La portada de mañana
Acceder
El PP desprecia el órdago de Vox y le fuerza a dar marcha atrás en su plan de "ruptura"
Contrastes de la pandemia: de la falta de restricciones al toque de queda
Opinión - ¿Sucede lo de España en algún otro país?, por Rosa María Artal

Navarra pone en marcha un programa pionero de acompañamiento para jóvenes migrantes no acompañados que cumplen la mayoría de edad

Patricia Ruiz de Irizar, Eduardo Santos y Ramrio González Martínez de Lecea

Navarra ha puesto en marcha el programa Kideak, que está dirigido a jóvenes migrantes de entre 18 y 23 años que llegaron a Navarra como menores y sin una figura adulta positiva de referencia, y que busca apoyar los procesos de autonomía y emancipación de estos jóvenes, es un recurso añadido a los ya disponibles y coloca a Navarra a la cabeza del Estado español en la respuesta a las necesidades especiales del colectivo.

Así lo ha señalado este lunes el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, en la presentación oficial de este programa experimental, que se ha producido en el Palacio de Navarra. Santos ha estado acompañado, en rueda de prensa, por la directora general de Políticas Migratorias, Patricia Ruiz de Irízar; y por Ramiro González Martínez de Lecea, coordinador responsable del programa por parte de Zabalduz.

Kideak, según ha resumido Santos, trata de dar a estas personas la atención especial que requieren para “facilitarles un tránsito con garantías a la vida adulta”. La mayoría de estos jóvenes, según la experiencia de diversas entidades que trabajan con ellos, salen de sus países de origen con una media de 16 o 17 años, y llegan a Europa con la mayoría de edad cumplida o pudiendo estar apenas unos meses en los sistemas de protección para menores. “Y no queremos dejarles solas”, ha insistido Santos. “Queremos llevar a cabo un proceso integral de acompañamiento hacia la vida independiente”.

Problemas y necesidades específicas

La particular situación de estas personas jóvenes ha sido resumida de este modo por el consejero Santos: tienen un gran potencial de aprendizaje, y así lo demuestran, pero “no tienen una red de apoyo; no conocen el idioma; están en una situación administrativa irregular, que les dificulta acceder al mercado laboral; con todo lo anterior, tienen una gran dificultad para el acceso a la vivienda; y desconocen en muchos casos los recursos existentes”.

Todos estos aspectos son los que quiere afrontar este programa experimental Kideak, que ha sido desgranado por la directora general de Políticas Migratorias, Patricia Ruiz de Irízar, quien ha destacado que las metodologías de acompañamiento empleadas están basadas en el acompañamiento y la mentoría social, “contemplando siempre cualquier intervención desde la perspectiva de género”.

Los planes individualizados de intervención entienden a estas personas jóvenes como sujetos activos de su propio proceso de cambio, y trata de facilitar su acceso a recursos institucionales y socio-comunitarios. Además, fomentan procesos de construcción conjunta de ciudadanía desde un enfoque de responsabilidad compartida.

Kideak está dirigido a jóvenes de entre 18 y 23 años, nacidos en otros países, que no tienen redes familiares en la Comunidad Foral; y podrá atender a hasta un máximo de 50 jóvenes, y puede ofrecer alojamiento a un máximo de 35.

Se plantea, también, una intervención integral de acompañamiento que ayude a estos jóvenes a superar su situación de vulnerabilidad y las dificultades especiales que se encuentran en ámbitos como el empleo, la formación, la vivienda o el acceso a otros recursos, siempre con el objetivo de favorecer la vida autónoma, en el entorno comunitario y su incorporación social.

Además de acompañamiento, ofrecerá también apoyo en el ámbito psicológico y emocional; y complementará las actuaciones que se lleven a cabo en el marco del plan individualizado de atención con las medidas que, desde el Gobierno de Navarra, puedan implementarse en los ámbitos de competencias lingüísticas; educativo y formativo-laboral; social-relacional; y vivienda pública.

Acceso a través de Menores o servicios sociales de base

El acceso al programa se llevará a cabo mediante derivación, por parte del Sistema de Protección de Menores, o a través de los servicios sociales de base, tras acreditar los requisitos para el acceso. Se priorizará a jóvenes en situación de mayor vulnerabilidad, y especialmente a mujeres víctimas de violencia de género.

Las personas que entren en el programa asumen el compromiso de participar, de manera activa, en el mismo durante un periodo de un año. No obstante, su salida podrá darse de forma anticipada si se consiguen los objetivos de autonomía; y también si no se cumplen, de forma reiterada, los compromisos adquiridos. La participación podrá ser ampliable de manera excepcional durante dos periodos de seis meses, hasta un máximo de dos años.

En esta primera fase, de 2021 a 2023, el programa Kideak será financiado por la Unión Europea a través de los fondos REACT UE FSE, y tiene carácter experimental; por lo tanto, se tendrá en cuenta la evolución y desarrollo del mismo, y se prestará especial atención a los resultados e impacto alcanzados. El objetivo es poder incluirlo, en su momento, en la Cartera de Servicios Sociales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps