La portada de mañana
Acceder
La hora de Casado: el discurso de Abascal allana el camino al 'no' del PP
El estado de alarma, principal escollo en la negociación de Sanidad con las Comunidades
Opinión - Fact-check para Trapero, por Elisa Beni

175 efectivos de Policía Municipal, Foral y Guardia Civil controlarán el cumplimiento de las restricciones en Peralta durante su confinamiento

Agentes de la Policía Foral

Más de 25 efectivos diarios entre agentes de Policía Foral, Guardia Civil y Policía Municipal de Peralta velarán por el cumplimiento de las medidas preventivas aprobadas en la Orden Foral de la Consejera de Salud para contener los contagios por COVID-19 en la localidad. La normativa, que entrará en vigor este jueves a las 00.00 horas y se extenderá durante los próximos siete días, establece restricciones en las entradas y salidas de esta localidad, y en los ámbitos de la hostelería, el comercio, las actividades deportivas y culturales y el número de personas por grupos referidas a ámbitos públicos y privados.

Navarra, preocupada por registrar su récord de contagios diarios, descarta por el momento extender el confinamiento de Peralta a otras localidades

Navarra, preocupada por registrar su récord de contagios diarios, descarta por el momento extender el confinamiento de Peralta a otras localidades

Policía Foral, Guardia Civil y Policía Municipal de Peralta forman parte de un dispositivo conjunto diseñado para supervisar el cumplimiento de la normativa y llevar a cabo labores de control en las entradas y salidas de la localidad. Solo se permitirán los desplazamientos debidamente justificados que se produzcan por la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios y a centros educativos, obligaciones laborales, profesionales o empresariales y retorno al lugar de residencia habitual. También se exceptúan desplazamientos que tienen que ver con la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables o otras causas de fuerza mayor o situación de necesidad.

Para garantizar el cumplimiento de esta medida, se establecerán dos puntos de control de entrada y salida de la localidad, además de puntos de corte de vías, de tal forma que se minimice la posibilidad de incumplimientos. Igualmente, se solicitará a todas las personas que deseen entrar o salir de la localidad los preceptivos justificantes que certifiquen los mencionados movimientos.

Los agentes también vigilarán el cumplimiento de la normativa en cuanto a aforos, ocupación de locales o grupos de personas en la localidad. En este sentido, el paquete de medidas aprobado recoge que los establecimientos hosteleros deberán cerrar a las 22:00 horas con aforos del 50% (en el interior y en terrazas). Además, los grupos de mesas, en el interior y en terrazas, no podrán superar las seis personas.

Asimismo, los mercadillos no podrán superar el 50% del aforo máximo permitido, al igual que los establecimientos y locales comerciales minoristas. También se clausurarán diferentes instalaciones deportivas, culturales y parques públicos, mientras que en el ámbito educativo rige el protocolo correspondiente. 

Asimismo, la Orden Foral incluye que la restricción de grupos de más de 6 personas (ya vigente para el ámbito público), se extiende al privado (excepto en el caso de personas convivientes).

Régimen sancionador aplicable

En lo que respecta a las sanciones por incumplimiento de la normativa, se aplicará lo establecido en el Decreto Ley Foral que unifica el régimen sancionador por incumplimiento de las medidas sanitarias preventivas ante la COVID-19 y en el que se establecen tres tipos de infracciones. Las leves, que se sancionarán con multas de entre 100 y 3.000 euros; las graves, que recogen sanciones de entre 3.001 y 60.000 euros; y las muy graves, que se sancionarán con multas de entre 60.001 y 600.000 euros.

Como se recordará, dentro de las infracciones leves, se incluyen el incumplimiento de una orden general de confinamiento y el incumplimiento de la cuarentena cuando se es contacto estrecho y se ha dado negativo. Además, también se considera infracción leve, el incumplimiento de la distancia física de seguridad en vía y pública y lugares públicos abiertos o cerrados o superar el número de personas establecido para los grupos en espacios públicos.

Dentro de las infracciones graves, se encuentra el incumplimiento de los límites de aforo o del número máximo de personas permitido y la convocatoria de actos o reuniones, incluidos los convocados a través de redes sociales, cuando de la convocatoria pudiera deducirse la intencionalidad de vulnerar las normas sanitarias.

También, como infracción grave, se recoge el incumplimiento del deber del aislamiento domiciliario en casos positivos confirmados por COVID-19 y el incumplimiento acreditado, del horario especial de apertura y cierre para establecimientos y actividades.

Las medidas incluidas en esta Orden Foral se adoptan con carácter extraordinario y urgente, para contener la alta tasa de contagios por COVID-19 del municipio, cuya incidencia en la última semana quintuplica la media de Navarra. La mayor parte de los casos están asociados a brotes de origen familiar, social y laboral.

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2020 - 19:43 h

Descubre nuestras apps

stats