Los socios de Chivite y EH Bildu tumban la enmienda a la totalidad de Navarra Suma a los presupuestos

El presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza.

Los tres socios del Gobierno de María Chivite (PSN, Geroa Bai y Podemos), además de Izquierda-Ezkerra, que apoya al Ejecutivo foral desde fuera, y EH Bildu, socio presupuestario, han tumbado, como era de esperar, la enmienda a la totalidad de Navarra Suma a las cuentas anuales del 2022, que tras el pleno de este jueves seguirán con su tramitación en la Cámara foral hasta su aprobación el 23 de diciembre en otro pleno.

Tal y como se habían comprometido, la coalición abertzale ha dado sus votos para tumbar la única enmienda a la totalidad presentada a los presupuestos del Gobierno de Navarra, la de la otra fuerza de la oposición, Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos). Finalmente ha sido tumbada con 30 votos en contra y los únicos 20 favorables de los representantes de la coalición de derechas.

Tras el rechazo a la enmienda a la totalidad de Navarra Suma, los presupuestos continuarán ahora con su trámite en comisión parlamentaria donde se votarán e incluirán aquellas enmiendas parciales que sean apoyadas por la mayoría. Los cuatro grupos que apoyan el Gobierno y el socio presupuestario EH Bildu contarán con 15 millones para incluir nuevas partidas en unas cuentas en las que ya están incluidas algunas de las propuestas de la coalición abertzale como la creación de una empresa pública de ambulancias o el refuerzo de personal de Psicología en Atención Primaria.

En el debate la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, ha defendido que se trata de "un proyecto útil, bueno para Navarra y confeccionado desde la responsabilidad y el compromiso con toda la ciudadanía" y ha afeado la actitud de Navarra Suma. "No tiene bastante con pintar de negro la realidad de nuestra tierra allá donde va que quiere derrumbar unos Presupuestos que son más necesarios que nunca", ha criticado.

Por su parte, la parlamentaria de la coalición de derechas María Jesús Valdemoros ha repetido el aviso ya lanzado anteriormente por Javier Esparza de que las cuentas nacen con las previsiones macroeconómicas mal. "A estas alturas del año es evidente que la economía no va a cerrar el año en el 6,5% de crecimiento y esto es un serio problema para el presupuesto del próximo año, porque aunque en 2022 se acerque a un crecimiento del 5%, se producirá desde una base de partida menor, dado el menor crecimiento que habrá este año", ha advertido.

El resto de grupos han lamentado la lamentado la "soledad" de Navarra Suma y su actitud frente a las cuentas anuales. El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha pedido a Navarra Suma que "cambie de estrategia, pero no por nosotros, sino por la sociedad navarra, que no se merece una oposición así". Uxue Barkos, de Geroa Bai, les ha recriminado que "llevan diez años en una propuesta de soledad en la Cámara, desde el Gobierno incapaces de sacar presupuestos y desde la oposición incapaces de llevar propuestas que los mejoren".

Desde EH Bildu, Bakartxo Ruiz ha destacado que "no deseamos la política de Navarra Suma y eso a veces es suficiente para llegar a unos consensos mínimos". Mikel Buil, de Podemos, ha calificado de "temeridad" la enmienda a la totalidad de Navarra Suma, mientras que desde Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón ha señalado que, si bien las cuentas son "mejorables", "tenemos un acuerdo presupuestario y el apoyo del 60% del arco parlamentario".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats