido económico. Tengo una reunión con la presidenta del Gobierno el martes. Nosotros decidimos no acudir a las reuniones como partido que se iban a establecer para explicar el contenido del nuevo modelo, porque entendíamos que había que hablar todo esto en sede parlamentaria, en su caso, o entre instituciones. Ya nos han ninguneado, evidentemente. Es un tema de formas. Yo a partir de esa situación me dirigí a la presidenta del Gobierno y tengo ya concertada una reunión que espero que sea fructífera para que, por lo menos, se mantenga la Carta de Capitalidad y luego se abra un debate en el cual podamos defender lo que consideramos nuestros derechos.

¿Confía en que se pueda dar marcha atrás a estas alturas?

Yo en política desconfío y desconfío de todo. Es decir, a fecha de hoy confío en que se pueda dar marcha atrás. Esa es la realidad en la que yo en este momento estoy.

En cualquier caso, ¿en qué va a comprometer el presupuesto municipal de mantenerse la supresión?

Habrá aproximadamente 6 millones de euros menos de ingresos de lo que teníamos previstos para este año. Ahí ha habido un debate. Dicen [el Gobierno foral ] que solo son 1,7 millones. Pero 1,7 es lo que nos bajan respecto al 2021. A esto hay que sumar lo que no nos suben, porque había una previsión por el compromiso de aumento de IPC + 2%. En total suman 6 millones de gasto corriente. A su vez hay mucho gasto que ya está comprometido, como son nóminas de funcionarios, limpieza de calles o zonas verdes. Hay cosas que no puedes eliminar. Por lo tanto, es una muesca muy importante en nuestra posibilidad de gasto corriente.

¿Tienen calculado el impacto final del impuesto de la plusvalía tras la sentencia del Tribunal Constitucional?

Tenemos un problema. Como ahora hay dos fórmulas que elige el contribuyente, con toda seguridad, si el contribuyente elige, habrá menos ingresos. O se mantiene la fórmula actual, que es matemática, o la fórmula de la plusvalía real, que te puedes acoger a ella si la puedes demostrar con datos. Por lo tanto, va a haber una rebaja. Ahora hay un movimiento entre los alcaldes pidiéndole al Gobierno que garantice la financiación por el conducto que sea. Claro que va a tener impacto. Aquí suele recaudarse cerca de ocho millones y están ahora los técnicos trabajando porque también tenemos que hacer una previsión presupuestaria para el año que viene.

¿Peligra un posible acuerdo presupuestario con el Partido Socialista a nivel local para las cuentas del año que viene?

Siempre que hay un acuerdo puede no renovarse para el año siguiente, pero no depende de la Carta de Capitalidad. Yo estoy muy dolido y muy perplejo con la actitud de los grupos municipales, que a todos les parece estupendo que nos quiten 6 millones y nos quiten la Capitalidad, cosa que sólo puede obedecer a directrices políticas. No están pensando en Pamplona. Yo pedí a los grupos esa amplitud de miras para olvidarnos de siglas y defender Pamplona. Y no ha sido posible. Estoy decepcionado con los grupos, pero eso no debiera influir en un posible acuerdo presupuestario futuro con el Partido Socialista.

¿Cree que el Partido Socialista va a mantener su apoyo a las cuentas municipales? Le acusan de incumplir algunos compromisos presupuestarios.

El Partido Socialista está transmitiendo permanentemente desconfianza y decepción. Yo creo que es una táctica, porque de las 47 enmiendas hemos cumplido 46. Por lo tanto, nosotros estamos cumpliendo holgadamente con el acuerdo. Hay dos cuestiones que ellos están haciendo ver que son rupturas de acuerdos cuando no lo son. Una es la pasarela del Labrit. Se quitó la partida presupuestaria para el año 2021 y no hemos hecho obras este año. Ahora hemos sacado a concurso la pasarela. Ellos quieren pararlo a toda costa y la razón sólo puede ser una: que no quieren que se produzca lo que ellos llaman un triunfo de este alcalde reabriendo una pasarela. Reabrir la pasarela no es un triunfo de nadie, la pasarela es algo fundamental para los ciudadanos. Tenía un uso tremendo y tenemos que ponerla en servicio. Para mí es condición ‘sine qua non’ para poder seguir adelante con un acuerdo. Eso va a ser un punto de conflicto importante. Y luego está Pío XII. Aquí ellos mismos se han pillado los dedos. Había un proyecto aprobado para la zona delantera de la Clínica Universitaria, estaba hecho el proyecto y se podía haber ejecutado por 800.000 euros. Y luego estaba algo que no existía. Ellos hacían ver que había un proyecto para eliminar coches y poner las zonas verdes. Y ese proyecto no existía. Nosotros escrupulosamente hemos seguido adelante con la ejecución del proyecto, que está en marcha, se está ejecutando. Pero era imposible llegar en un año a hacer todo lo que ellos querían sin haber hecho esa parte de la Clínica Universitaria. Por lo tanto, tampoco hay un incumplimiento. Pero esto va más lento de lo que ellos pensaban que iba a ir.

El PSN ha optado por el acuerdo con Bildu, Geroa Bai y Podemos. Y es la exclusión de Navarra Suma

¿Por qué sí es posible un acuerdo con el Partido Socialista a nivel local y no en el Parlamento foral?

Porque no quiere el Partido Socialista. Además lo han dicho por activa y por pasiva. Lo dijeron en su último Congreso aquí en Navarra. Ellos han optado por el acuerdo con Bildu, Geroa Bai y Podemos. Y es la exclusión de Navarra Suma. Es una táctica que también la tiene Pedro Sánchez en Madrid. Y lo más triste de todo es que primero te excluyen y luego te llaman. Todo parte del 'no es no' de Pedro Sánchez al Partido Popular. Ahí nace todo. Se excluye a una parte importantísima de la sociedad de cualquier tipo de acuerdo con ellos, porque han optado por otra cosa y hacen ver que somos nosotros los que no queremos el acuerdo. Eso es así de claro y es un puro asunto de comunicación. Primero vamos a romper cualquier puente y luego vamos a preparar una estrategia para intentar hacer ver que son ellos los que no quieren. Y también pasa aquí en Navarra.

¿Que en Navarra UPN sea el socio principal minimiza la pugna entre Partido Popular y Ciudadanos que se da en otros territorios?

Sí, no se da en ninguna otra comunidad que haya un partido regionalista tan fuerte como es UPN. UPN ha sabido aglutinar a gente de muchos estratos sociales, de distintas ideas en muchas cosas puntuales y nos hemos sabido unir a partir de una idea que es Navarra, defender Navarra con su foralidad, dentro de una España de la que formamos parte, a la que somos leales, de lo que queremos tomar decisiones, pero simplemente desde nuestra foralidad. Y eso ha unido a gente de todo tipo. Entonces tenemos 20 de 50 escaños en el Parlamento como Navarra Suma. Hemos sido un partido mayoritario en Navarra siempre. Siempre ganamos las elecciones históricamente. Eso es complicado que ocurra en otras comunidades y hace que podamos hacer uniones imposibles en otros lugares. Todas las partes, Ciudadanos y PP, saben que el partido que aglutina todo, y que es el partido motor de todo, es UPN.

¿Aboga por la reedición de Navarra Suma?

Estamos en un momento de reflexión en el partido. Nuestra dirección decidió abrir el debate entre los afiliados. Yo por eso no quiero decantarme mucho. Pero lo que sí puedo decir es que la coalición está funcionando en Pamplona. Yo estoy cómodo con esta coalición como alcalde y eso es lo que puedo decir.

¿Cree que la afiliación apoyará una reedición?

Yo veo que, en general, el afiliado está tranquilo con esta coalición. Sí que hay algunos -lo dicen en las reuniones- que como esto esté mucho tiempo la marca UPN se pierde. Pero yo creo que lo importante es tener proyectos juntos y poder ser una alternativa seria y sólida a esta situación terrible en la que estamos. Es que es tremenda, a nosotros [en el Ayuntamiento] con 13 de 14 ediles están permanentemente diciéndonos que estamos en minoría. Y con 20 de 50 [en la cámara foral] quieren hacer que no existimos. Y para eso hay que estar unidos.

Una vez aprobada la ley [de Vivienda], la cumpliremos, pero a regañadientes. Y todo lo que pueda lo haré para que esa ley no prospere

En breve el Gobierno foral va a poner a disposición de los ayuntamientos el Registro de Vivienda Deshabitada. También prevé aprobar un Índice de Sostenibilidad de Alquileres. ¿Contempla subir el IBI a grandes tenedores de viviendas vacías?

Nosotros siempre que podamos no subir impuestos, intentaremos no subir impuestos. Creo que estamos en una situación muy mala para todo el mundo y tenemos que intentar que el dinero esté en el bolsillo de la gente. Yo soy muy liberal en eso. En cuanto a las viviendas vacías, yo me he opuesto siempre con uñas y dientes a ese registro y a ese impuesto, por un problema de principios. Hay tres derechos fundamentales: el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad. Y tú tienes derecho a hacer lo que te dé la gana con tu patrimonio, siempre que sea lícito el cómo lo has obtenido. Por lo que alguien que ha heredado o ha ahorrado y ha conseguido tener cuatro pisos, está en su derecho de hacer con esos pisos lo que quiera. Porque esto del impuesto a viviendas vacías es el inicio de otros posibles impuestos. No tiene límite la injerencia en la intimidad de las familias. Me parece muy comunista eso. Lo que pasa es que hay mucha demagogia. Que cree viviendas públicas el Gobierno, pero que deje en paz a la gente. Dicho eso, ya existe en Navarra el impuesto y ya existe el registro. Lo que pasa es que también el Gobierno nos está mandando datos a cuentagotas. Es decir, lo que tiene que hacer el Gobierno es hacer un registro completo y ponerlo a disposición de los ayuntamientos. De momento es un fracaso total. O sea, el número de viviendas vacías, si no recuerdo mal, son mil y pico. Eso no es nada, porque hay otra cuestión también muy importante, y es que tiene que haber viviendas vacías. Está demostrado por expertos que como mínimo tiene que haber un 5% de viviendas vacías en una ciudad para que haya rotación. Se hace mucha demagogia. Una vez aprobada la ley, la cumpliremos, pero a regañadientes. Y todo lo que pueda lo haré para que esa ley no prospere, porque me parece nefasta.

No obstante, ¿considera que hay un problema con el precio del alquiler?

Sí, claro. Hay precios de alquiler de todo tipo, pero el precio medio del alquiler es alto. En general. Pero no hay más problema con el precio del alquiler que con la cesta de la compra o con la luz. Podemos hacer ahorrar 20 euros a alguien por el alquiler y estamos metiendo 50 euros más por la luz y nadie soluciona nada. Vamos a hacer las cosas bien, que los gobiernos gobiernan, que se cree mucha vivienda pública para alquiler y que se genere suelo para poder hacer viviendas. Los mismos que dicen que no hay viviendas luego dicen que hay que conseguir las nuevas viviendas a base de rehabilitación. Eso es lentísimo. Y los mismos que te están diciendo eso, luego impiden una norma que permite dividir las viviendas grandes en pequeñas para que haya más oferta. Hagamos una política seria.

¿Y qué puede hacer el Ayuntamiento para rebajar el precio medio de alquiler en Pamplona?

Movilizar suelo. Movilizar suelo para que se construyan viviendas. En Lezkairu, por ejemplo, el 40% de viviendas son VPO y está lleno. Hemos solucionado a base de desarrollar Lezkairu un problema de vivienda a miles de ciudadanos que están felices en sus VPO, en un barrio estupendo con todos los servicios. Tenemos que desarrollar el suelo de Etxabakoitz, que lo tenemos empantanado. Hagamos cada uno nuestro trabajo, no nos metamos en cuestiones que todos sabemos que no van a solucionar el problema, como es el impuesto a viviendas vacías.

Yo quiero el AVE por Ezkio/Itsaso. Tengo que defender los intereses de Pamplona

¿Prefiere el AVE por Vitoria o por Gipuzkoa?

Yo quiero el AVE por Ezkio/Itsaso. Claro, por Vitoria es dar una vuelta terrible y además es una amenaza absoluta de que luego no acabe en Pamplona. Esto es importante saberlo. Por Vitoria se da una vuelta para conectar con Francia. Si va por Vitoria no es nada difícil que alguien tenga la tentación de llevarlo por Logroño en lugar de por Pamplona. Entonces, tiene que ser un camino corto. El problema es que el nudo que hay que hacer en Ezkio/Itsaso es más caro, pero más caro es el nudo de Bergara que están haciendo en Euskadi. Cada kilómetro en Euskadi vale como diez kilómetros en Navarra. No desviemos la atención de empezar a hablar de alternativas. Solo hay una alternativa buena, que es Ezkio/Itsaso.

¿Pero tiene sentido subir a Ezkio/Itsaso para después viajar a Vitoria?

Es que conectamos con la Y vasca, no podemos conectar con todas. Habrá que llegar a un punto, como pasa con el nudo de Bergara en Euskadi. Yo tengo que defender los intereses de Pamplona. Vitoria defenderá los suyos, pero para Pamplona es fatal noticia que vaya por Vitoria.

Hace poco conocimos que el acceso del AVE a Pamplona se ubicará en Etxbakoitz. ¿Hay fechas y presupuesto sobre la mesa?

No tenemos nada. Todo lo que se está invirtiendo ahora en el tren en Navarra es fruto del acuerdo, en su día, entre UPN y Rajoy. Y de ahí algún dinero que se está ejecutando ahora. No hay nuevos proyectos. La realidad es que está parado, por mucho que se quiera hacer ver que está en movimiento. Yo formo parte del consorcio del TAV y no estamos reuniéndonos. Está parado.

No podemos volvernos locos creando en nuestras ciudades unos condicionantes terribles a los ciudadanos. Como decirles: a partir de ahora tienes que tener coche eléctrico

¿Tiene ya definido como será la zona de bajas emisiones?

Ya tenemos casi una zona de bajas emisiones, que es el Casco Antiguo. Tiene control de accesos con todas las condiciones para serlo. También el propio Ensanche, salvo la calle Amaia y alguna más por donde pasa mucho tráfico, es una zona que casi es de bajas emisiones. Por lo tanto, lo que tenemos que hacer es poner un poco orden en lo que ya tenemos y definir esas zonas como de bajas emisiones. Y hay una preocupación grande por no tener que obligar a un residente del Ensanche a tener un coche eléctrico. Lo del coche eléctrico es otra. Es imposible conseguir los objetivos del coche eléctrico. Europa lógicamente quiere liderar la lucha contra el cambio climático y Europa significa aproximadamente el 8% de las emisiones mundiales. Mientras los chinos, los americanos y los países con menos recursos que nosotros no sean la prioridad, la lucha contra el cambio climático no va a conseguir mucho. Entonces, nosotros no podemos volvernos locos creando en nuestras ciudades unos condicionantes terribles a los ciudadanos. Como decirles: a partir de ahora tienes que tener coche eléctrico. ¿Y cómo lo pago? No puede. Son carísimos. Los coches eléctricos, por muchos que hagamos, no estamos preparados para la recarga. Tenemos mucho camino por recorrer. Hay que ser muy prudentes. Y vamos dando pasos, que aquí se han dado muchísimos como, por ejemplo, en peatonalización. Hemos hecho la tarea. Hay que ir completando. Esas zonas sabemos cuáles van a ser, la zona centro. Pero yo me voy a preocupar e implicar en que eso no signifique para los ciudadanos hacerles la vida imposible. Porque si no ¿Qué harán? Se irán. ¿Vamos a desertizar los centros? Tenemos que medir mucho.

¿Qué planes de contingencia tiene Pamplona en el caso de que la actividad sísmica fuera a más?

Pamplona ya es zona sísmica 7. Las estribaciones de los Pirineos, tanto Granada como Pamplona son las zonas sísmicas más importantes de España. La construcción se ha hecho bien y se ha hecho para poder soportar sismos de una cierta importancia. Las zonas más antiguas están menos preparadas, pero yo siempre digo que ha habido ya muchos movimientos sísmicos y aquí está la ciudad. Es decir, no ha habido grandes problemas. No entiendo yo que haya ninguna previsión. Me preocupa más el cambio climático en cuanto a inundaciones, etc. que los sismos. No están en mi mente ahora ese problema. Y si ocurriese algo, pues tenemos unos medios, tenemos cuatro cuerpos de Policía, unos buenos recursos sanitarios. Pero no hay un plan de contingencia frente a sismos en este momento porque no hay una previsión.

Han querido poner el foco en la ETB3 y por debajo están trabajando en acercar los presos y sacarlos de la cárcel

¿Le gustaría que su nieto viera ETB3 o no le dejaría porque considera que es adoctrinamiento?

Yo claro que le dejaría. Yo lo que no soporto son las imposiciones por la espalda. Como queremos que -dicen ellos- que Navarra sea Euskal Herria, vamos a ir dando pasos para ir imponiendo la bandera, la lengua, que crea un sentido de país, y el territorio. Están luchando por esas tres cosas. Y ahora han acordado, como siempre por la espalda y de una manera subterránea lo de ETB3. Pero lo más importante sigue siendo los presos por presupuestos. Creo que han querido poner el foco en la ETB3 y por debajo están trabajando en acercar los presos y sacarlos de la cárcel. Eso es lo que me parece terrible. Estoy alucinado con que el ministro Marlaska, un hombre de prestigio, juez, su lucha antiterrorista, y que sea él el que está haciendo todo este trabajo me parece terrible. Entonces, volviendo a lo de la ETB3, el euskera para el que quiera hablarlo. Lo que no me parecería bien es que a mi nieto le estuvieran martilleando permanentemente. Detrás de esto hay una lucha muy antigua que era la base de la lucha de ETA: territorio, bandera y lengua, que está escrito en la Alternativa KAS de ETA hace ya muchos años. Y sigue en la hoja de ruta. Entonces, si mi nieto quiere aprender euskera y quiere hablar en euskera, perfecto, es una lengua navarra. Pero que no lo obliguen.

UPN no estuvo en los GAL; UPN no tiene que pedir perdón por lo que ha hecho

Por otro lado, ¿está de acuerdo con las disculpas de Iriarte a las víctimas de la violencia policial como Germán Rodríguez, asesinado en los Sanfermines de 1978?

Creo que se han interpretado mal las palabras de Iriarte. Creo que lo que dijo es que quizá no hemos sido lo suficientemente sensibles al sufrimiento de familias que han sufrido otro tipo de violencias y que, si era necesario, no tenía problemas en pedirles disculpas a esas familias. Eso se interpreta diciendo que ‘UPN pide disculpas por los casos’. Y que no tienen nada que ver UPN. UPN no estuvo en los GAL, UPN no ha tomado ninguna decisión en esa materia. Y por lo tanto es lo que yo dije: UPN no tiene que pedir perdón por lo que ha hecho. Tienen que pedir perdón otros, que son los que defienden el terrorismo y la violencia. Nosotros siempre hemos estado en contra de todas. Creo que una persona como Iriarte, que es un crack, una persona con una profundidad de pensamiento tremenda, en un tono de sinceridad dijo esa frase que ha trascendido muchísimo. Ha sentado muy mal a algunos, pero lo dijo en ese entorno. Pero yo lo tengo claro. Yo pedir perdón por algo que no he hecho, no. No tengo por qué.

¿Ha sentado mal en UPN?

No, habrá sentado mal a alguna persona. En el partido como tal, no. A mí no me ha llegado ningún problema relevante con esto. Algunos sí que me han dicho: ‘¿Pero por qué ha dicho esto?’. Yo lo he explicado, y creo que es una cuestión que está zanjada.

¿Cómo se imagina el alcalde los Sanfermines después de tres años?

Pues los mejores de la historia. Unos Sanfermines en los que aquello que nos une a todos -el santo, la procesión, los encierros, el ir de blanco, el aperitivo, estar con los niños, esos Sanfermines bonitos-, se potencie. Y la parte fea, que también la hay, esas imágenes del botellón, la borrachera, la Manada, que en su momento fue terrible... Que todo eso desaparezca y que sean esos otros Sanfermines. Para ello estamos trabajando en un proceso de participación. Convocaremos la mesa de los Sanfermines pronto para debatir esas propuestas que ha habido y para ver si se puede aportar algo más en positivo. Pero San Fermín no va a cambiar mucho. San Fermín es San Fermín. Tiene una esencia, tiene un sello y ese no lo va a perder.

Citaba el caso de la Manada o el daño que hacen algunas imágenes. ¿Qué propuestas hay o qué se puede hacer para cambiar ese modelo basado en los excesos y en el alcohol?

Todavía no conozco las propuestas, aunque yo he dicho algunas ideas. Algunas han sido muy comentadas, como poder prolongar o no las fiestas. Es curioso porque el sentido que se transmite a través de los medios es que existe una oposición a ampliar las fiestas. Y yo, en cambio, cuando hablo con la gente me dicen no entender por qué esta oposición. Es por eso que digo que vamos a ver qué dice la mesa de los Sanfermines. Ahí se debatirá. Hay pros y contras, como siempre. Otra cosa que siempre he hablado es que, al hilo de San Fermín, ciudades como Bilbao, por ejemplo, celebran determinados eventos musicales aprovechando que viene mucha gente a San Fermín y luego se desplaza a esos eventos. Me parece estupendo porque nos complementamos. Pero por qué no puede haber aquí, por ejemplo, en el Navarra Arena una actuación musical importante de algún grupo o cantante de renombre y dejarlo aquí. O llevar la fiesta a los barrios, que es un deseo que siempre está ahí pero la gente siempre va al centro. Podía haber actividades no solamente en el centro, porque allí los vecinos están un poco cansados de tanto ruido y tanta marcha. En fin, hay unas cuantas cuestiones que están encima de la mesa. Pronto vamos a tener claro qué es lo que la gente quiere que ocurra.

¿Descartaría la posibilidad de alargar las fiestas tres días más, hasta el 17 de julio?

Yo no lo descarto. Es decir, yo lo puse encima de la mesa y se debatirá. Si se descarta, no será porque lo descarte yo. Pero no voy a ser en esto nada cabezón, de decir sí o sí. Vamos a ver qué inconvenientes tiene o lo que corresponde a Policía Municipal. Ya que hay tener un servicio de Policía durante más días. También la gente del centro ha dicho que está cansada de tanta fiesta. Claro que tiene inconvenientes, pero no seré yo el que lo descarte. Se debatirá y se decidirá.

¿Elevará el presupuesto para Sanfermines?

Vamos a ver si hay presupuestos. A mí me gustaría que hubiera más partida, porque Sanfermines no se ha celebrado durante dos años y no se ha gastado lo que estaba previsto. Por lo tanto, merecería la pena. Pero yo ahora estoy muy preocupado con el dinero que vamos a tener para el año que viene y si va a haber presupuestos. Yo, si puedo, incrementaría algo el dinero para hacer unas fiestas como tienen que ser. También se celebra el centenario de la Plaza de Toros, por ejemplo. Coinciden muchas cosas en este 2022.

¿No habría necesidades más acuciantes?

Claro, si tenemos esa bajada de 6 millones. Desde luego, sería difícil el plantearse que con 6 millones menos de ingresos podamos incrementar la partida para San Fermín. Claro que hay necesidades, muchas. En el ámbito social, muchas. Y nos va a tocar priorizar en nuestra propuesta presupuestaria para llevar el dinero, que va a ser escaso, va a ser menor, a donde de verdad hace falta.

¿La pandemia puede modificar de alguna manera la previsión de las fiestas?

Claro. De momento todo sigue igual en cuanto a previsiones, pero en las últimas horas tuvimos estos 300 y pico de casos. El miércoles tuvimos también una reunión para hablar de la COVID-19 y para ver por dónde va esa orden foral sobre el pasaporte COVID. Pero los datos, desde hace un par de meses a ahora, han empeorado mucho.

¿Va a celebrarse San Saturnino este lunes como estaba previsto?

Sí, espero que se pueda celebrar por la COVID-19, porque por el clima no sé qué va a pasar. Tienen muy mala pinta las previsiones, pero está confirmado que San Saturnino va a haber.

¿Baraja la suspensión del Olentzero o de la Cabalgata de Reyes?

No. Estuve reunido con los organizadores de la Cabalgata, aunque con el Olentzero aún no. Todos trabajamos con la previsión de que se va a celebrar. Hay varios mensajes que dar. Primero: mascarilla, mascarilla y mascarilla en la calle. Es decir, si vienen las familias con los niños a ver los gigantes, que lleven su mascarilla y que intenten que los niños no estén en el lugar donde haya exactamente la máxima aglomeración. Que intenten proteger a sus niños o, incluso, si creen que no se dan condiciones y prefieren quedarse en casa, será absolutamente entendible. El hecho de que se celebre no quiere decir que haya que ir. Hay que ser prudentes, como hay que ser prudentes en el fútbol, como hay que ser prudentes siempre y cumplir las condiciones.

¿Se va a presentar a la reelección o acaba con esta legislatura su compromiso con Pamplona?

Mi compromiso con Pamplona no va relacionado con ser alcalde. Yo llevo toda la vida en el Ayuntamiento, soy funcionario municipal y he trabajado todo lo que he podido por Pamplona desde ahí. He sido director gerente de Urbanismo 12 años y creo que se han hecho muchas cosas durante mi dirección, que coincidió con la alcaldía de Yolanda Barcina. Y llevo diez para doce en el ámbito político. Por lo tanto, toda mi vida profesional ha sido en Pamplona. En fin, estoy muy orgulloso de lo que he trabajado por mi tierra. No va relacionado directamente con la política. Pero entrado en el tema concreto, sinceramente, no estoy en ese asunto ahora. Primero, no es una decisión mía. Puede ser que yo quiera o no quiera mi partido, o puede ser al revés. Entonces vamos a dejar tiempo. Es la respuesta de siempre, no toca ahora, como se dice. Pero de verdad que no estoy en eso. Bastantes líos tenemos como para estar pendientes de si seré candidato o no.

¿Pero se vería con ganas de continuar?

Yo ganas tengo siempre. Porque la causa es importante. Siempre Navarra ha sido un lugar de tensión por terrorismo o el intento de que seamos Euskadi. Es una tierra difícil. Y el compromiso tiene que estar ahí. Fuerza, claro que hay. Pero hay muchas variables a tener en cuenta a la hora de tomar una decisión. Y por un lado, algunos te dicen que tienes que seguir porque es muy importante y otros te están diciendo que ya llevas mucho tiempo. Otros te dicen que no habría que estar más de dos mandatos. Hay tantas cosas que hay que valorar, que en este momento lo he aparcado y estoy en lo que tengo que estar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats